Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El 27 de mayo de 2015, Isabel II plasmó en su discurso -como viene siendo tradición- las líneas maestras de gobierno de David Cameron y, entre ellas, fue incluida la convocatoria de referéndum de separación de la UE

La consulta se llevaría a cabo un año después, el 23 de junio de 2016. Entonces,el 52% de la población votó a favor de abandonar el club europeo. Al día siguiente, Cameron -que había apostado por permanecer en la Unión Europea- presentó su dimisión y abandonó Downing Street, dejando paso a Theresa May.

Sería ella la encargada, a partir de entonces, de liderar la negociación de salida y fue un camino lleno de obstáculos, tanto dentro como dentro de las fronteras británicas.

Ese mismo año, el 7 de diciembre, Londres aprobó invocar el artículo 50 del Tratado Europeo, que establece el procedimiento por el que un Estado miembro se puede retirar si así desea hacerlo. 

 

El 29 de marzo de 2017, Bruselas iniciaría oficialmente el proceso de salida, prevista inicialmente para dos años después. Apenas tres meses después, Theresa May se sometió a las urnas  en un intento de reforzar su posición. Y ganó las elecciones, pero en minoría, una posición que la situaría al frente de una larga travesía a través de innumerables sesiones parlamentarias en el Palacio de Werstminster.

El 29 de marzo de 2019 no fue posible y hasta en totras dos ocasiones se tendrían que ampliar los plazos. En un contexto político complejo, May sufriría en primera persona la derrota conservadora en las elecciones europeas del 23 de mayo, unos comicios a los que -en principio- Reino Unido no tenía previsto presentarse. El llamado "Partido del Brexit", de Nigel Farage, se alzó con la victoria. 

Theresa May, sentenciada por el voto popular, puso entonces fecha a su propia salida de Downing Street, que hizo efectiva el 24 de julio de 2019. Es Boris Johnson, férreo defensor del Brexit, su sustituto y, como hiciera su predecesora, él se sometería a la decisión de las urnas. El 12 de diciembre de ese mismo año, consigue lo que no había logrado May: lograr la mayoría parlamentaria de los tories, un respiro para poder llevar a término el divorcio de la UE.

Oficialmente, Londres abandona la UE el 31 de enero de 2020, con un período de transición de 11 meses: el 31 de diciembre ha sido el del adiós definitivo, con un acuerdo comercial con los 27 alcanzado "in extremis" y con un futuro común aún por explorar..

 

La ley de comercio que prepara el Gobierno británico, y que violaría partes del acuerdo del Brexit, no solo ha creado malestar en Bruselas, sino también dentro del propio partido conservador, entre ellos la exprimera ministra Theresa May. Boris Johnson ha reunido a sus parlamentarios para calmar los ánimos, porque el proyecto de ley se empieza a debatir el lunes. Desde las filas laboristas piden la dimisión del ministro y hablan de "hipocresía pestilente".

José María de Areilza, es titular de la cátedra Jean Monet y profesor de Derecho y direción general y estrategia en ESADE.

Hoy en 24 horas, analiza la marcha de Theresa May y la llegada de Boris Johnson al poder en Reino Unido.

Admite que "el Reino Unido se asoma a un precipicio"  y que "entran en un periodo impredecible" con una persona al frente que "roza la caricatura". 

Sobre May, insiste en que "se equivocó al no tener un plan claro con el Brexit" y que "era una gran ejecutora pero no una buena estratega".

Desde hoy, el gobierno del Reino Unido cambia de líder. Boris Johnson se prepara para llegar al 10 de Downing Street mientras Theresa May hace las maletas para marcharse. A la todavía primera ministra apenas le quedan horas para abandonar definitivamente el cargo. Después del mediodía va a presentar su dimisión a la reina y, ya por la tarde, Isabel II nombrará a Johnson como nuevo jefe del ejecutivo.
 

Boris Johnson ha sido elegido como el nuevo líder del partido conservador, susituyendo a Theresa May al frente del Gobierno británico. El exalcalde de Londres, que ha doblado los votos de su rival en las primarias, es un firme defensor del Brexit y fue colocado por May al frente de exteriores, donde cometió varios errores diplomáticos. Controvertido, excéntrico y con un peculiar magnetismo, Johnson no deja a nadie indiferente.

Gritos, portazos, ruido de objetos contra el suelo. Eso denunció un vecino de Boris Johnson obligando a acudir a la policía al domicilio donde vive el político británico con su novia. Johnson aspira a la sucesión de Theresa May y hoy se inicia la campaña, pero quiza ese incidente de quien aspira a ser primer ministro, en trámites de divorcio de su segunda esposa, con su actual compañera Carrie Symonds le pase factura. 22/06/19

La policía ha acudido al domicilio donde reside actualmente el aspirante a primer ministro británico Boris Johnson, después de que un vecino alertara de una fuerte pelea con su pareja. El incidente se ha dado a conocer el día que arranca la campaña para suceder a Theresa May al frente del partido conservador y en el cargo de primer ministro de Reino Unido.

Ya solo quedan dos candidatos en la carrera para suceder a Theresa May en el timón del partido torie y al frente del 10 de Downing Street: Jeremy Hunt, ministro en el gabinete de May y Boris Johnson, el ex alcalde de Londres y principal favorito. La decisión queda ahora en manos de la militancia que tendrá cuatro semanas

Los candidatos a sustituir a Theresa May tanto al frente del Partido Conservador como del 10 de Downing Street, mantienen un nuevo debate en la televisión británica. Son cinco los que se mantienen en la carrera después de la nueva votación que, esta tarde, han realizado los diputados 'tories'. El exmininstro de Exteriores, Boris Johnson, ha vuelto a recibir el mayor número de votos de sus colegas: 126. Detrás le sigue, el actual titular de exteriores, Jeremy Hunt, con 46 apoyos. En la competición continúan Michael Gove, Rory Stewart y Sajid Javid. Mañana y el jueves vuelven a votar hasta que solo queden dos candidatos que serán sometidos al escrutinio de los militantes.