Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

La OTAN cumple 75 años en un momento donde vuelve a tener relevancia tras la invasión rusa a Ucrania y la guerra en Gaza. En Las Mañanas de RNE hablamos con Jamie Martin, portavoz de la embajada de EE.UU. en España: "Todos somos más débiles sin la OTAN [...] Es una alianza sumamente importante que hay que mantener y creo que es algo que entenderá el Gobierno de EE.UU., sea quien sea el presidente". Martin recuerda que Estados Unidos es el inversor principal de la OTAN y reclama "que sus miembros paguen su 2% de su PIB en armamento", que enmarcan su compromiso en defensa. Un 2% que, por ejemplo, España no alcanza.

Sobre la llamada telefónica que han mantenido Biden y Netanyahu este jueves, la portavoz de la embajada asegura que "Washington quiere de Netanyahu un alto al fuego inmediatamente y que se trabaje en un acuerdo para liberar a los rehenes". "La política estadounidense puede estar condicionada por las acciones de Israel”, expresa Martin, y recuerda la presión social que está viviendo el presidente de Estados Unidos a las puertas de unas elecciones generales: “Lo que hay que entender es que Israel es un socio de Estados Unidos y por eso apoya su derecho de defenderse. Lo que no apoyamos es la manera en que la que lo está haciendo en este momento”.

Sobre el reconocimiento de un Estado palestino, Martin afirma que primero es necesario un diálogo y unas condiciones que, en este momento, "no existen". "Aunque la política es apoyar un Estado palestino, nosotros no estamos en un momento para reconocerlo", afirma la portavoz.

La Alianza Atlántica cumple este jueves 75 años y lo ha celebrado por todo lo alto, con los ministros de exteriores de los 32 países aliados reunidos en Bruselas. Las relaciones de la OTAN con Rusia son ahora muy distantes, pero no siempre lo fueron. La invasión a gran escala de Ucrania fue vista como una amenaza existencial que revitalizó la naturaleza original de la Alianza, creada como herramienta de disuasión contra la Unión Soviética. 

Foto: Getty

El ministro Albares ha argumentado en 24 horas de RNE que una de las principales consecuencias de la agresión rusa a Ucrania tiene que ver con una "revalorización" de la OTAN, que hoy cumple 75 años: "Si queremos que el mundo de mañana sea más seguro necesitamos que la guerra de agresión no triunfe", ha respondido a Josep Cuní y ha insistido en que "ahora mismo no hay indicios de que vayamos a la Tercera Guerra Mundial o de que Europa o la OTAN entren en guerra, pero lo que hay es una guerra de agresión a uno de los Estados más grandes del continente europeo", ha asegurado en referencia a Ucrania.

Albares también ha manifestado que la intención de España es "reconocer al Estado palestino entre los soberanos del planeta" y ha dicho que la intención es que haya "un Estado viable y realista para los palestinos, seguridad para el Estado de Israel y paz para siempre en Oriente Medio". "Estamos hablando con nuestros socios para ver cuándo es el mejor momento y la mejor forma de hacerlo", ha explicado el ministro y ha añadido que será antes de julio, según adelantó Pedro Sánchez. 

Rusia sigue viendo a la OTAN como su principal amenaza. ¿Cómo son sus relaciones? Lo analizamos con Julio Guinea, profesor e historiador de política exterior, seguridad y defensa de la Universidad Europea.

El aniversario de la Alianza Atlántica llega en un momento de expansión tras la incorporación de Finlandia y Suecia, pero también marcado por las tensiones con Rusia por el apoyo a la invadida Ucrania. La OTAN abre debate sobre los pasos a seguir ante un futuro marcado por tres principales cuestiones: cómo relacionarse con el Kremlin para evitar un conflicto armado, quién dirigirá el organismo cuando Jens Stoltenberg deje el cargo y qué ocurrirá si Donald Trump regresa a la Casa Blanca.

Hoy los ministros de exteriores de la OTAN se reúnen para conmemorar su 75 aniversario. En Las Mañanas de RNE, hablamos con Francisco Gan Pampols, Teniente General retirado del Ejército de Tierra, que fue jefe del Cuartel General de Despliegue Rápido de la OTAN en 2017: “No existe una alternativa factible a la OTAN en Europa, pero sí una alternativa diseñada intelectualmente para reforzar ese pilar de defensa de la Unión Europea”.

La invasión de Rusia sobre Ucrania ha hecho que los países pongan el foco en la importancia de la OTAN. Desde el comienzo de la guerra, Finlandia y Suecia se han adherido a la Alianza Atlántica: ¿Hay un proyecto de ejército europeo común al margen de la OTAN? Para que esta intención de coordinación entre la Unión Europea y la Alianza funcionará necesitamos “una única voz unificada por parte de la Unión Europea, una voluntad decidida, un proceso de integración y un gasto común, más allá de los egoísmos nacionales y de los cálculos racionales sobre la industria del armamento de cada uno de los países. Se trataría de conseguir capacidades para todos”, explica Gan Pampols.

Uno de los problemas a los que se enfrenta la Alianza Atlántica es que la mayoría de las decisiones recaen sobre su inversor principal, Estados Unidos, ya que el 70% de su presupuesto proviene de este país. España, por ejemplo, no cumple el compromiso de inversión del 2% de su PIB en defensa: “Tenemos una deficiente cultura de defensa”, señala el Teniente retirado y añade que “para que no cayera todo el esfuerzo en Estados Unidos todos deberíamos asumir un compromiso extra y ser un poco más autónomos”.

¿Hay un riesgo real de guerra? Gan Pampols afirma que no: “Yo no veo un riesgo inminente de una confrontación armada de la OTAN con la Federación Rusa”, y explica que para que no exista este riesgo hay que aumentar la disuasión: “es decir, sembrar en la mente del adversario una duda razonable sobre el resultado de una acción que no conseguiría ni por fines ni por medios”.

El exministro de Exteriores y actual eurodiputado del Partido Popular, José Manuel García-Margallo, ha destacado en Las Mañanas de RNE la importancia del África subsahariana para los países de la UE, pero muy especialmente para España porque “es la frontera sur”. "África es vital en materia de seguridad, de lucha contra el terrorismo e inmigración", asegura Margallo que defiende que Rusia está aprovechando el "vacío" que ha dejado la UE para establecerse ahí.

García-Margallo considera que, aunque España tiene obligaciones internacionales en la OTAN, desde la organización entenderán que pueda “esgrimir circunstancias internas” si no logra cumplir los compromisos en materia de Defensa. Si bien, opina que “lo que sí tienes que hacer es manifestar la voluntad de lo que vas a hacer”, y añade que “el problema de la OTAN no es de presupuesto […] el problema es una decisión política de que queremos tener una defensa europea. Eso conllevaría una industria europea que fuese homogénea y la puesta en marcha de misiones europeas defensivas”.

El exministro prevé que en las próximas elecciones europeas" no cabe la menor duda que la ultraderecha va a subir de forma importante”, si bien apunta que el PP se mantendrá como primera fuerza política. "Nos jugamos dos visiones de Europa. Hay una visión de Europa que tenemos los partidos centrales, que el proyecto europeo debe avanzar para no pararse". García-Margallo defiende que lo ideal sería una alianza de los partidos centrales.

En cuanto al libro que ha coescrito, España, terra incognita: El asedio a la democracia, advierte en sus líneas que los independentismos están intentando cambiar el país desde dentro. “Arnaldo Otegi decía que la gran paradoja de este gobierno es que, sin el apoyo de los que se quieren ir de España, Sánchez no puede gobernar España, y dice que en esas condiciones tenemos que negociar sentencia.