Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Aunque ya han pasado 13 años de la desaparición, el caso de la niña Madeleine McCann sigue abierto y Scotland Yard ha seguido varias líneas de investigación. Ahora, la Fiscalía alemana pone el foco en un sospechoso de 43 años y con antecedentes penales, por lo que la familia de la niña espera que por fin se aclare qué pasó con su hija.

Vuelco en la investigación del caso Madeleine McCann, la niña británica que desapareció en 2007 en el Algarve, Portugal. La policía alemana señala como sospechoso a un hombre de 43 años, actualmente en la cárcel y los investigadores apuntan a que la niña estaría muerta.

Han pasado 13 años y un mes ya de la desaparición de Maddie y miles de horas de investigación. Ahora, Scotland Yard y la Policía Criminal alemana creen estar ante la pista buena: un recluso alemán de 43 años, que cumple condena por un delito de abusos sexuales a menores y con un historial de delitos sexuales, asaltos a hoteles y tráfico de drogas.

Entonces tenía 30 años y había vivido desde 1995 hasta 2007 en una casa a 15 kilómetros entre Lago y Praia da Luz. La policía tiene constancia de que el 3 de mayo estaba en la zona porque recibió una llamada en su móvil portugués de otro móvil portugués que han hecho público para intentar encontrar a ese testigo, quizá encubridor y quien sabe si colaborador.

Un juez ha condenado a cuatro de los cinco integrantes de la manada de Pamplona a un año y medio de prisión por abusar sexualmente de una joven en Pozoblanco, en Córdoba. A eso suma entre 14 meses y tres años de cárcel por un delito contra la intimidad. La sentencia rechaza el delito de agresión sexual que pedía la acusación popular para uno de los acusados, porque argumenta que no existe indicio de violencia o intimidación.

La Fiscalía alemana ha abierto una investigación contra un hombre alemán de 43 años y con condenas previas por abusos sexuales a menores por el presunto asesinato de la niña Madeleine McCann en el Algarve portugués en 2007. Las autoridades alemanas trabajan con la hipótesis de que la pequeña de casi cuatro años cuando desapareció está muerta.

Cuatro miembros de La Manada, condenados a 18 meses de prisión por abusos sexuales por lo ocurrido en Pozoblanco, Córdoba, una pena muy inferior a los seis años que pedía la Fiscalía. El juez también les condena con entre 16 meses y tres años por un delito contra la intimidad al difundir un vídeo con lo ocurrido. Los hechos sucedieron dos meses antes de los Sanfermines 2016.

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha defendido la decisión del cese del coronel Diego Pérez de los Cobos como jefe de la Comandancia de Madrid por parte del Ministerio del Interior por la pérdida de confianza en un cargo de libre designación. Asimismo, Montero ha respaldado la libertad del ministro Fernando Grande-Marlaska y de la directora de la Guardia Civil para formar a sus equipos y ha advertido que seguirá habiendo renovaciones.

El Ministerio de Interior reconoce que la destitución del coronel Diego Pérez de los Cobos como jefe de la Comandancia de Madrid fue por no informar de las investigaciones de la Guardia Civil, entre ellas la del 8-M. Así aparece en la propuesta de cese a la que ha tenido acceso TVE; un documento que contradice al ministro Fernando Grande-Marlaska, que lo atribuyó a una reestructuración de equipos. La oposición le acusa de mentir y pide su dimisión.

La juez que investiga la manifestación del 8M, Carmen Rodríguez-Medel, ha rechazado imputar en esta causa al presidente del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, (CCAES) Fernando Simón, porque, alega, ya ha sido denunciado en otros juzgados. Por otro lado, la Abogacía del Estado ha remitido un escrito a la jueza que investiga al delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, por permitir la manifestación del 8-M en el que critica el informe "con claro sesgo acusatorio" de la Guardia Civil y "las continuas sospechas y comentarios suspicaces" que contiene.

La Abogacía del Estado considera que el informe elaborado por la Guardia Civil sobre la manifestación del 8M "no analiza evidencias científicas" y es "de claro sesgo acusatorio", en un nuevo recurso presentado a la juez titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez Medel, al que ha tenido acceso TVE, en el que pide que se anule la declaración como imputado del delegado del Gobierno, José Manuel Franco, por prevaricación administrativa al haber autorizado la marcha.

La Abogacía del Estado considera que el informe de la Guardia Civil sobre la marcha feminista del 8M tiene "un claro sesgo acusatorio", según un nuevo recurso presentado a la juez Carmen Rodríguez Medel, que instruye la investigación por la que el delegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid, José Manuel Franco, ha sido citado a declarar como investigado por prevaricación al haber autorizado la marcha. Por su parte, la asociación que representa a la acusación en este caso ha pedido que se impute además al director del Centro de Emergencias y Alertas Sanitarias, Fernando Simón, por desobedienca y denegación de auxilio. Mientras, se han producido tres salidas de altos cargos de la Guardia Civil, tras el cese de, coronel Diego Pérez de los Cobos en la Comandancia de Madrid "por pérdida de confianza", se produjo la dimisión de su número dos, Laurentino Ceña y después ha sido relevado el número tres, el teniente general Fernando Santafé. [Coronavirus: última hora en directo]

El director Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad (CCAES), Fernando Simón, ha asegurado este jueves desconocer de qué trata la denuncia que ha interpuesto la Asociación contra la Gestión del Coronavirus contra él. "Ahora mismo no estoy para centrarme en este tipo de cosas. [...] Ahora estoy centrado, al igual que todo el ministerio, en hacer nuestro trabajo lo mejor que podamos. Estamos dejándonos la piel en ello", ha advertido.