Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Es la primera vez que se produce en España un incendio como el de Sierra Bermeja, en Málaga. Son los llamados fuegos de sexta generación, muy dificiles de extinguir. Grecia y Turquía los han sufrido con especial virulencia este verano. Un equipo del Telediario ha hablado con algunos de los militares españoles que colaboraron en su extinción.

Hace un año se desataron las llamas en el campamento de refugiados de Moria en la isla griega de Lesbos. El incendio se desató por la noche y dejó sin refugio a las 12.000 personas que vivían hacinadas en un campo pensado para 3.500. Muchas viven ahora en este nuevo campo de Kara Tepe. El nuevo campo está alejado de todo y solo pueden salir en horarios muy reducidos

El Gobierno argelino habla de desastre en el norte del país, donde los incendios se han cobrado la vida de más de 70 personas. Hay 22 presuntos pirómanos detenidos y se investiga el linchamiento de un hombre, confundido con uno de ellos. Mientras, en Italia se ha evacuado a una veintena de familias de Tívoli, en la periferia de Roma, aunque los incendios más graves están en Sicilia, Cerdeña y Calabria. Por otra parte, no es el fuego sino el agua lo que preocupa en Turquía. Las inundaciones en zonas del Mar Negro han causado una treintena de muertos.

Foto: Dos hombres combaten el fuego al este de Argel, Argelia (REUTERS/Abdelaziz Boumzar)

Se están viviendo grandes incendios forestales por todo el Mediterráneo, especialmente en Grecia, Turquía o Italia. Por el momento ninguno de ellos azota España, como el que se vivió en Galicia en 2017, pero tampoco ese se acerca a lo que están viviendo esos países. Los expertos ven posible uno de esos megaincendios en España. En ellos influyen varios condicionantes, como el estado de los bosques. También las condiciones climáticas: estos fuegos suelen darse con olas de calor prolongadas, con fuertes vientos y baja humedad. Por el momento el azar se ha puesto de nuestra parte, pero los expertos dicen que es cuestión de tiempo que este escenario suceda, de ahí que haya que reforzar la prevención de incendios. Foto: Kostas Tsironis / EFE / EPA.

Decenas de muertos en los 70 incendios activos que azotan el norte de Argelia. Entre ellos 25 soldados que ayudaban en las labores de extinción y salvaron a cien personas. En Grecia, la llegada de más medios aéreos, entre ellos un hidroavión español que operaba en Turquía, da cierto respiro a la isla de Eubea y el Peloponeso. En Turquía solo queda un foco activo después de dos semanas en las que las llamas han azotado el sur y oeste del país. Otro punto destacado es Italia, en concreto Calabria y las islas de Sicilia y Cerdeña, donde también combaten el fuego. Las llamas siguen avanzando y podrían llegar a parques naturales.

Se cumplen ocho días de incendios que han arrasado un tercio de la isla griega de Evia. Los bomberos y los vecinos siguen luchando por erradicar el fuego.

En la isla hay un ambiente de enfado generalizado contra el Gobierno, al que se critica por no haber actuado antes para frenarlos.

Foto: Un voluntario local en labores de extinción de un incendio en Grecia EFE/KOSTAS TSIRONIS

La isla de Evia (la Eubea de la Antigüedad) continúa siendo el epicentro de la mayor catástrofe ecológica de la historia de Grecia.

Por octavo día consecutivo, bomberos y vecinos luchan contra las llamas con lo que pueden (mangueras domésticas, mantas, palas o rastrojos) para evitar que el fuego llegue a las viviendas, que amenazan tres aldeas al norte de la isla, la segunda mayor del país.

De momento, el fuego ha convertido en cenizas más de 45.000 hectáreas de tierra y bosque en Evia, destruyendo miles de casas y provocando la evacuación de al menos 2.000 personas, entre turistas y residentes.

La ola de incendios en Grecia, con más de medio millar de fuegos y 65.000 hectáreas quemadas, ha puesto de manifiesto la falta de medios, especialmente los aéreos.

El primer ministro, Kyriakos Mitsotakis, pidió perdón este lunes por cualquier "debilidad" y ha prometido que se depurarán responsabilidades. En Atenas, el lunes hubo una manifestación de protesta frente al Parlamento. 

Foto: ANGELOS TZORTZINIS / AFP

Estos días en Grecia han ardido casi 60.000 hectáreas, pasto de los incendios que asolan el país heleno. Conocemos la situación de la mano del capitán Reinaldo Fernández Boyero, que se encuentra desplegado allí con el 43 Grupo de las Fuerzas Aéreas del Ejército del Aire. "Tenemos desplegada una aeronave anfibia y estamos operando desde un aeropuerto al oeste de Atenas", explica el capitán. "Nos hemos encontrado varias zonas distribuidas a lo largo del país con incendios descontrolados, se están intentando focalizar el trabajo de todos los medios aéreos desplegados en la isla de Eubea", apunta. La visibilidad es muy baja en la zona debido al humo: "Ayer esto no nos permitió trabajar en la isla de Eubea. Como hay más focos, pudimos repartir ese trabajo. El problema es que, donde más interesaba, que es la isla, no se pudo trabajar", lamenta Fernández Boyero. España está en el mecanismo de cooperación 'Rescue', que se activa a través de la Comisión Europea. En estos momentos hay un avión desplegado en los incendios activos en Turquía y otro en Grecia. "Cuando ves el resultado desde el aire de un incendio forestal te llena de tristeza, esa agresión al medio natural tan devastadora", dice el capitán.

¿Cómo se coordinan los medios de diferentes países que trabajan en la zona? "Es verdad que el hecho de que haya varios países trabajando puede llegar a entorpecer el flujo de trabajo al que estamos acostumbrado. Pero es también algo muy interesante y ver los procedimientos que utilizan. Todas las mañanas, todas las tripulaciones nos ponemos cara", cuenta el responsable del 43 Grupo de las Fuerzas Aéreas del Ejército del Aire, que asegura que tanto las instituciones como los habitantes de la zona "se han volcado" con ellos.

Las olas de calor y las sequías complican la extinción de incendios en todo el mundo. Con el cambio climático, son más devastadores y más difíciles de apagar. En este momento hay incendios muy preocupantes en California (EE.UU.) en la Columbia Británica (Canadá).

La provincia rusa de Yakutia, en Siberia, sufre la mayor sequía en siglo y medio con decenas de incendios y el humo ha llegado al Polo Norte. También hay fuegos en Sicilia y Cerdeña (Italia), en Grecia desde hace varios días, y en Turquía, dónde por fin comienzan a remitir.

Foto: Un residente local lucha contra el fuego en un pueblo de la isla de Evia, Grecia EFE/EPA/KOSTAS TSIRONIS

Grecia continúa luchando contra los incendios forestales en la isla de Evia (la antigua Eubea), la segunda mayor del país. Este lunes las llamas han rodeado al menos ocho pueblos en el norte, y en el sur se combaten las llamas en otras tres poblaciones.

Durante la noche los residentes de varias aldeas tuvieron que ser evacuados nuevamente desde las playas en ferris y barcos de la Armada.

Las labores de extinción son complicadas porque el humo limita la visibilidad y las turbulencias generan una extremada carga térmica que dificulta la actuación de los aviones antiincendios. Además, el viento cambia continuamente de dirección.

También continúan los problemas de abastecimiento de electricidad en la isla y muchas carreteras se han vuelto intransitables.

ANGELOS TZORTZINIS / AFP

Las laderas del monte Parnés, a unos treinta kilómetros de Atenas, han ardido por completo. Todavía permanecen en la zona varias dotaciones de bomberos para vigilar posibles rebrotes del fuego y apagar los rescoldos. En los suburbios del norte de Atenas han ardido más de siete mil hectáreas de las hasta 50.000 que se podrían haber quemado en Grecia en los últimos días. También se han quemado centenares de viviendas. En Grecia no es habitual tener un seguro de casa, salvo que se esté pagando hipoteca, así que las ayudas prometidas por el Gobierno serán fundamentales.

Foto: Una casa quemada cerca de la localidad de Drosopigi, al norte de Atenas (REUTERS/Costas Baltas)

La isla griega de Evia, la Eubea de la antigüedad, sigue ardiendo. Más 200.000 han sido evacuadas. El Gobierno asegura que las fuerzas antincendios se han reforzado con 17 aviones, centrados en las zonas residenciales, aunque destacó que la extinción es "extremadamente complicada" por la fuerza y dirección de las rachas de viento, las turbulencias y el denso humo, que dificulta la visibilidad.

Durante días vecinos y autoridades desesperados han acusado al Gobierno de haber utilizado el discurso de "salvar vidas, no casas", para abandonarles durante días, con la evacuación como casi única herramienta, así como de priorizar la región capitalina de Ática.

En Turquía, los incendios comienzan a ser controlados gracias a las lluvias. El presidente Erdogan asegura que es la peor temporada de incendios en la historia del país. Han muerto ocho personas.

En todo el Mediterráneo oriental la ola de calor ha provocado incendios nunca vistos.
Foto: ANGELOS TZORTZINIS / AFP

Grecia espera que el retroceso del incendio en los suburbios del norte de Atenas y el apoyo extranjero le permita poner bajo control este domingo las decenas de incendios aún activos, tras casi una semana de la que ya es la mayor catástrofe ambiental del país.
Aunque las autoridades no los dan por controlados y temen que en cualquier momento una chispa les devuelva a la casilla de salida, casi todos los frentes han sido reducidos, a excepción del de Evia (la antigua Eubea), la segunda mayor isla de Grecia, donde el fuego sigue avanzando a sus anchas y su parte norte, incluyendo miles de hectáreas de bosque virgen, ha sido reducida a cenizas.

Foto:  EFE/EPA/ORESTIS PANAGIOTOU

Los incendios forestales que desde hace seis días arrasan amplias zonas de Grecia retroceden este domingo en todos los frentes, salvo en la isla de Eubea.

Aunque las autoridades aún no los dan oficialmente bajo control, las labores de extinción han conseguido reducir notablemente algunos de los focos más graves, como los de los suburbios del norte de Atenas, Élide, en el Peloponeso, y Fócida, en el centro del país.

Miles de edificios han quedado reducidos a cenizas, así como miles de hectáreas forestales, incluido uno de los últimos pulmones verdes de la capital.

En Eubea, la segunda mayor isla de Grecia, han sido evacuadas nuevas poblaciones, y ya son casi 50. Los vecinos critican la falta de medios de extinción y que se recurra a evacuaciones forzosas. El Gobierno griego ha agradecido la solidaridad recibida desde el exterior. 

Foto: ANGELOS TANGELOS TZORTZINIS / AFP

Los incendios que arrasan Grecia desde hace una semana han calcinado miles de edificios y de hectáreas de bosque. El humo es visible desde los aviones que sobrevuelan el espacio aéreo griego.
Varibobi, un suburbio verde de Atenas, a 20km de la capital, las llamas han arrasado más de un centenar de viviendas y negocios.

Los bomberos griegos trabajan en varios frentes, tanto en el Peloponeso como en la isla de Eubea, y reciben ayuda internacional.

Foto: ANGELOS TZORTZINIS / AFP
 

Solo en la isla de Eubea y en Ática han ardido 27.000 hectáreas y centenares de personas han tenido que ser evacuadas. Preocupan sobre todo los focos que amenazan a nucleos urbanos a las afueras de la capital, Atenas. Los vecinos que han podido volver a sus casas han comprobado la voracidad de las llamas.

Foto: Bomberos combaten el fuego en un área montañosa cerca de Atenas (EFE/EPA/KOSTAS TSIRONIS)

El fuego ha arrasado miles de hectáreas. El servicio de bomberos ha informado que en las últimas horas ha dado respuesta a 426 incendios en zonas urbanas, 91 incendios forestales y ha recibido más de 90 llamadas pidiendo ayuda y asistencia. De momento, el fuego ha dejado una víctima mortal, un hombre de 38 años que murió por la caída de un poste eléctrico de alta tensión mientras participaba en la extinción del incendio de los suburbios del norte de Atenas como bombero voluntario. Además, hay dos bomberos en estado crítico por quemaduras en las vías respiratorias.

Foto: Dos personas combaten el fuego en un área forestal de Tatoi, cerca de Atenas (EFE/EPA/KOSTAS TSIRONIS)

En Grecia, empeora la situación de los fuegos que azotan al país. La región capitalina de Atica es la más afectada. Los gobernadores de las zonas afectadas piden ayuda urgente al Gobierno para tratar de hacer frente a las llamas que devoran bosques y viviendas al norte de Atenas. Nos desplazamos con la enviada especial de RTVE, Marian Serén, a una de las zonas afectadas, a 20 kilómetros de Atenas, donde la situación se complica por momentos.

Equipos de la comunidad internacional siguen incorporándose para combatir esos incendios. Entre ellos, España, que ha decidido enviar un avión anfibio y un equipo de la UME. Los bomberos concentran sus esfuezos en el área mas poblada, al norte de Atenas, donde la calidad del aire en la ciudad es complicada debido al humo de los incendios forestales que está llegando a los suburbios de la ciudad. También continúa siendo grave la situación en el Peloponeso, donde hay fuegos cerca de Olimpia y Esparta, y en la isla de Eubea, donde los fuertes vientos están llevando el fuego hacia el suroeste tras arrasar el norte de la isla. 600 personas han tenido que ser evacuadas esta noche.

Los incendios han dejado una víctima mortal, un hombre de 38 años que falleció por la caída de un poste eléctrico de alta tensión mientras participaba como voluntario en labores de extinción. Dos bomberos en estado crítico por quemaduras en las vías respiratorias. Hasta el momento hay 3 personas detenidas, entre ellas un hombre en el Peloponeso acusado de varios incendios premeditados.

Informan Marian Serén y Beatriz Gajate.

Se recrudece la situación de los incendios en Italia, Grecia o Turquía y el tiempo no ayuda. Este viernes 6 de agosto, al menos dos personas han fallecido como consecuencia de un fuego declarado en la región italiana de Calabria Grecia ha entrado en alerta máxima por fuertes vientos, que ayudarán a que baje un poco la temperatura pero amenazan con reavivar focos, en este sentido las consecuencias de las llamas se han cobrado también la primera víctima en Grecia.

Informa Víctor Paredes. 

La lucha contra los incendios forestales en Grecia continúa, dificultada por el viento y las altas temperaturas. La mitad del país está en riesgo extremo de incendios. El jueves se declararon 99 nuevos fuegos que se sumaron a los 145 activos. 

Centenares de bomberos y soldados, con la ayuda de medios terrestres y aéreos, luchan en varios frentes en la zona norte de Atenas, donde este jueves se reavivaron incendios que ya se creían controlados, llevándose por delante los árboles que se habían salvado del primer fuego hace tres días.

La batalla contra las llamas ha sido similar en la isla de Eubea, donde no ha habido tregua desde que estallaron los primeros incendios y centenares de personas tuvieron que ser rescatadas desde las playas.

También en la península del Peloponeso los incendios siguen sin dar tregua, con especial énfasis en la zona de Ilia. Cerca del recinto arqueológico de Olimpia la evolución es mejor y los restos de la ciudad donde en la Antigüedad se celebraban los Juegos han podido salvarse.

En un mensaje televisado, el primer ministro, Kyriakos Mitsotakis, ha asegurado que la situación no tiene precedentes en las últimas décadas, y que la ola de calor ha convertido Grecia en "un polvorín".

Foto: EFE/EPA/KOSTAS TSIRONIS

En Atenas se han disparado las alarmas, varios incendios se acercan peligrosamente a la capital. Las altísimas temperaturas y el viento hacen muy difícil el trabajo de los bomberos, también en Turquía donde, ocho días después, sigue habiendo incendios fuera de control. Miles de personas han sido evacuadas. En Grecia hay 40 incendios activos de los 81 registrados mientras que en Turquía hay otros 11 sin control. Las evacuaciones continúan en los dos países. En Turquía llevan ocho días luchando contra el fuego de la costa sur-suroeste. Quinientos bomberos y decenas de policías y voluntarios trabajan a destajo a las afueras de Atenas. Varios incendios amenazan cuatro barrios al norte de la capital griega.

Las llamas siguen a las puertas de Atenas, aunque la situación empieza a estar controlada. Grecia está sufriendo la peor ola de calor en décadas, con temperaturas sostenidas por encima de los 40 grados. Hablamos con Babis Kokosis, periodista griego, que se encuentra en Atenas. "La situación está mucho mejor con respecto a ayer, aunque se ha amanecido con un escenario de pesadilla en la capital", explica. Los incendios, un frente de unos 15 kilómetros, se produjeron ayer durante la primera hora de la tarde. Se han quemado unas 1.500 hectáreas y, al tratarse de una zona complicada -urbana y boscosa- era un incendio bastante peligroso con consecuencias muy graves para el suministro de luz y agua: "Varias zonas de la zona metropolitana de Atenas y de Ática se han visto sin agua, sin electricidad, durante varias horas". Ayer también se cortó el tráfico en la autovía principal entre Atenas y Tesalónica. El balance hasta ahora se salda con, al menos, 80 viviendas totalmente destrozadas por las llamas y centenares más que se han visto afectadas por las llamas en la zona norte metropolitana de la capital. "Se produjeron 80 fuegos. Uno, en la isla de Eubea, a unos 150 kilómetros de Atenas sigue sin control y es el incendio que más preocupa ahora mismo". Kokosis alerta que las condiciones climáticas en estos momentos son extremas en Grecia: "Ayer la temperatura alcanzó los 44 grados [...] Ya han surgido algunas fuertes críticas. En Atenas no intervinieron los medios aéreos de forma inmediata. Es prematuro ahora mismo atribuir responsabilidades".