Enlaces accesibilidad

Zapatero anuncia que la "subida moderada" de impuestos rondará los 15.000 millones de euros

Por
Zapatero dice que la subida de impuestos supondrá el 1,5% del PIB
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha señalado que el objetivo de la anunciada subida "moderada" de impuestos ,que estará por debajo del 1,5% del PIB (15.000 millones de euros), es garantizar las necesidades de protección social y de la inversión en infraestructuras.

Sin concretar la forma en que se desarrollará esa revisión impositiva, Zapatero ha explicado además que esta reforma ayudará a reducir el déficit para volver a la estabilidad presupuestaria.

Ha realizado este anuncio en su comparecencia extraordinaria (pdf) en el Congreso a petición propia, donde ha destacado que tanto en los Presupuestos Generales del Estado de 2010 como en la Ley de Economía Sostenible se producirán algunos ajustes fiscales, a la alza o a la baja, aunque ha admitido que globalmente supondrán una subida moderada de la presión fiscal.

Ha insistido en que no habrá modificación de los tipos que gravan las rentas del trabajo y que las subidas estarán basadas en criterios de eficiencia y equidad fiscal. "Voy a pedir un esfuerzo especial a los ciudadanos que más tienen con la idea básica de la solidaridad", ha señalado el presidente.

Zapatero también considera necesarios los "recortes en el gasto público" pero no cree que sea la clave para salir de la crisis. En este sentido, ha anunciado una reducción del 6% del gasto de los ministerios y una disminución de los gastos extraordinarios en medidas para salir de la crisis.

No es de la misma opinión el líder de la oposición, Mariano Rajoy, que, en una intervención muy crítica, ha ofrecido un pacto para bajar el gasto de la Administración, a cambio de que no se suban los impuestos. 

En su réplica, Zapatero le ha convocado para estudiar conjuntamente la situación de las cuentas públicas.

Ante las críticas de improvisación que han vertido el líder popular y el resto de grupos de la Cámara en relación a medidas como la ayuda de los 420 euros a los desempleados que hayan perdido su subsidio, Zapatero ha contestado que "no es improvisar sino gobernar con capacidad de rectificación". 

"Mejoría suave" de la economía

El jefe del Ejecutivo ha iniciado su alocución destacando una "mejoría suave" de los indicadores económicos y síntomas de menor deterioro en el empleo.

Aunque ha reconocido que la recuperación total es "incierta", la situación económica ya es "menos acuciante", en su opinión. Cree, como ya dijo recientemente, que lo peor de la crisis ha pasado ya

En este sentido y ante las opiniones que aseguran que la recuperación de la economía española será más tardía que la del resto de países, el presidente ha señalado que "las advertencias son dignas de consideración" pero todo dependerá, ha aseverado, de "la energía y el acierto en las medidas que se pongan en marcha".

Zapatero ha advertido, eso sí, que tardaremos en digerir las consecuencias de esta crisis económica, que sólo se superará, ha añadido, cuando la recuperación se asiente y se vuelva a crear empleo de forma estable.

Protección social reforzada, objetivo nacional

Zapatero ha señalado que la cohesión social y el refuerzo de la protección social es un gran objetivo nacional. En este sentido ha destacado la importancia de la nueva prestación por desempleo para los parados que pierdan su subsidio (medida que ha se ampliado a todos los desempleados sin prestación desde el 1 de enero de 2009).

El jefe del Ejecutivo ha reconocido que hasta que no se normalice el sector inmobiliario en nuestro país no será posible la recuperación total.
Cree que el objetivo a medio plazo del sector inmobiliario es "alcanzar un mercado estable" con unas 400.000 ventas de viviendas al año.

En este sentido, ha puesto de manifiesto la necesidad de modificar el patrón productivo en España para salir de la recesión. La transformación de los sectores productivos tradicionales y la creación de otros nuevos es el "único camino" para el Ejecutivo.
 
Ley de Economía Sostenible, receta para salir de la crisis

Las bases de ese nuevo modelo productivo se concentrarán en la Ley de Economía Sostenible que se sentará sobre tres bases: la sostenibilidad económica, medioambiental y social.

"Esta Ley será un revulsivo para la reactivación económica", ha planteado el presidente, para quien es "imprescindible" mantener la "paz social" con los interlocutores sociales (empresarios y sindicatos). En este sentido, ha señalado que el diálogo social seguirá siendo un "elemento estratégico" de su política.

Espera que el diálogo entre sindicatos y empresarios "tenga el mayor alcance posible". Por último, ha confiado en la "capacidad y vitalidad" de la sociedad española para salir de la crisis y ha resaltado su receptividad a los planteamientos de otros grupos para dar salida a la negativa coyuntura económica.

Noticias

anterior siguiente