Enlaces accesibilidad

Bankia reducirá su plantilla en 6.000 personas y cerrará 1.100 oficinas para recibir el rescate

  • El recorte de plantilla es del 28% y se reduce un tercio de las sucursales
  • José Ignacio Goirigolzarri espera recuperar los beneficios en 2013

Ver también: plan estratégico de Bankia en pdf

Por
Los sindicatos de Bankia se oponen al plan de reestructuración y exigen negociar los recortes

Bankia reducirá su plantilla en 6.089 personas, lo que supone un recorte del 28% (de 20.589 a unos 14.500 empleados) y además cerrará unas 1.100 oficinas, dentro del plan de recapitalización al que acaba de dar el visto bueno la Comisión Europea. El número de sucursales pasará de las 3.117 actuales a unas 1.900 o 2.000.

El presidente de la entidad José Ignacio Goirigolzarri ha asegurado que "es necesario reducir la capacidad del banco, tanto en términos de red comercial como de plantilla, para garantizar la viabilidad". Ante los medios, ha reconocido que el ajuste de las oficinas "es superior al que habíamos previsto pero deja una franquicia viable y con implantación nacional".

El ajuste de las oficinas es mayor al previsto pero es viable

En cuanto a la reestructuración de plantilla, Goirigolzarri no ha entrado a detallar si los despidos se harán con las condiciones que marca la reforma laboral, 20 días de indemnización por año trabajado, ni ha concretado cuantas personas engrosarán efectivamente las filas del paro, aunque estima que el número será "claramente inferior a 6.000 y cuanto menos mejor". Algunas salidas no serán despidos porque se recolocará a los trabajadores o se traspasarán las oficinas, por ejemplo, se venderá el banco de Miami.

Bankia pondrá en marcha un plan de desinversiones de activos no rentables y de las participaciones no estratégicas. En su cartera de participadas figuran acciones de Mapfre (alrededor del 15%) y títulos de IAG (12%), de las que tendrá que deshacersea lo largo de los próximos cuatro años.

Bankia cambia su cartera crediticia y reducirá su exposición a la actividad inmobiliaria que quedará reducida a un 2,5% tras transferir a la Sareb activos por 57.200 millones con un descuento del 27,9%.

Los clientes con participaciones preferentes tendrán que asumir unas pérdidas en el precio de canje del 39% como media. La quita se elevará al 46% para quienes adquirieron deuda subordinada perpetua y será del 14% para los inversores en deuda subordinada con vencimiento.

Pérdidas de 19.000 millones este año

BFA- Bankia prevé cerrar el año con un capital básico por encima del 9,5% y con unas pérdidas en el entorno de los 19.000 millones, para retornar a beneficios el año que viene. Después de presentar su plan estratégico, sus acciones han vuelto al parqué con ganancias tras levantarse la suspensión.

La entidad estima que realizará saneamientos totales por 24.800 millones de euros. De esta cantidad, 12.200 millones se han dotado hasta septiembre, quedando pendientes de dotar 12.600 millones. Hasta septiembre, la entidad nacionalizada registró unas pérdidas de 7.053 millones de euros.

El apoyo público que recibirá BFA-Bankia asciende a 17.958 millones, incluidos los anticipados el 12 de septiembre. Goirigolzarri ha señalado su disposición a "generar valor para devolver el dinero" prestado por los contribuyentes. A lo largo de todo el proceso, desde que comenzó su fusión, la entidad ha recibido 36.000 millones según los cálculos de la Comisión.

Las provisiones son superiores a las anunciadas el 26 de mayo por las mayores exigencias del test de estrés de Oliver Wyman que cifraba sus necesidades de capital en 24.743 millones, por la transferencia de créditos y adjudicados a la sociedad de gestión de activos Sareb y por la actualización del valor de las participadas y determinados activos.

Goirigolzarri ha defendido como fortaleza su cartera de siete millones de clientes con una cuota de mercado general del 10% y que se eleva al 15% en sus lugares de origen. Se ha mostrado convencido de que "con la fidelidad de los clientes Bankia va a ser una franquicia sólida, rentable y eficiente".

La entidad volverá a la senda de beneficios ya en 2013 y situará su resultado neto en 1.200 millones de euros en 2015, con un margen antes de provisiones de 2.300 millones de euros, una rentabilidad sobre recursos propios de más del 10% y un core capital del 14,5%, sin repartir dividendos.

Noticias

anterior siguiente