Enlaces accesibilidad

El BCE dejará de aceptar bonos griegos como garantía en sus operaciones tras completar el rescate

  • Grecia concluye su programa de rescate el próximo 20 de agosto y entonces deberá financiarse en el mercado
  • Desde 2010, Grecia ha recibido casi 300.000 millones de euros en tres programas de asistencia financiera

Por
A partir del 21 de agosto, el BCE aplicará sus requerimientos mínimos de calidad crediticia a la deuda emitida o garantizada completamente por Grecia
A partir del 21 de agosto, el BCE aplicará sus requerimientos mínimos de calidad crediticia a la deuda emitida o garantizada completamente por Grecia EFE/Ronald Wittek

Termina el periodo de excepciones económicas para Grecia a partir del próximo 20 de agosto, día en el que concluye su programa de rescate. A partir de entonces, el Banco Central Europeo (BCE) dejará de aceptar bonos soberanos griegos como garantía en sus operaciones de refinanciación, tal como ha informado el organismo este viernes. De este modo, los bancos del país heleno perderán su acceso al dinero barato del BCE mediante el uso como colateral de los bonos soberanos griegos y deberán financiarse en los mercados de capitales.

La entidad monetaria europea había hecho una excepción y aceptaba los bonos soberanos griegos como garantía desde junio de 2016, pese a que no tenían la calificación de riesgo mínima necesaria, porque Grecia estaba en un programa de rescate de la Unión Europea (UE) y del Fondo Monetario Internacional (FMI).

A partir del 21 de agosto, el BCE aplicará sus requerimientos mínimos de calidad crediticia a la deuda emitida o garantizada completamente por Grecia. Asimismo, los bancos griegos deberán presentar otros activos como garantía para poder recibir financiación del BCE. 

Un acuerdo histórico

Después de casi diez horas de negociaciones, el pasado 21 de junio los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona alcanzaron un acuerdo para cerrar el tercer rescate griego y poner punto y aparte a ocho años de ayudas económicas al país heleno.

Desde 2010, Grecia ha recibido casi 300.000 millones de euros en tres programas de asistencia financiera acordados en 2010, 2011 y 2015 a cambio de duras reformas estructurales y ajustes fiscales. La firma del acuerdó histórico se produce ante las garantías de que el país gobernado por Alexis Tsipras ha cumplido con las 88 medidas exigidas por la eurozona.

Grecia se ha comprometido a implementar una estrategia de crecimiento y a mantener un superávit del 3,5% de su PIB hasta 2022 -ahora es del 0,8%- para después permanecer en línea con las normas comunitarias, lo que, según los cálculos de la Comisión, implicaría mantenerlo en el 2,2% hasta 2060. El crecimiento de su PIB alcanzó en 2017 el 1,4% y se espera que aumente más este año, hasta el 1,9%, y el 2,3% en 2019.

Esta semana Grecia colocó 812,5 millones de euros en Letras del Tesoro con vencimiento a tres meses a un interés del 0,65%. Por su parte, la rentabilidad del bono griego a diez años es entorno al 4% y la prima de riesgo de algo más de 350 puntos básicos.

¿Cómo podrán financiarse los bancos griegos?

Los bancos griegos podrán financiarse a través del Banco de Grecia mediante la llamada provisión urgente de liquidez, que son créditos más caros que los del BCE.

Los bancos de la zona del euro pueden recibir créditos del banco central a través de la operaciones de refinanciación del BCE y, de forma excepcional, a través de la provisión urgente de liquidez que realiza el banco central nacional a bancos solventes que tengan problemas temporales de liquidez.

El tipo de interés de esta provisión urgente de liquidez es actualmente del 1,5% y es una tasa anual, muy superior al mínimo histórico del 0% al que presta el BCE en estos momentos.

La responsabilidad para la provisión urgente de liquidez corresponde al banco central nacional, lo que implica que habrán de asumir los costes y los riesgos que pudieran derivarse de la provisión urgente de liquidez.

El Consejo de Gobierno del BCE tiene competencia para limitar las operaciones de provisión urgente de liquidez si considera que interfieren en los objetivos y tareas del Eurosistema.

Noticias

anterior siguiente