Enlaces accesibilidad

EE.UU. permite a Alemania completar su gaseoducto con Rusia a cambio de que apoyen a Ucrania

  • Nord Stream 2 llevará gas natural ruso hacia Alemania sin pasar por Ucrania, país en continua tensión con Moscú
  • A pesar del apoyo, desde EE.UU. lo consideran un "proyecto geopolítico de Rusia para extender su influencia maligna en Europa"

Por
Nord Stream 2, gas natural ruso hacia Alemania sin pasar por Ucrania
Nord Stream 2, gas natural ruso hacia Alemania sin pasar por Ucrania REUTERS / Maxim Shemetov

Estados Unidos ha anunciado este miércoles que ha llegado a un acuerdo con Alemania por el que permitirá que se complete el gasoducto Nord Stream 2 a cambio de garantías de que Berlín ayudará a Ucrania para que el proyecto no amenace su seguridad energética.

El pacto resuelve la mayor fuente de tensión en la relación entre Washington y Berlín: la rotunda oposición estadounidense a ese gasoducto que unirá Rusia y Alemania por el mar Báltico y que ya está casi terminado.

En un comunicado conjunto, Estados Unidos y Alemania han enumerado una serie de condiciones bajo las que, en la práctica, el Gobierno estadounidense acepta que se complete ese proyecto, del que ya se ha construido más del 95 %.

El acuerdo "está diseñado para asegurar que Rusia no usará de forma inadecuada ningún gasoducto, incluido Nord Stream 2, para lograr fines políticos agresivos mediante el uso de la energía como un arma", indica el comunicado.

EE.UU. teme que Rusia deseche la ruta de gas en Ucrania

La oposición de Estados Unidos al gasoducto se debía principalmente a las preocupaciones de sus aliados en el este de Europa, en especial Ucrania, que teme que ese proyecto permita a Moscú desechar la ruta de tránsito de gas a través del territorio ucraniano.

En virtud del acuerdo, Alemania se compromete a ayudar a Ucrania a negociar "una extensión de hasta 10 años" de sus contratos para el tránsito de gas con Rusia, que expiran en 2024.

Reportajes 5 Continentes - Nord Stream 2, el gasoducto de la discordia - Escuchar ahora

Berlín nombrará incluso un enviado especial para llevar a cabo esas negociaciones, que empezarán "lo antes posible y no más tarde del 1 de septiembre", señala la nota conjunta.

Negociaciones a partir de septiembre

Además, Alemania se compromete a tomar medidas políticas "si Rusia intenta usar la energía como un arma o comete nuevos actos agresivos contra Ucrania", agrega el comunicado.

En ese caso, "Alemania actuará a nivel nacional y presionará para que se tomen medidas eficaces a nivel europeo, incluidas sanciones, para limitar las capacidades rusas de exportación a Europa en el sector energético, incluido el gas, o en otros sectores económicos relevantes", precisa.

Desde finales de 2019 un nuevo gasoducto submarino llevará gas ruso a Alemania sin tener que pasar por Ucrania. Se trata del Nord Stream 2, que ya ha generado inquietudes en Washington y en varios países europeos por el temor a que crezca la capacidad de presión de Moscú y la dependencia energética de Europa.

Asimismo, Berlín se compromete a "establecer y administrar un Fondo Verde para Ucrania" que apoyará la transición energética a fuentes más limpias en el país europeo, de acuerdo con el comunicado.

Críticas en el Congreso estadounidense

Alemania donará inicialmente al fondo al menos 175 millones de dólares (casi 150 millones de euros) y tanto Washington como Berlín se comprometen a promover inversiones en ese proyecto de "al menos 1.000 millones" de dólares" (847 millones de euros), incluidas algunas del sector privado.

Esas garantías no apaciguaron las críticas en el Congreso estadounidense, donde senadores de ambos partidos expresaron su oposición al acuerdo con Alemania.

Europa abierta en Radio 5 - NordStream 2, el gasoducto que divide a la UE - 14/02/19 - Escuchar ahora

El Departamento de Estado ha dicho que no tenía muchas alternativas a este acuerdo, dado que el Gobierno anterior, el del expresidente Donald Trump, "no aplicó sanciones relacionadas con el oleoducto hasta su último día en el poder", cuando el proyecto ya estaba muy avanzado. "Seguimos oponiéndonos a Nord Stream, lo seguimos considerando un proyecto geopolítico de Rusia para extender su influencia maligna en Europa", ha matizado este miércoles una alta funcionaria del Departamento de Estado, que ha pedido el anonimato, en una rueda de prensa telefónica.

"Esta es una mala situación y un mal gasoducto. Pero necesitamos ayuda para proteger a Ucrania, y este acuerdo supone pasos significativos para ello", ha afirmado este miércoles la subsecretaria de Estado de EE.UU. para Asuntos Políticos, Victoria Nuland, en una audiencia ante el Senado.

Merkel llama a Putin por teléfono al conocerse el acuerdo

Poco después de anunciarse el acuerdo se ha conocido la noticia de que la canciller alemanaAngela Merkel, ha mantenido este miércoles una conversación telefónica con el presidente ruso, Vladímir Putin, en la que ambos abordaron la situación del gasoducto.

La viceportavoz de la canciller, Ulrike Demmer, ha dicho que los dos hablaron de "cuestiones energéticas, como el tránsito de gas a través de Ucrania y el gasoducto Nord Stream 2", sin añadir más detalles al respecto en un comunicado.

Merkel y Putin hablaron además de la aplicación de los Acuerdos de Minsk para alcanzar una solución pacífica al conflicto en el este de Ucrania, según la viceportavoz de la canciller.

El gasoducto Nord Stream 2 lo construye la compañía estatal rusa Gazprom, pero tiene como inversores financieros a la francesa Engie, la austriaca OMV, la británica Shell y las alemanas Uniper y Wintershall DEA .
 

Noticias

anterior siguiente