Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La hija del magnate de la prensa Robert Maxwell fue detenida por el FBI el 2 de julio. Está acusada de abuso a menores y de ser la "conseguidora" de víctimas de la red pederasta del multimillonario Jeffrey Epstein, quien fue hallado ahorcado en una celda en agosto de 2019. Epstein fue amigo de presidentes como Bill Clinton, Donald Trump y del príncipe Andrés de Inglaterra.

Tras haber estado escondida durante el último año, Maxwell fue localizada en una zona residencial de New Hampshire. Maxwell se enfrenta ahora a cargos como los de perjurio, transporte de menores para implicarlos en crímenes sexuales y conspiración en actos sexuales ilegales. 

Epstein y Maxwell  llevaban a sus amigos y a las menores a una isla privada a bordo del avión del multimillonario, apodado el Lolita Express.

La policía alemana ha detenido ya a 72 personas e investiga a más de 30.000 sospechosos que podrían formar parte de una red internacional de pederastas que operan sobre todo en países de habla germana. Los pederastas operaban en varios chats, bajo seudónimos, en los que se daban consejos, por ejemplo, sobre como sedar a sus víctimas. 44 niños ya han sido liberados del infierno que sufrían. Varios investigadores han tenido que darse de baja y están recibiendo tratamiento psicológico debido a la dureza del material que estaba en manos de los detenidos.

El Laboratorio de RTVE presenta en Todo noticias tarde el segundo capítulo de la primera serie de investigación sobre delitos digitales Back Up: Depredadores en red. La pederastia, el grooming, es el mayor peligro para los menores en la red. Con casos reales y la voz de los expertos, enseñan cómo actúan los pederastas y cómo defenderse.

Siete capítulos en total sobre siete de los delitos que se cometen en la red. Lejos de criminalizar a Internet, tratan de concienciar sobre la ciberdelincuencia. Cada jueves un nuevo capítulo en http://rtve.es/ciberdelitos y en el Instagram de RTVE https://instagram.com/tv/B78PqUWKdNh/.

En Lyon, ha comenzado el juicio de uno de los mayores escándalos de pederastia en Francia. El cura Bernard Preynat, de 74 años, está acusado de haber abusado durante más de dos décadas de decenas de niños, que denunciaron tocamientos, besos en la boca, caricias forzadas y hasta tres violaciones. El caso ha salpicado a la máxima autoridad de la Iglesia francesa, el cardenal Barbarin, condenado por proteger al cura pederasta.

El sacerdote francés Bernard Preynat está siendo juzgado por decenas de abusos sexuales a niños que él mismo confesó. Fue entre los años 1970 y 1990. Podría enfrentarse a 30 años de cárcel. De las 35 víctimas que destapó la investigación, solo diez pueden sumarse a la acusación, porque el resto han prescrito.

El caso fue revelado en 2015 pero Preynat fue apartado de la Iglesia en julio de 2019. Su historia salpicó al cardenal Barbarin, que fue condenado por no haber denunciado los hechos en su diócesis.

Informa Paco Forjas desde París.

El papa Francisco ha ordenado eliminar el secreto pontificio en los casos de abusos a menores por parte de miembros del clero, atendiendo así a una de las reivindicaciones de las víctimas de pederastia.
Con la nueva instrucción, que entrará en vigor inmediatamente, no estarán sujetas al secreto pontificio las denuncias, los procesos y decisiones concernientes a esos casos de abusos, según ha informado este martes el Vaticano.

En el último año se ha duplicado el número de imagenes de contenido pedófilo en internet detectadas por las empresas tecnológicas. Lo dice un estudio del New York Times, que cifra en 45 millones el número de fotos y vídeos de pornografía infantil comunicados a las autoridades. Este lunes en Madrid expertos en ciberdelincuencia han analizado la magnitud del problema.

El portavoz de Montserrat, Bernat Juliol, afirma que, desde el primer momento, se actuó apartando al padre Andreu Soler de los menores y pide perdón a los que sufrieron abusos sexuales: "No hubo una conspiración de silencio, pero fallaron los mecanismos de prevención. La comunidad pide perdón a las víctimas". En una entrevista en el Canal 24 horas, también ha señalado que el actual abad se ha reunido con algunas de las víctimas.

El monje Andreu Soler, responsable de la agrupación escolta (scouts) de Montserrat durante 40 años, fue "un depredador sexual y un pederasta" cada vez más agresivo, según la comisión independiente creada por el abad de Montserrat para investigar los abusos, que ha concluido que "había rumorología suficiente" sobre su conducta para que se hubiese actuado contra él.

En 1992, Donald Trump y Jeffrey Epstein, el multimillonario financiero acusado de tráfico sexual con menores, habían organizado un concurso de chicas para un calendario. Una década después, en la revista New York Magazine, Trump aseguró que Epstein era un hombre genial, al que le gustaban las mujeres tanto como él y, algunas, muy jóvenes.

Pero tras la detención del multimillonario, la semana pasada Trump dijo no ser fan de Epstein y que nunca fue a la isla que este posee en Palm Beach.