Enlaces accesibilidad

Bruselas recorta en 1,6 puntos la previsión de crecimiento para España este año hasta el 4,6 %

  • El repunte del PIB se sitúa casi dos puntos por debajo de la estimación del 6,5 % del Gobierno para este año
  • Se une así al FMI o la AIReF, que rebajaron sus expectativas después de que el INE recortase el crecimiento en julio

Por
Bruselas recorta hasta el 4,6 % el crecimiento de España para este año, lejos de la previsión del Gobierno

La Comisión Europea ha enfriado el optimismo del Gobierno sobre la evolución de la economía española para este año y el que viene, reduciendo su previsión de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) hasta el 4,6 % para 2021 y el 5,5 % para 2022, unas cifras que recortan en 1,6 y 0,8 puntos la proyección de verano y que es casi dos puntos inferior al escenario que dibuja el Ejecutivo para los dos próximos ejercicios.

"Si miramos la proyección para 2022 y 2023 tienes un 5,5 % y un 4,4 %, esto significa que las cosas avanzan un poco más tarde en el tiempo, pero el horizonte es de fuerte expansión", ha asegurado en una rueda de prensa el comisario de Economía, Paolo Gentiloni, al ser preguntado por si le preocupa la marcha de la economía española. Con estos cálculos, España será la última de las cuatro grandes economías del euro en recuperar el nivel de PIB anterior a la crisis: no lo hará hasta el primer trimestre de 2023, mientras que Alemania, Francia e Italia lo conseguirán antes de que termine el próximo año.

Boletines RNE - Bruselas rebaja la previsión de crecimiento para España para 2021 y 2022 - Escuchar ahora

La Comisión Europea se une así al Fondo Monetario Internacional (FMI) o la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), que recientemente rebajaron sus previsiones económicas ante el empeoramiento de las expectativas por la subida en los precios de la energía y el transporte, los problemas en las cadenas de suministros globales y la posibilidad de que el aumento de los casos de coronavirus en otros países lastre el turismo en España. También el Instituto Nacional de Estadística (INE) recortó en 1,7 puntos el crecimiento para España en el segundo trimestre del año, pasando del 2,8 % adelantado al 1,1 %; mientras que en el tercer trimestre avanzó que la economía española crecería un 2 %, un dato que no basta para recuperar lo perdido en lo más duro de la pandemia. 

Sin embargo, el Gobierno sigue ajeno a estas perspectivas y mantiene su previsión de crecimiento en el 6,5 % para este año y el 7 % para el que viene. Fijó este dato en abril, al remitir el Plan de Estabilidad a Bruselas, y no lo ha tocado en octubre, tras el envío del borrador de los Presupuestos para 2022 a la Comisión Europea.

La propia vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicas, Nadia Calviño, ha restado importancia este jueves a esta rebaja por parte del Ejecutivo comunitario y, en una entrevista en La Hora de la 1 de TVE, ha dicho que las proyecciones del Gobierno recogidas en las cuentas públicas "se van a cumplir" este año y previsiblemente también el próximo, ya que se basan en "unas estimaciones muy prudentes". Además, se ha mostrado confiada en que "la recuperación está en marcha" y que a final de año el nivel de actividad será igual que antes de la pandemia.

La recuperación "gana terreno", aunque a menor ritmo

La Comisión Europea es más pesimista que la vicepresidenta y, en las previsiones de otoño publicadas este jueves, apunta a que el PIB español se situará en el 4,6 % a final de este año, lo que implica un recorte de 1,6 puntos respecto a la estimación de julio, cuando situó el repunte de la economía en el 6,2 %. "Después de registrar la contracción más profunda en la Unión Europea (UE) en 2020", señala Bruselas en referencia a la caída del 10,8 % registrada en el PIB español tras el impacto de la pandemia, "la recuperación económica está ganando terreno en España" y "la implementación del Plan de Recuperación y Resiliencia mantendrá el impulso económico en el horizonte de pronóstico y estimulará la inversión pública y privada". 

Según destaca, desde el levantamiento del estado de alarma a mediados de mayo, respaldado por "el éxito" de la campaña de vacunación, la economía española "ha entrado en una recuperación constante", la creación de empleo "se ha acelerado en los últimos meses" y los indicadores de confianza "siguen siendo muy altos", lo que permitirá que el crecimiento se acelere en la segunda mitad del año, con el consumo privado como principal motor.

Tras el repunte en la segunda mitad de 2021, apunta la Comisión, la economía española continuará creciendo en 2022 y recuperará su nivel prepandemia en el primer trimestre de 2023; de esta manera, estima que el PIB crecerá un 5,5 % el próximo año y un 4,4 % el siguiente. "Se proyecta que el crecimiento del consumo privado se mantenga fuerte con el impulso del ahorro acumulado durante la pandemia y la recuperación del empleo. Mientras tanto, la implementación del Plan de Recuperación cobrará impulso, impulsando así la inversión pública y privada", añade el organismo.

Más cerca - El PIB no mide el nivel de bienestar social - Escuchar ahora

No obstante, y aunque la incertidumbre sobre la economía española ha disminuido "significativamente" gracias al control de la situación sanitaria a nivel nacional, "aún existen varios riesgos para las perspectivas", alertan desde Bruselas. Entre ellos, advierte de la persistencia de la pandemia en otros países, lo cual podría retrasar la recuperación del sector turístico; de los cuellos de botella y los precios de la energía y el transporte; así como de los desajustes del mercado laboral, que podrían afectar la implementación de inversiones verdes y digitales. Si bien, se mantiene optimista respecto a la implementación de los fondos europeos, que "podría generar efectos de atracción más poderosos y un impacto más fuerte de las reformas clave en el crecimiento potencial".

Por todo ello, España será la última de las cuatro grandes economías del euro en recuperar el nivel de PIB anterior a la crisis, situándose por detrás de Alemania, Francia e Italia. Mientras que nuestro país lo conseguirán en el primer trimestre de 2023, el resto de economías lo harán antes de que termine el próximo año.

El mercado laboral se está recuperando "rápidamente"

Este recorte en las previsiones de crecimiento contrasta con la mejora en los datos de empleo, donde España anota una pequeña mejora respecto a la anterior estimación. La Comisión Europea destaca que "el mercado laboral ha mostrado una resistencia notable en comparación con crisis anteriores", gracias a mecanismos como los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), que "mitigaron notablemente la destrucción de puestos de trabajo durante las etapas iniciales de la crisis de COVID-19 y han allanado el camino para una rápida recuperación del mercado laboral".

Así, la tasa de paro se situará en el 15,2 % este año, medio punto menos que en mayo; para después reducirse hasta el 14,3 % el próximo año, una décima menos; y hasta el 13,9 % en 2023. No obstante, son niveles que duplican la media de la Eurozona.

Respecto a la inflación, el organismo avanza que seguirá "en niveles récord" hasta el segundo trimestre de 2022, "a pesar de algunas medidas adoptadas por el gobierno para contenerlos, incluida la reducción de las tasas de IVA". Además, destaca, la indexación de las pensiones al IPC ejercerá "cierta presión al alza sobre la inflación subyacente".

Estima, además, que el déficit público se reducirá desde el 11 % que marcó en 2020 hasta el 8,1 % este año, una cota cinco décimas mayor que en sus últimas previsiones, y hasta el 5,2 % en 2022, sin cambios con respecto al cálculo previo. La deuda pública, por su parte, aumentará seis décimas este año, hasta el 120,6 % del PIB, y caerá el próximo al 118,2 % y en 2023 al 116,9 %, una senda de reducción algo menos optimista que la del Gobierno y la anticipada previamente por Bruselas.

Eleva el crecimiento de la UE y la eurozona en 2021

Al contrario que en España, la Comisión Europea ha revisado al alza sus previsiones de crecimiento para la UE y la eurozona durante 2021, pronosticando que el PIB en ambas áreas avanzará un 5 %. Sin embargo, para 2022 empeoró sus estimaciones y predijo un crecimiento económico del 4,3 % tanto en los diecinueve países que comparten el euro como en los Veintisiete.

En julio, el Ejecutivo comunitario había anticipado un aumento del PIB del 4,8 % en el club comunitario y los países de la moneda única durante 2021, en tanto que para 2022 esperaba un avance del 4,5 % en los dos espacios. Bruselas ha asegurado en un comunicado que la economía se está recuperando de la recesión causada por el coronavirus “más rápido de lo esperado”, pero ha advertido de que sus previsiones dependen “en gran medida” de la evolución de la pandemia y del ritmo al que la oferta se ajusta al “rápido cambio de tendencia en la demanda tras la reapertura de la economía”.

Noticias

anterior siguiente