Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Los hosteleros piden "ayudas directas ya": "Estamos hartos de pagar los platos rotos"

  • El sector de la hostelería se ha manifestado ante las sedes del Ministerio de Hacienda en distintas ciudades
  • Este jueves presentarán una demanda colectiva ante Industria por las pérdidas en el estado de alarma

Por
Los hosteleros "hartos de pagar los platos rotos" del coronavirus se manifiestan para pedir ayudas directas al sector

Los hosteleros reclaman "ayudas directas ya" frente la sede del Ministerio de Hacienda en Madrid porque no quieren seguir pagando los "platos rotos" por la crisis del coronavirus, consideran que el Gobierno "cada día es más consciente" de la necesidad de dar ayudas directas a un sector que se dirige a la ruina y que sufre las restricciones establecidas para frenar los contagios.

"Estamos hartos de pagar los platos rotos (...) Nos están arruinando", ha lamentado el presidente de la patronal Hostelería de España, José Luis Yzuel, quien ha participado en un acto de protesta en Madrid, frente al Ministerio de Hacienda.

Bajo el lema Un año de restricciones pagando los platos rotos, los participantes han tirado platos al suelo como gesto simbólico de denuncia, lo que se ha repetido también en las diferentes provincias españolas en las que se han convocado concentraciones, según los organizadores.

En Bilbao, los hosteleros se han manifestado en frente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco que ha aceptado su petición de medidas cautelares, así podrán reabrir los bares y restaurantes en zona roja con las restricciones generales del resto de Euskadi, al 50 % del aforo y hasta las ocho de la tarde.

Ayudas directas

Los hosteleros, casi un año después del inicio de la pandemia, denuncian que continúan pagando los "platos rotos", debido a la falta de ayudas directas y a la criminalización del sector, sometido a restricciones mucha veces injustificadas y desproporcionadas que siguen afectando al empleo y al tejido empresarial.

El secretario general de Hostelería de España, Emilio Gallego, pide "ayudas directas ya porque los bares y restaurantes están en situación crítica". Denuncia pérdidas de facturación superiores al 50 % y anuncia demandas colectivas contra la Administración para exigir indemnizaciones por los cierres decretados en el estado de alarma por la pandemia.

En su opinión, se ha focalizado en la hostelería de forma injusta. "Las Administraciones no han hecho lo que tenían que haber hecho y ahora lo vemos con las vacunas", ha denunciado."Se ha elegido a la hostelería como un sector muy visual, porque no hay calle en España sin bares, para parecer que son muy drásticos y se lucha mucho contra el virus. Somos un chivo expiatorio", ha lamentado. 

Demanda colectiva

Estas concentraciones llegan en una semana, en la que el sector presentará este jueves ante el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo las primeras 50 demandas por las pérdidas provocadas por el estado de alarma, según informó la plataforma LaHosteleríaDeTodos.org, que integra restaurantes, cafeterías, bares y tabernas.

En concreto, estas demandas están siendo preparadas por el despacho de abogados Cremades & Calvo-Sotelo, especialistas en la gestión de asuntos judiciales de varios miles de afectados y que cuenta con un equipo en el que figuran varios exmagistrados del Tribunal Supremo y del Tribunal Constitucional, que ha liderado la argumentación jurídica de estas demandas.

De esta forma, la plataforma semanalmente y hasta el 14 de marzo, fecha en la que se cumple el primer año del estado de alarma decretado por el Gobierno para frenar la expansión del coronvirus, continuará presentando nuevos grupos de demandas

70.000 millones de pérdidas en 2020

La hostelería española concluyó 2020 con unas pérdidas de 70.000 millones de euros en la facturación, alrededor del 50% de sus ventas, y con el cierre definitivo de 85.000 bares y restaurantes por el impacto de la crisis sanitaria del coronavirus.

"El sector está en un momento crítico y atravesando su peor momento histórico. Cerramos 2020 con una reducción del 50% de la facturación. Esto es dramático para un colectivo tan fragmentado", ha subrayado Gallego.

Los hosteleros destacan la sangría de empleos, ya que actualmente hay 360.000 trabajadores se encuentran en situación de ERTE, mientras que calculan que se han perdido 300.000 de manera completa. "Creemos que unos 85.000 establecimientos han cerrado ya definitivamente y lamentablemente todavía no se ha tocado fondo", apunta su portavoz.

Noticias

anterior siguiente