Enlaces accesibilidad

El ex consejero de Justicia de Madrid, Alfredo Prada, también denunciará que fue espiado

  • El ex-consejero de Aguirre estudia pedir amparo a la Asamblea
  • Prada manifestó su apoyo a Rajoy antes del Congreso del PP
  • Rajoy  fichó a Prada como director del partido en el Exterior
  • Aguirre lo destituyó de su cargo de consejero de Justicia poco después
  • Gallardón cree que la gravedad del asunto merece investigarlo

Por

El ex consejero madrileño de Justicia y diputado regional del PP, Alfredo Prada, denunciará también,  como el vicepresidente regional, Ignacio González, y el vicealcalde de la capital, Manuel Cobo, el espionaje del que supuestamente ha sido objeto y estudia pedir el amparo de la Asamblea autonómica.

Después de que el diario El País  publicara este jueves que Prada fue espiado en marzo y abril pasados por "ex agentes a sueldo de la Consejería de Interior", Prada ha declarado que "la indignación en lo personal y en lo familiar" por estos hechos "debe trasladarse al ámbito de la responsabilidad penal".

En declaraciones a la SER, el ex consejero del Gobierno de Esperanza Aguirre ha afirmado que acudirá a la justicia y  en su condición de diputado regional, está "sopesando la posibilidad de pedir amparo a la Mesa de la Asamblea" ante lo que considera "una vulneración de todo tipo de derechos".

También ha subrayado que "los funcionarios, que no son policías", del área de seguridad a que se refieren las informaciones de El País "existían desde la época del Gobierno del socialista Joaquín Leguina".

El periódico que ha levantado la supuesta trama de espionaje en el Gobierno regional subraya que Prada fue el único miembro del gobierno de Aguirre que había manifestado públicamente su apoyo a Rajoy en los días previos al congreso nacional del partido.

De hecho, tras la reelección de Rajoy como presidente del PP, éste fichó a Prada como director del partido en el Exterior y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, lo destituyó de su cargo de consejero de Justicia poco después.

Asimismo, recuerda que en las mismas fechas en las que Alfredo Prada estaba siendo espiado por los agentes que trabajaban para la Consejería de Interior, el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, era seguido por las mismas personas.

El País revela que los agentes encargados de seguir a Prada dejaban constancia de sus movimientos en partes diarios y añade que los seguimientos incluían "todo tipo de actividades de Prada", como citas privadas, comidas de trabajo o actos públicos.

Noticias

anterior siguiente