Enlaces accesibilidad
Operación Crucero

El expresidente de la CEOE, Díaz Ferrán, detenido por presunto delito de alzamiento de bienes

       
  • En la operación han sido detenidas, además, otras ocho personas
  •    
  • Uno de ellos es Ángel de Cabo, actual dueño de Nueva Rumasa y Marsans
  •    
  • Se han producido registros en varias provincias españolas
  •    
  • Todo parte de una querella de AC Hoteles y Meliá contra exdueños de Marsans
  •    
  • La operación Crucero continúa abierta y no se descartan más detenciones

Por
Díaz Ferrán, detenido por presuntos delitos de alzamiento de bienes y blanqueo de capitales

El expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, ha sido detenido este lunes en Madrid por un presunto delito de alzamiento de bienes y blanqueo de capitales. Hasta el momento han sido detenidas, además, otras ocho personas, una de las cuales es el actual dueño de Nueva Rumasa y del grupo turístico Viajes Marsans,  Ángel de Cabo, al que se le imputan los mismos delitos. La Policía mantiene abierta la operación Crucero, por lo que no se descartan nuevos arrestos.

Los otros siete detenidos, del entorno de Ángel de Cabo, se les acusa de ayudar a los dos primeros de ocultar sus bienes con el objetivo de evitar que fueran embargados para pagar unos 45 millones de euros a los acreedores de Marsans que acudieron a los tribunales, como Meliá, Viajes Iberojet, Pullmantur y AC  Hoteles, denuncia que investiga el juez de la Audiencia Nacional, Eloy  Velasco. 

Entre los detenidos se encuentra el consejero delegado de Nueva Rumasa,   Iván Losada, así como su secretaria, Susana M.C:; y su cuñado, Teodoro  G.O. También han sido asimismo arrestados los supuestos testaferros de  De Cabo: Rafael T.A., Carmelo José E. G., Antonio G.E. y José Enrique  P.M. Todos pasarán en los próximos días a disposición judicial.

Las detenciones se han producido en Madrid y en Valencia  y, hasta el momento, se han realizado varios registros, todos  relacionados con los delitos de ocultación  de bienes y blanqueo de  capitales, "entre otros ilícitos  penales", según informa en un comunicado la Policía. Fuentes jurídicas informan de que entre esos otros delitos también figura el de insolvencia punible.

Investigación por ocultación de bienes

La investigación judicial fue abierta a raíz de la querella presentada en enero por AC  Hoteles, Meliá, Pullmantur y el grupo Orizonia contra Díaz Ferrán, su socio  Gonzalo Pascual, ya fallecido, y contra su nuevo dueño, Ángel de Cabo, y la  empresa Possibilitum por la posible comisión de delitos de alzamiento de bienes y estafa al  no haber pagado las deudas de Marsans que avalaron personalmente y tener  bienes supuestamente suficientes para ello.

Según la denuncia, en 2010  Díaz Ferrán y Pascual avalaron con pagarés el pago de las deudas que  tenía pendiente su grupo turístico con estas compañías por importe de  "varias decenas de millones" y que finalmente no fueron abonados. Las compañías hoteleras denunciaron a los tres empresarios al   considerar que estaban ocultando a los acreedores de Marsans bienes  de  la agencia de viajes y personales para evitar así hacer efectiva  la deuda contraída con ellas, que se elevaba a 45 millones.

El juez Central de   Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco investiga desde entonces la presunta ocultación de bienes de Díaz Ferrán para no hacer frente a las deudas del grupo Marsans con sus acreedores. En concreto, dinero, bienes y propiedades como yates y apartamentos de lujo.

Marsans debe 45 millones de euros a varios hoteleros y habría además, según la Fiscalía, más de 10.000 perjudicados por la presunta ocultación del expresidente de la patronal y sus socios. El pasado mes de junio, la Administración Concursal de Viajes Marsans  consideró "inviable" pagar a los acreedores porque tanto Gerardo Díaz  Ferrán como Gonzalo Pascual (ya fallecido) se habían declarado  insolventes.

Se ocultó el patrimonio vendiendo Marsans en 2010

Los detenidos en el marco de la operación Crucero habrían ocultado presuntamente su  patrimonio vendiendo Marsans a Posibulitum Business, de la que  ejercía como administrador, el empresario Angel  de Cabo, han informado a Europa Press fuentes conocedoras de la  investigación desarrollada por la Unidad Central de Delincuencia  Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional.

Estas fuentes precisan que esta operación de alzamiento habría tenido lugar  en el año 2010. En concreto, lo que se vendió a Posibilitum fue la  sociedad que poseía las acciones de Marsans, Teinver S.A. Esta  operación se realizó presuntamente para ocultar el patrimonio real y  así evitar hacer frente a los pagarés sin fondos que Marsans venía  entregando desde 2009 a sus mayoristas (AC Hoteles, Melia, Pullmantur y el grupo  Orizonia).

Esta causa se instruye en el Juzgado Central de Instrucción número  6 de la Audiencia Nacional que dirige Eloy Velasco, quien el pasado 5  de junio emitió un auto en el que ordenaba el bloqueo del yate del  expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán, atracado en el puerto de  Barcelona, para evitar un intento de traslado de la embarcación fuera  del territorio de la Unión Europea (UE), y que tiene un valor aproximado de cinco millones de euros, informa también Efe.

Los denunciantes solicitaron también el embargo de dos apartamentos de lujo en Nueva York, una finca de 523 hectáreas en Toledo, propiedades en México, Holanda y Portugal, un Rolls Royce Phantom -cuyo precio de venta ascendía a 500.000 euros y que fue traspasado a una sociedad vinculada a De Cabo-, sociedades o la posible indemnización que Argentina les podría pagar por la expropiación de Aerolíneas Argentinas.

Otras causas contra Díaz Ferrán y De Cabo

De forma paralela a la causa de Velasco, el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz investiga a Díaz Ferrán por presunta estafa y apropiación indebida a través de Viajes Marsans. La tercera causa que tiene Díaz Ferrán en la Audiencia Nacional es la relacionada con un delito fiscal que tanto él como su  socio habrían cometido en la compra de Aerolíneas Argentinas en 2002.

El juicio está señalado para febrero y el fiscal pide para Díez Ferrán y para el ex presidente de Air Comet dos años y cuatro meses de prisión y una indemnización conjunta de 99 millones por un delito contra la Hacienda Pública.

Además, el nombre de Díaz Ferrán también aparece en uno de los informes incluidos en la causa en la que el juez de la Audiencia  Nacional Pablo Ruz investiga una presunta estafa en la emisión de pagarés de Nueva Rumasa (grupo comprado por Angel del Cabo en septiembre de 2011).

Según consta en un informe, Díaz Ferrán y De Cabo desviaron a Suiza 4,9 millones de Marsans. Esta cantidad, que fue bloqueada por la Fiscalía de Ginebra, procedería de fondos remitidos desde la  filial irlandesa de Marsans Astra Worldwide International a la  sociedad Aszendia Asociados 21, propiedad de Angel de Cabo.

En mayo, el Juzgado de lo Mercantil número 9 de Madrid declaró a Díaz Ferrán culpable de la quiebra de Seguros Mercurio y le impuso a él y a su socio Gonzalo Pascual 15 años de inhabilitación para administrar bienes ajenos, así como el pago de 12,1 millones para cubrir deudas de la aseguradora. 

Este mismo juzgado tiene previsto interrogar el próximo miércoles a Díaz Ferrán en calidad de imputado por la aprobación de un crédito de 26,6 millones que Caja Madrid le concedió. El día 5 también está prevista la comparecencia como imputado del ex presidente de la entidad, Miguel Belsa.

Noticias

anterior siguiente