Anterior El PMDB y el arte de gobernar sin ganar elecciones Siguiente Rajoy no obtiene la mayoría absoluta en primera votación y el PSOE no aclara cómo evitar las terceras elecciones Arriba Ir arriba

¿Quién es quién en la supuesta trama de espionaje en el Partido Popular de Madrid?

|

Una historia de espías en entregas por fascículos. Se trata de la supuesta trama de espionaje en el seno del Partido Popular de Madrid, destapada por El País. Sobre la mesa, un supuesto servicio secreto a las órdenes del consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, que ha negado su implicación, y varios espiados entre abril y agosto de 2008.

En ese momento el PP estaba inmerso en una lucha de poder, en vísperas del congreso de Valencia que ratificó como líder a Mariano Rajoy.

Según las informaciones aparecidas en prensa, los espiados serían el vicepresidente de la Comunidad, Ignacio González; el vicealcalde de Madrid y número dos de Gallardón, Manuel Cobo; el ex consejero de Justicia madrileño y ahora diputado regional Alfredo Prada y un hombre de confianza de este último, el que fuera director de Seguridad de la Consejería de Justicia, Juan Carlos Fernández.

Además, están el histórico dirigente Álvaro Lapuerta y la diputada autonómica del PP María del Carmen Rodríguez Flores. El último nombre en salir a la luz es el del gerente de la mayor empresa pública de Madrid, el Canal de Isabel II, Ildefonso de Miguel.

El mismo Rajoy, según El Mundo, tuvo conocimiento de estos informes del consejero de Interior, Francisco Granados, y del vicepresidente González poco después de las elecciones de marzo de 2008.

El caso, en manos de la Justicia

El Juzgado de Instrucción número 47 acordó abrir diligencias para esclarecer la supuesta trama al considerar que "los hechos presentan caracteres que hacen presumir la posible existencia de una infracción penal". El caso se abrió por un supuesto delito de malversación de caudales públicos.

Por su parte, la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Madrid abrió una investigación tras la denuncias presentadas por el vicepresidente, Ignacio González, y por el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, por los presuntos seguimientos.

Continúan las investigaciones para esclarecer los supuestos espionajes en el PP de Madrid



La Comunidad de Madrid pasó de calificar de "novela", en palabras de Granados, la acusación sobre la creación de la supuesta red de espionaje, a denunciar los hechos ante el juzgado de guardia y pedir una investigación a la Fiscalía.

Granados ha calificado todo lo publicado de "montaje" para derribar a Esperanza Aguirre y de "gran mentira". Aguirre aseguró que "políticamente van a por ella".

Comisión de investigación

En febrero de 2009 se abrió la Comisión de Investigación creada para esclarecer este asunto a petición de la oposición en el Gobierno de Madrid. Mariano Rajoy había ordenado una investigación interna con depuraciones políticas de los responsables si se confirmaba la existencia de una red de espionaje, pero el PP nacional la suspendió tras la creación de esta comisión en el ámbito regional.

La comisión de investigación en la Asamblea de Madrid quedó constituida el 6 de febrero. El PP impuso su mayoría para presidirla. Contó con cinco miembros del PP, tres del PSOE y uno de IU, en contra de los deseos de la oposición que pidieron cuatro representantes del PP, tres del PSOE y uno de IU.

El consejero de Presidencia, Justicia e Interior, en una comparecencia en la Asamblea previa a la celebración de esta Comisión de Investigación, negó que el Gobierno regional creara un departamento para el "seguimiento" y "mucho menos, para el espionaje de personas".

Tras cuatro sesiones, el PP decidió cerrar la comisión, ante la protesta de PSOE e IU, que calificaron el cierre de "atropello democrático". Comparecieron  diez personas relacionadas con la trama, entre ellas varios ex consejeros regionales con competencias en materia de seguridad como el socialista Virgilio Cano o el 'gallardonista' Pedro Calvo; además de técnicos y asesores en materia de Seguridad de la Consejería de Presidencia e Interior.

El ahora ex director de Seguridad de la Comunidad de Madrid, Sergio Gamón, que dimitó de su cargo el 23 de junio de 2010, se limitó a decir en esta comisión que su trabajo consistía en estudiar la seguridad privada en edificios.

También compareció Francisco Granados, quien insinuó que su compañero de partido y ex consejero de Seguridad, Alfredo Prada, habría mentido y dado aire a lo que definió como "montaje contra Aguirre".

Declaraciones ante el juez

Tres asesores de Seguridad (ex guardias civiles), José Oreja, José Luis Caro y Antonio Coronado, en su declaración ante el juez como imputados en el caso de espionaje político, aseguraron que Sergio Gamon, el ex director de Seguridad del Gobierno de Aguirre, fue el que ordenó seguir "noche y día" al entonces consejero de Justicia y vicepresidente segundo, Alfredo Prada, según infoma El País.

Enmarcaron estos seguimientos en una contravigilancia y no en espionaje. Por su parte, Granados, en una entrevista a El País, señaló que él nunca daba órdenes a los ex guardias civiles que trabajaban para Gamón, sino que era éste último el que lo hacía.

Estos tres ex guardias civiles implicaron a otros tres ex policías nacionales en los seguimientos, asegurando que el supuesto grupo de espionaje dirigido por Gamón lo conformaban seis personas.

En su declaración como imputado, el propio Gamón negó su implicación en los supuestos seguimientos a cargos políticos. Al igual que en su comparecencia en la Comisión de Investigación creada en la Asamblea de Madrid, dijo ante el juez que su labor consistía en el control de edificios y en la seguridad de las autoridades adicional a las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Uno de los presuntos espiados, el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, dijo en su declaración ante el juez que los partes de los supuestos espías coincidían con su agenda. Pidió esclarecer la organización de lo que denominó "gestapillo" en su contra.

El vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, está convencido de que le espiaron en 2008

Último capítulo: Dimisión del ex director de Seguridad de Aguirre

El director general de Seguridad Ciudadana de la Comunidad de  Madrid, Sergio Gamón, presentó el pasado 23 de junio su dimisión "para preservar su intimidad y desvincular su vida personal de su vida profesional". 

Su renuncia se produjo dos días después de que su ex mujer, Yolanda Laviana, afirmara en una entrevista a 'El País' que Gamón ya investigaba desde 2006 al ex consejero de Justicia Alfredo Prada.

Tras conocerse las declaraciones de Laviana, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, fue preguntada por sus afirmaciones en Los Desayunos de TVE y, tras asegurar que pedirá todas las explicaciones que sean "necesarias" para comprobar si lo que dice la ex mujer de Gamón es cierto, puntualizó que estas palabras hay que enmarcarlas en un divorcio "muy difícil".

@@MEDIA@@

Quién es quién en la trama del espionaje madrileño:

  • Francisco Granados

Es consejero de Presidencia, Justicia e Interior del Gobierno de Madrid y secretario general del PP madrileño. Según publicó El País el pasado 19 de enero, Granados había creado un 'servicio secreto' particular con ex policías y ex guardias civiles.

El diario afirma que se ocupaban de tramas de corrupción en municipios del PSOE y de seguimiento de políticos, incluidos los del Partido Popular, entre otros asuntos. Ese mismo día el consejero niega la información, que califica de "novela". Asegura que todos sus asesores en materia de seguridad actúan dentro de la ley.

Tras conocerse el supuesto espionaje del vicepresidente madrileño, Ignacio González, el día 20, Granados pide comparecer en la Asamblea de Madrid para explicar lo ocurrido, pero sigue negando rotundamente que la Comunidad de Madrid tenga que ver con los espionajes. Asegura que todo es "una gran mentira" y una "operación de acoso y derribo" para acabar con Aguirre.

Pero según la información de El País del 26 de enero, Granados también fue objeto de un dossier comprometido con información patrimonial de él y su mujer. El periódico apunta a que podía ser la información que se requisó a Juan Carlos Fernández. Pero éste, ex director general de Seguridad, ha negado que tuviera ese tipo de información.

El Mundo, el 27 de enero, publica que poco después de las elecciones de marzo de 2008 Rajoy avisó a Aguirre de que existían informes sobre Granados y González. Los dos acudieron a Génova y hablaron con el entonces tesorero del partido Álvaro Lapuerta, que es quién tenía los dossieres.

  • Marcos Peña

Al mando de este supuesto 'servicio secreto' está, según las informaciones de El País, Marcos Peña, jefe del departamento de asesores de seguridad de Interior. Granados contrató como asesor a este ex inspector de policía el pasado mes de julio de 2008, después de que algunos de los seguimientos que han salido a la luz ya se hubieran realizado.

Desde julio, no obstante, dirige un equipo con varios ex guardias que serían los encargados de realizar los dossieres, siempre según lo publicado en este periódico.

En una entrevista publicada el 25 de enero en El Mundo, Marcos Peña califica las informaciones que le relacionan con una supuesta red de espionaje de "falacia y montaje para perjudicar a la presidenta de Madrid".


  • Ignacio González

Es el nombre del primer espiado que sale a la luz. Ignacio González es vicepresidente y portavoz de la Comunidad de Madrid y por lo tanto compañero de Gobierno de Francisco Granados. González formaba parte del Comité Ejecutivo Nacional del PP, pero Rajoy no le incluyó en la nueva ejecutiva que salió del Congreso de junio de 2008.

Según la información publicada por El País el martes 20 de enero, González fue objeto de seguimientos en los últimos ocho meses en sus viajes al extranjero tanto públicos como privados, según dos dossieres a los que ha tenido acceso con fotos y documentos privados.

González calificó los hechos de "gravísimos" y los ha denunciado ante la Fiscalía.

Tras conocer el supuesto seguimiento de González, Aguirre, que el día anterior había dicho sobre la información de la red de Granados "¿por qué creen a El País?" ahora denuncia los hechos ante el Juzgado de Guardia y pide a la Fiscalía que actúe.

El Mundo publica, el 27 de enero, que Rajoy tuvo conocimiento de la existencia de dossieres contra Ignacio González en marzo de 2008, poco después de las elecciones. Los documentos los tenía en su poder el entonces tesorero del PP Álvaro Lapuerta.


  • Manuel Cobo

La tercera entrega de la supuesta trama de espionaje se publica el miércoles 21 en el mismo periódico, que asegura que el número dos de Alberto Ruiz-Gallardón fue espiado en plena batalla por el poder en el PP tras la derrota de Rajoy en las elecciones y antes del Congreso de Valencia. Los seguimientos fueron en abril de 2008.

Manuel Cobo es el vicealcalde del Ayuntamiento de Madrid. Fue consejero de Presidencia y portavoz de la Comunidad de Madrid entre 1999-2003, cuando el presidente regional era Alberto Ruiz-Gallardón, de quien es su mano derecha.

Cobo anunció su intención de presentarse a la presidencia del PP madrileño en octubre de 2004. Fue avalado por Ruiz-Gallardón pero no pudo contra Aguirre. Cobo retiró su candidatura después de que la Junta Directiva apoyara la lista de la presidenta madrileña para dirigir el partido en Madrid.

El vicealcalde de Madrid es elegido por Mariano Rajoy para formar parte del nuevo Comité Ejecutivo del PP en el Congreso Nacional de junio de 2008.

Cobo ha calificado los seguimientos "paramilitares" ante la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. El número dos de Gallardón ha relacionado estos espionajes con la lucha del poder previa al congreso nacional.

  • Alfredo Prada

El miércoles 22 de enero, El País asegura que Prada también fue espiado por la supuesta red de la Comunidad de Madrid entre marzo y abril de 2008 cuando era consejero de Justicia en la Comunidad de Madrid y antes de ser fichado por Rajoy para formar parte de la nueva Ejecutiva nacional del partido.

Es ex consejero de Aguirre es ahora diputado de la Asamblea de Madrid y responsable del Partido Popular para Política Exterior.

Tras entrar en la dirección del Partido Popular de la mano de Rajoy, Prada cesó como vicepresidente segundo y consejero de Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid el 26 de junio de 2008 en el contexto de la remodelación del Gobierno regional que hizo Esperanza Aguirre tras el Congreso nacional del PP.

Prada, que también ha anunciado que denunciará los hechos ante la Justicia, está "sopesando la posibilidad de pedir amparo a la Mesa de la Asamblea" ante lo que considera "una vulneración de todo tipo de derechos".

  • Juan Carlos Fernández

Es el ex director de Seguridad de la Consejería de Justicia y hombre de confianza de Alfredo Prada. Según publicó El País el 24 de enero, fue objeto de seguimientos entre abril y mayo de 2008.

El periódico asegura que, un día después de que Esperanza Aguirre destituyera a Prada, el 27 de junio de 2008, el director general de Seguridad de Interior, Sergio Gamón, irrumpió con cuatro hombres en el despacho de Fernández cuando éste estaba ausente y requisó documentación.

El entonces director de Seguridad de Justicia denunció la desaparición de su ordenador personal, en el que supuestamente figuraban algunos "dossieres" patrimoniales de consejeros. Prada se quejó a Granados, que le aseguró que no había dado orden de registrar el despacho y que acabó destituyendo a Sergio Gamón.

  • Sergio Gamón

Fue director general de Seguridad de Interior de la Comunidad de Madrid. Fue destituido el 17 de julio de 2008 tras el incidente del despacho de Juan Carlos Fernández, pero seguía en la Consejería como director del área de Seguridad de Interior, cargo del que dimitió el pasado 23 de junio.

su puesto como director general lo ocupó Barón.

Gamón fue fichado en mayo de 2006. Había trabajado con Esperanza Aguirre como jefe de escoltas. Cuando llegó a la Consejería de Interior su titular era Alfredo Prada. Juan Carlos Fernández era en ese momento el hombre de confianza de Prada pero tras la entrada de Gamón descendió un escalafón en la consejería y se puso a sus órdenes.

El País publica el 28 de enero que según colaboradores de Prada y Granados, Gamón no despachaba ni daba cuenta de sus actividades ante ellos, sino ante el vicepresidente, Ignacio González, o ante el viceconsejero de Interior, Alejandro Halffter, cuando era director general. Ahora responde ante Granados.

  • Enrique Barón

Es el actual director general de Seguridad de Interior de la Comunidad de Madrid. Sustituyó a Sergio Gamón tras su destitución el 17 de julio de 2008. Responde ante Esperanza Aguirre e Ignacio González.

  • Álvaro Lapuerta

El 25 de enero, El País publica que el histórico dirigente y ex tesorero del PP, Álvaro Lapuerta, avisó a Rajoy de que el propio Lapuerta estaba siendo vigilado. Explicó que podría estar siendo espiado por las críticas a determinadas adjudicaciones del Gobierno regional.

  • María del Carmen Rodríguez Flores

Según este periódico, también fue espiada la diputada autonómica del PP, María del Carmen Rodríguez Flores. El nombre de esta diputada y la matrícula de su coche figuran en un documento, que aporta este rotativo en uno de los partes elaborados por el servicio de espionaje vinculado a la Consejería de Interior.

  • Ildefonso de Miguel

Es el gerente de la mayor empresa pública de Madrid, el Canal de Isabel II. Ha sido la Cadena Ser la que ha hecho pública la existencia de un dossier sobre Ildefonso de Miguel en el que se detalla que la empresa de su familia Secuenzia Pixels, de la que fue consejero, ha recibido dinero de la Comunidad de Madrid a través de contratos públicos. El documento detalla también sus propiedades. Ildefonso de Miguel ha dicho que denunciará su supuesto espionaje.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente