Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El expresidente de la UEFA y antigua estrella del fútbol francés Michel Platini permaneció durante 15 horas detenido para ser interrogado por un caso de presunta corrupción en la atribución a Catar del Mundial de 2022.

La Fiscalía Nacional Financiera trata de determinar si el exnúmero 10 de la selección francesa y de la Juventus de Turín participó de forma irregular en la compra de votos para que el país del Golfo Pérsico fuera designado sede de esa competición.

Platini, que en tres días cumplirá 64 años, llegó a los locales de la Brigada Anticorrupción, en la localidad de Nanterre, a las afueras de París, sobre las 9:30 horas y ha sido puesto en libertad después de las 00:30 horas de este miércoles, momento en el que abandonó el lugar acompañado de su abogado William Bourdon.

El hombre que dirigió la UEFA entre 2007 y 2015 se encuentra apartado del mundo del fútbol desde hace casi cuatro años, sancionado por las instancias de la FIFA por el cobro irregular de 1,8 millones de euros.

La detención de Platini se produce a pocos meses de que en octubre próximo expire la sanción y pueda volver a ocupar funciones relacionadas con el fútbol.

En el espacio "Vamos a cambiar el mundo", en colaboración con la plataforma social Change.org, hoy abordamos una petición que denuncia la campaña puesta en marcha por la UEFA para captar voluntarios que participen en el espectáculo inaugural de la final de la Champions League, que se celebra este sábado en Madrid. Carles Mesa charla con César Casares, presidente de la Asociación de Profesionales de la Danza en la Comunidad de Madrid (https://www.change.org/UEFArectifica).

La FIFA, Federación Internacional presidida por Infantino, ha aprobado hoy la creación de un nuevo Mundial de Clubes para 2021, que se jugaría en las fechas de la Copa Confederaciones, junio. Pero la UEFA, Federación europea, se opone. Y también la asociación de clubes, que reune a todos los importantes de Europa. Han enviado una carta a la FIFA en la que dice que ninguno de sus 232 miembros va a participar. Para convencerles la FIFA cuenta con el respaldo de inversores asiáticos y árabes, dispuestos a poner 22.100 millones de euros.