Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

A partir de hoy, la publicidad de apuestas solo podrá emitirse de 1.00 a 5.00 h. de la madrugada, los equipos de fútbol no podrán llevar publicidad de casas de apuestas en sus camisetas y no podrán aparecer famosos en los anuncios debido al Real Decreto de Comunicaciones Comerciales de las Actividades del Juego. Las multas podrán ascender hasta un millón de euros por incumplir sus normas. Foto: ISTOCK / GETTY IMAGES PLUS

Mikel Arana, director general de Ordenación del Juego, reconoce que el proceso para poner en marcha las nuevas restricciones a la publicidad del juego no está siendo fácil porque “hay intereses económicos muy potentes”. En todo caso, añade, lo importante es la protección de la salud y se seguirá adelante. “El objetivo no es perjudicar a nadie, pero es necesario”. Asegura que medidas como esta pueden reducir la cifra actual de 400.000 ludópatas. “Hay un doble objetivo. Que quienes han desarrollado el problema no tengan la tentación permanente recordándoles que pueden seguir apostando y por otro que aquellas personas que están entrando cada vez más jóvenes no desarrollen una patología porque no tengan un bombardeo que les diga que es inocuo y no pasa nada”.

El Secretario de Estado para la Agenda 2030, Enrique Santiago, ha defendido en La Noche en 24 Horas que la polémica en torno a la propuesta del ministro de Consumo, Alberto Garzón, sobre reducir el consumo de carne "está sacada de contexto". Enrique Santiago ha sostenido que "el ministro Garzón ha dicho algo que es evidente y que es lo mismo que nos dice un médico, Naciones Unidas, la Unión Europea o la Organización Mundial de la Salud, que no puede haber un consumo de carne demasiado elevado". Sobre las palabras del presidente Pedro Sánchez en referencia a la campaña de Garzón, el Secretario de Estado para la Agenda 2030 ha explicado que se deben atender cosas más importantes y que "nadie está dispuesto a comerse un chuletón cada día". Enrique Santiago cree que el ministro de Agricultura, Luis Planas, "no debería haber salido a enmendar la plana tan rápido sin hablar antes con Garzón", pero no piensa que vaya a crear ningún cisma en el Gobierno.

La OMS recomienda que se consuman 21 kilos de carne al año por persona. En España, según la FAO, ese consumo es de 90 kilos. Los médicos recuerdan que el abuso puede provocar problemas de salud cardiovascular, pero añaden que la carne es un alimento básico y necesario para llevar una dieta equilibrada. Según las organizaciones ecologistas, provoca el 14% de los gases de efecto invernadero que emitimos. Informa Ainoha Caballero.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha asegurado que desconocía la campaña el ministro de Consumo, Alberto Garzón, para reducir el consumo de carne. Garzón ha asegurado que su compañero en Agricultura sí estaba al tanto.

"No es en absoluto cierto, no tenía conocimiento de que se iba a lanzar esta campaña y lamento que se me utilice. Nno quiero entrar en polémica sobre este tema", ha dicho Planas en la SER.

Planas se refería al mensaje con vídeo de Garzón en el que recomendaba reducir el consumo de carne porque "perjudica a la salud y al planeta". El mensaje ha sido muy criticado por asociaciones de industrias cárnicas.

Planas pertenece al PSOE y Garzón a Unidas Podemos, ambos socios de coalición en el Gobierno.

Foto: EFE/Antonio Paz

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, se ha referido a la polémica surgida a raíz de la recomendación de consumir menos carne, señalando que su objetivo no es que la gente deje de comer este producto, sino "cambiar los hábitos a unos más ecológicos y sostenibles", a la vez que se ajusta el consumo a las recomendaciones de la comunidad científica. Entrevistado en La Hora de la 1 de TVE, ha señalado a la ganadería intensiva, que a su juicio "no crea casi puestos de trabajo y tiene un efecto contaminante brutal".

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha abogado este jueves en La Noche en 24 horas por una empresa pública de energía que sirva para “condicionar” lo que hacen las eléctricas privadas y para que los beneficios “redunden” hacia el espacio público.

Sobre la bajada del IVA de la luz que ha impulsado el Gobierno, ha recalcado que se trata de “una medida absolutamente necesaria e imprescindible en este momento" al tiempo que ha criticado que la política energética del PP “destrozara” la “posibilidad de desarrollo de las energías renovables”.

“España tiene capacidad potencial de generar mucha energía a partir de fuentes renovables, pero no se apostó por ello”, ha dicho.

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, cree que el sistema de etiquetado frontal Nutriscore aporta información nutricional sobre los alimentos que ayuda a elegir al consumidor, aunque no es perfecto. No será obligatorio. Otros grupos creen que penaliza algunos alimentos sanos. Los expertos nos cuentan cómo funciona.

El precio de la electricidad no da tregua, sigue por encima de los 90 euros el megavatio/hora, encareciendo la factura de junio, que podría ser la mayor de la historia. Este miércoles, por ejemplo, con los electrodomésticos que más gastan, lavadora y horno, hubo casi 30 céntimos de diferencia entre el horario más caro y el más barato. La nueva factura coincide con una escalada del precio de la energía y los derechos de emisión de CO₂ en los mercados internacionales. El Gobierno avisa de que los precios seguirán subiendo, y el ministro de Consumo propone bajar impuestos para compensarlo.

La ONG Justicia Alimentaria ha exigido al Gobierno que regule el etiquetado de los productos según los criterios de la Organización Mundial de la Salud, y no con el sistema Nutri-score que plantea implantar el Ministerio de Consumo. Un rechazo que Javier Guzmán, director de esta organización, ha explicado en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso que se debe a que permite esconder muchos alimentos altos en azúcar, grasa o sal como saludables, según han detectado. El Nutri-score puntúa los alimentos en una escala de 5 letras y colores, siendo la A de color verde oscuro la mejor opción y la E roja la peor, y se basa en un algoritmo que, según Justicia Alimentaria, hace que la mayor parte de los productos obtengan una clasificación verde aunque su composición sea insana, y, además, está pensado para poder comparar alimentos dentro de una misma categoría, no alimentos sin más, lo que genera diversas distorsiones en la percepción de compra saludable. Javier Guzmán ha especificado que desde su organización proponen medidas alternativas como un etiquetado nutricional claro y efectivo que permita detectar fácilmente los alimentos insanos, una reducción drástica de la publicidad de alimentos insanos dirigida a población infantil y una política impositiva que encarezca los alimentos insanos y abarate los saludables, y señala a Portugal o Chile como ejemplos a seguir.