Anterior Detenido un activista por escribir en las redes "Los Borbones a los tiburones" Siguiente El PNV permitirá la tramitación de los presupuestos al no presentar enmienda a la totalidad Arriba Ir arriba
Estados Unidos, Francia y Reino Unido lanzan un ataque con misiles contra Siria

Estados Unidos, Francia y Reino Unido bombardean Siria por el presunto ataque químico en Duma

  • Occidente acusa al régimen de Al Asad de estar detrás de este suceso 

  • Se han destruido un centro de investigación y dos depósitos de armas químicas 

  • Han combinado bombardeos aéreos y misiles desde buques en el Mediterráneo

  • Rusia dice que esta ofensiva "tendrá consecuencias"

|

Estados Unidos, Francia y Reino Unido han bombardeado la madrugada de este sábado posiciones del régimen de Bachar al Asad como represalia por el presunto ataque químico en Duma del que culpan al Gobierno sirio.

Washington y sus aliados europeos lanzaron tres ataques en los que destruyeron, según han informado los propios países, instalaciones asociadas al programa de armamento químico de Damasco a través de bombardeos aéreos y de misiles proyectados desde buques en el Mediterráneo, pero también desde aviones tripulados.

Fue un ataque "único", según ha afirmado el Pentágono, para disuadir a Al Asad de utilizar armas químicas en el futuro, que ha durado alrededor de una hora y media y que ha sido condenado tanto por Siria como Rusia. Según el Ejército ruso, los bombardeos no han dejado ninguna víctima ni civil ni militar. El Ejército sirio, por su parte, señala que hay tres heridos civiles en la provincia de Homs, recoge Efe.

El Ejército sirio ha asegurado que las fuerzas de Defensa Antiaérea derribaron "la mayoría" de los 105 misiles que lanzaron los aliados. Rusia, por su parte, ha confirmado que no empleó sus sistemas de defensa antiaérea desplegados en Siria para repeler el ataque. "Ningún misil (aliado) entró en la zona" defendida por el país.

Trump anunció el ataque a Siria de madrugada

El ataque a Siria se daba por hecho después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, condenara el presunto ataque químico, señalara a Al Asad como responsable del mismo y cancelara su viaje a la Cumbre de las Américas.

"Hace un momento, he ordenado a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos lanzar ataques de precisión contra objetivos asociados a las capacidades de armamento químico del dictador sirio, Bachar al Asad", aseguró el presidente estadounidense, Donald Trump, en una comparecencia desde la Casa Blanca.

"Una operación conjunta con las fuerzas armadas de Francia y el Reino Unido está en marcha en estos momentos", dijo minutos después de las 21.00 hora local (03.00 del sábado hora peninsular española).

 El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante la rueda de prensa.

Mientras, el presidente francés, Emmanuel Macron, confirmaba al mismo tiempo que había ordenado a las Fuerzas Armadas de su país intervenir porque "no podemos tolerar la banalización del uso de armas químicas".

Por su parte, la primera ministra británica, Theresa May, dijo que "no había alternativa practicable al uso de la fuerza" e indicó que se habían agotado "todos los canales diplomáticos posibles".

Se han destruido un centro de investigación y dos depósitos de armas químicas

El primer ataque tuvo como objetivo un centro de investigación científica, según Washington, ubicado cerca de Damasco y utilizado, para "la investigación, desarrollo, producción y pruebas de armas químicas y biológicas".

En un segundo ataque, las potencias occidentales aseguraron que destruyeron un depósito de armas químicas situado al oeste de Homs en el que el Gobierno de Al Asad almacenaba sus principales reservas de gas sarín, una de las sustancias utilizadas en los presuntos ataques químicos.

Finalmente, el tercer objetivo de las potencias occidentales fue otro almacén con armas químicas y un importante centro de comandancia ubicados cerca del segundo objetivo, al oeste de Homs, siempre según EE.UU., Francia y Reino Unido.

Según el dirigente del Ejército Libre Sirio (ELS), que recibe apoyo de EE.UU., el ataque ha golpeado la principal base de las fuerzas iraníes -Irán es uno de los principales aliados internacionales del Gobierno sirio-, "el centro iraní de Zuyaizín, próximo al aeropuerto internacional de Damasco". Así lo ha explicado a Efe el general rebelde Ahmad Rahal en una conversación telefónica.

No hay "más ataques previstos", según el Pentágono

Los detalles de la ofensiva los ofreció el jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, general Joseph Dunford, quien dijo que los objetivos fueron seleccionados, además de por su relación con el programa de armas químicas, para "minimizar el riesgo para civiles inocentes". Fuentes del Ministerio de Defensa español han confirmado a Efe que un destructor y dos aviones de EE.UU., con bases en Rota (Cadiz) y Zaragoza, respectivamente, han participado en la acción militar.

Por su parte, el secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, ha asegurado que no hay "más ataques previstos" contra Al Asad. Sin embargo, tanto el propio Mattis como Trump han alertado a Al Asad de que Estados Unidos está preparado para seguir atacando si persiste en su presunto uso de armas químicas.

Estados Unidos ya había atacado una vez a Al Asad por el presunto uso de armas químicas: fue el 7 de abril de 2017. En esa ocasión, Washington -que actuó en solitario- notificó con antelación del ataque a Rusia, que tiene tropas que combaten junto a las fuerzas gubernamentales sirias.

Esta vez, sin embargo, Estados Unidos no tuvo comunicación con Moscú y Trump, de hecho, ha culpado a ese país, en parte, de la ofensiva aliada y le ha instado a que abandone su apoyo a Al Asad, un mensaje que también trasladó a Teherán.

"En 2013, el presidente (Vladimir) Putin y su Gobierno prometieron al mundo eliminar las armas químicas de Siria. El reciente ataque de Al Asad -y la respuesta de hoy- son resultado directo del fracaso de Rusia en mantener su promesa", ha dicho Trump. "Rusia -añadió Trump- debe decidir si seguirá por este oscuro camino o si se unirá a las naciones civilizadas como una fuerza de paz y estabilidad".

El presidente de Rusia ha tachado de una "agresión contra un Estado soberano" el ataque y ha acusado a Washington de consentir con su acción a los terroristas que actúan en el país árabe. El embajador de Rusia en Washington, Anatoli Antónov, había asegurado horas antes que el bombardeo "no se quedará sin consecuencias".

La OTAN lo respalda y la ONU pide moderación

El secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg, ha respaldado el ataque, que "reducirá la capacidad del régimen" de Al Asad de atacar más a la población con este tipo de armas, ha dicho.

"La OTAN ha condenado sistemáticamente el uso continuado por parte de Siria de armas químicas como una clara vulneración de las normas y acuerdos internacionales", ha manifestado Stolenberg en una declaración publicada en la web de la Alianza Atlántica.

Por su parte, el secretario general de la ONU, António Guterres, ha instado a los países miembros de la organización a que muestren moderación "en estas circunstancias peligrosas" y se mantenga el respeto al derecho internacional.

"Insto a todos los estados miembros a que muestren moderación en estas circunstancias peligrosas y eviten cualquier posible escalada de la situación y el sufrimiento del pueblo sirio", ha afirmado Guterres en un comunicado.

Guterres también ha recordado que el Consejo de Seguridad tiene como "principal responsabilidad el mantenimiento de la paz y la seguridad", y ha pedido a sus miembros que se mantengan unidos "y asuman esa responsabilidad".
 

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente