Enlaces accesibilidad

Trump planta a Biden en su toma de posesión: una situación con varios precedentes en el continente americano

  • Trump no es el único presidente de EE.UU. en negarse a asistir a la toma de posesión de su sucesor
  • En los últimos años, varios mandatarios electos en América han visto como su antecesor no les daba el relevo oficialmente
  • Última hora de la toma de posesión de Biden

Por
El expresidente de Estados Unidos Donald Trump
El expresidente de Estados Unidos Donald Trump MANDEL NGAN / AFP

Hace más de una semana el presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que no asistirá a la toma de posesión del demócrata Joe Biden como presidente estadounidense este 20 de enero. Sin embargo, esta actitud del mandatario no es la primera vez que se registra en el continente y son varios los presidentes electos los que se han quedado plantados por los salientes en el traspaso de poder.

El traspaso de mando se ha convertido en un momento polémico e incómodo en algunos países de América, ya sea por orgullo, mala educación o diferencias rotundas con los nuevos mandatarios.

Además de Estados Unidos, otros países del continente como República Dominicana, Bolivia, Perú o Argentina han sido protagonistas de los más recientes plantones presidenciales.

Traspaso de poder con un simple: "Ahí le dejo el Gobierno"

Este miércoles se celebra la ceremonia de investidura de Joe Biden en un Washington todavía sobresaltado por el asalto al Capitolio llevado a cabo el pasado 6 de enero por parte de miles de seguidores de Donald Trump y en el que se celebrará el segundo juicio político contra el magnate neoyorquino.

Trump anunció dos días después al ataque en la sede de las dos cámaras del Congreso de Estados Unidos con la frase despectiva: "Ahí le dejo el Gobierno", que no asistirá a la toma de posesión de Biden. "A todos los que me han preguntado, no iré a la toma de posesión el 20 de enero", aseguró a través de su cuenta en la red social Twitter.

Se espera que el presidente saliente abandone la Casa Blanca y la ciudad de Washington D.C. el mismo miércoles 20 por la mañana y desde el pasado jueves se atisban signos de mudanza en la residencia presidencial.

Donald Trump inicia la mudanza de la Casa Blanca

Al acto sí acudirá el vicepresidente salienteMike Pence, quien, según varias fuentes, ha llamado a su sucesora, Kamala Harris, para darle la enhorabuena en una conversación que han calificado como "agradable".

No es la primera vez que en Estados Unidos un presidente no acude a la toma de posesión de su sucesor, ya que Andrew Johnson (1865-1829) se negó a asistir a la ceremonia de investidura de Ulysses S. Grant (1869-1877), y John Quincy Adams (1825-1829) hizo lo mismo con Andrew Jackson (1829-1837), aunque se desconocen las razones.

El republicano Richard Nixon tampoco estuvo en la toma de posesión de su sucesor, ya que abandonó la Casa Blanca tras renunciar al cargo por el escándalo Watergate, y su vicepresidente, Gerald Ford, juró el cargo que dejó libre.

Relevo en la Casa Blanca, más de dos siglos de tradición

Toma de posesión en tiempos de pandemia

Tras unas elecciones marcadas por las estrictas medidas sanitarias, República Dominicana presenció el pasado mes de agosto la investidura de Luis Abinader como mandatario, en un momento en el que varios países ya estaban bajo cuarentena debido a la COVID-19.

A la ceremonia tan solo acudieron ocho delegaciones, entre ellos tres presidentes: el mandatario de Honduras, Juan Orlando Hernández; el de Haití, Jovenel Moise; y el de Guinea Bissau, Umaro Sissoco Embaló.

Bajo un protocolo rápido y sencillo en el despacho del presidente del Senado, el presidente saliente, Danilo Medina, le entregó la banda presidencial a Abinader.

Sin embargo, el Gobierno saliente explicó que Medina no estaría presente en la toma de posesión, celebrada el 16 de agosto en el Congreso Nacional, como medida preventiva por el coronavirus.

Perú: de Alan a Humala y a Kuczynski

Perú también ha sido protagonista de varios plantones por parte de mandatarios salientes a sus sucesores. En 2011, Alan García no acudió a la toma de posesión de Ollanta Humala y, en su lugar, García entregó la banda presidencial al jefe de la casa militar en el Palacio de Gobierno.

Alan García anunció que no acudiría a la ceremonia en el Congreso para evitar que se repitieran los abucheos que recibió cuando salió del Gobierno en 1990, fecha en la que dejó al país en una grave crisis económica.

"No es un desaire ni va en contra de la tradición democrática", afirmó García, quien subrayó que si se preparaba "un circo o una embocada con escándalos", le estaría faltando el respeto a la Presidencia de la República.

El propio Humala tampoco asistió al traspaso del mando a Pedro Pablo Kuczynski y fue la presidenta del Parlamento, la fujimorista Luz Salgado, la encargada de imponerle la banda presidencial.

El desplante de Áñez en Bolivia

Después de la tensa situación en Bolivia tras la salida de Evo Morales del poder, la victoria de Luis Arce en los comicios por el Movimiento al Socialismo (MAS) y la pandemia de la COVID-19, la presidenta interina del país, Jeanine Áñez, fue la que no acudió al acto de investidura de su sucesor.

Evo Morales renuncia en Bolivia tras retirarle su apoyo el Ejército y la policía

Áñez afirmó que no acudiría a la toma de posesión de su sucesor ante las discrepancias y acusaciones por las muertes de civiles en operativos militares y policiales cuando llegó al poder en noviembre de 2019 y regresó a Beni, su departamento natal.

"Aquí me quedo, a seguir aportando desde el lugar que me toque. Tengo causas, defenderé los bonos y la democracia", aseguró al confirmar que no iría a la investidura de Arce, que se celebró el pasado 8 de noviembre.

"Quilombo" protocolario

En Argentina, Cristina Fernández de Kirchner se negó a asistir a la investidura de su sucesor, el conservador Mauricio Macri, después de su victoria sobre el kirchnerista Daniel Scioli en 2015.

Cristina Fernández no acudirá a la toma de posesión de Macri en Argentina.

Fernández de Kirchner tomó la decisión de no traspasar la banda presidencial y el bastón a Macri, después de que el conservador le pidiera en una llamada telefónica que le entregara los atributos del mando en la Casa Rosada en lugar de en el Congreso, como era costumbre del kirchnerismo en sus 12 años en el poder.

Noticias

anterior siguiente