Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

Jordi Sarrión, politólogo experto en comunicación política, explica en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso cómo el intento de asesinado a Donald Trump puede afectar a las elecciones presidenciales de noviembre en Estados Unidos. Sarrión ve paralelismos con el intento de asesinato de Bolsonaro, que fue "la construcción de un mito para el bolsonarismo y el trumpismo estaba falto de un mito. Y ahora mismo ya lo tiene", explica. La imagen de Trump con la cara ensangrentada y con el puño en alto, según Sarrión, beneficia al expresidente y cambia el marco del debate. "Las probabilidades de Trump, desde este intento de asesinato, han acabado de despuntar […] Según las previsiones, ahora mismo Trump tiene un 75% de probabilidades de ganar las elecciones y Biden un 17%", señala Sarrión.

Jordi Sarrión insiste en que Trump quiere proyectar la figura de un héroe que resiste frente a las adversidades, pero que también es humano. "Se construye una figura política que es muy común en la comunicación política, que es la del bien contra el mal. Él se erige como representante del bien y como el valiente que es designado por Dios". Sobre lo que tiene que hacer el Partido Demócrata en estos momentos, Sarrión dice que los demócratas deben elegir y designar a su candidato. "Creo que ahora mismo el Partido Demócrata necesita un golpe de efecto", concluye.

Emilio González, asesor del Partido Republicano y de la campaña electoral de Trump, asegura que el expresidente está "muy animado, se siente bien y está dispuesto a seguir la campaña". González asegura que los servicios secretos han fallado: "El hecho de que haya un muerto es un fallo. Un joven de 20 años, con una escopeta automática, pudo acercarse a un candidato y dispararle", explica en el informativo '24 Horas Fin de semana'.

Donald Trump ha resultado herido leve por una bala disparada por un francotirador mientras intervenía en un acto de campaña en Butler, Pensilvania, en lo que el FBI ha calificado como un "intento de magnicidio". El agresor fue abatido, un asistente al mitin ha fallecido y otras dos personas están hospitalizadas en estado grave. Tal y como se puede apreciar en las imágenes, Trump se dirigía a los asistentes al mitin cuando se escucharon múltiples detonaciones. El expresidente se llevó la mano al oído tras percibir el sonido de varios disparos; en ese momento, Trump se agachó, los agentes tomaron posiciones en el escenario para asegurar el área e instantes después lo escoltaron hasta un vehículo.

Foto: Rebecca DROKE/AFP

Atentado contra Donald Trump, en un mitin en Pensilvania. Un disparo le ha herido en la oreja levemente. El autor es un joven de 20 años; a los pocos segundos era abatido por la policía. Ha muerto un asistente al acto; otros dos están heridos graves.

FOTO: REUTERS/Brendan McDermid

El atentado perpetrado contra el expresidente estadounidense Donald Trump durante un mitin en Pensilvania ha desatado una ola de rechazo y solidaridad con el aspirante republicano a la Casa Blanca. Las reacciones de condena ante este acto, que ha tenido lugar a dos días del inicio de la Convención Republicana que debe designar a Trump como candidato a la presidencia de Estados Unidos, han sido unánimes. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha sido uno de los primeros en reaccionar. "No hay cabida en América para esta violencia".

Foto: El Servicio Secreto atiende a Donald Trump, tras ser rozado por una bala en un mitin en Pensilvania (ANNA MONEYMAKER/GETTY IMAGES VIA AFP)

Estados Unidos y el resto del mundo está pendiente de todo lo ocurrido con el intento de asesinato contra Donald Trump durante un mítin en Pensilvania en el que ha fallecido uno de los asistentes mientras que el atacante ha sido abatido. Este intento de asesinato ha agitado la campaña para las elecciones presidenciales. Durante los próximos minutos vamos a recapitular y analizar todo lo que ha ocurrido con entrevistas y expertos en un programa especial conducido por Antía André.

Cuatro presidentes de Estados Unidos han muerto asesinados y ha habido once intentos fallidos. El primer magnicidio del país fue en un teatro de Washington, donde Abraham Lincoln recibió un tiro en la cabeza en 1865. Su agresor actuó por motivos políticos. El más mediático y envuelto en teorías de la conspiración fue el de John F. Kennedy, asesinado por un francotirador cuando viajaba con un coche descubierto por Dallas. Entre estos dos atentados, hay otros dos presidentes asesinados: Garfield y McKinley. Ronald Reagan fue gravemente herido en 1981 cuando salía de una conferencia, Roosevelt esquivó dos intentos de asesinato y a George Bush le lanzaron una granada desactivada durante una visita oficial a Tiflis, la capital de Georgia.

Foto: Tumba del presidente Kennedy en el cementerio de Arlington, en Washington.

José Antonio Gurpegui, catedrático de Estudios Norteamericanos en la Universidad de Alcalá, también considera que Trump sale reforzado tras el atentado, ya que muchos diarios le están dando por ganador de las elecciones. "Esa foto en la que está rodeado por agentes de seguridad y el puño en alto va a ser icónica, que va a marcar esta campaña electoral", explica en el informativo '14 Horas Fin de semana'. Gurpegui asegura que, después del atentado, las posibilidades de Biden son muy inferiores y las presiones para que abandone serán más fuertes: "No me extrañaría que Kamala Harris fuera la próxima candidata".

Gustavo Palomares, experto en política estadounidense y director del Instituto Gutiérrez Mellado, cree que lo que le ha ocurrido a Trump le beneficiará políticamente: "Ser la víctima, haber sobrevivido y ser el emblema fundamental de que América se levanta siempre, está premiado en la sociedad estadounidense". Esto está convencido de que será bien aprovechado por Trump, "que tiene esa capacidad" y que polarizará aun más la política estadounidense.

Alana Moceri, analista de relaciones internacionales, escritora y profesora de IE School of Global and Public Affairs., cree que todo lo ocurrido en Pensilvania va a beneficiar mucho a Donald Trump como candidato a la presidencia: "Como ha salido bien, ha salido más fuerte. Su gesto con el puño en alto es muy fuerte. Tiene instinto para aprovechar un momento así". Considera que sus seguidores van a estar ahora más convencidos aún de que es el más adecuado para estar en la presidencia y está convencida de que lo va a aprovechar en la convención que comienza mañana.

Esta es la secuencia de lo que se ha vivido esta madrugada durante el mitin que Donald Trump estaba ofreciendo en Pensilvania. El candidato republicano y expresidente está herido en la oreja derecha. El mismo en su red social ha dicho que se encuentra bien y retomará la campaña en los próximos días.

Donald Trump ha sido disparado esta madrugada, mientras intervenía en un mitin en la localidad de Butler, en el estado de Pensilvania. El político republicano fue alcanzado en la oreja derecha, pero se encuentra bien, según se ha transimitido desde un primer momento. 

El agresor ha sido abatido inmediatamente. Antes había realizado varios disparos desde una posición elevada y desde el exterior del recinto del mitin. Un asistente al mitín ha fallecido como consecuencia de los disparos y otros dos han resultado heridos. 

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se ha rodeado de sus seguidores en Michigan, un estado bisagra, considerado clave para los dos candidatos a la Casa Blanca. "No me voy a ir a ningún lado", ha dicho Biden. "Yo soy el nominado. Nadie, ni la prensa, ni los analistas, ni los expertos decidieron; fueron ustedes, los votantes", ha dicho el mandatario estadounidense, que ha recordado que ganó en Michigan en 2020 y ha asegurado que volverá a hacerlo este año.

Foto: Biden en Detroit (AP Photo/Carlos Osorio)

La presidencia húngara en el Consejo de la Unión Europea se ha convertido en todo un problema para el resto de países miembros de la UE. Su última polémica la ha protagonizado el primer ministro magiar, Viktor Orbán, a su encuentro con el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, en su residencia de Mar-a-lago. "La misión de paz continúa", señala Orbán, unas palabras que dan forma a su gira para hallar una resolución al conflicto entre Rusia y Ucrania, y que le ha llevado a visitar al presidente ruso, Vladímir Putin, así como a su homólogo chino, Xi Jinping.

Después del debate entre Joe Biden y Donald Trump las críticas al presidente estadounidense y las sugerencias de que no debería postularse como candidato a la presidencia han ido en aumento. Anoche en el cierre de la cumbre de la OTAN en Washington tuvo dos lapsus que han dado la vuelta al mundo y, si ya estaba en el punto de mira, ahora lo está aun más. Vamos a hablar sobre la decisión del nuevo gobierno británico para solucionar el problema de la saturación de las cárceles, estaremos en Portugal un fotógrafo que ha conseguido capturar el problema de la vivienda en Lisboa. Tendremos una entrevista sobre los crímenes de guerra en la historia y otra sobre la ley del aborto en Europa. Iremos al estadio olímpico de Berlín, sede de los Juegos de la Alemania nazi y conoceremos los detalles de una boda en India que ha puesto de manifiesto la brutal desigualdad del país. 

Cada nuevo tropiezo de Joe Biden dispara, aún más, las dudas sobre sus capacidades y eclipsa cualquier otra valoración sobre sus intervenciones. Anoche dio su primera rueda de prensa en mucho tiempo y lejos de tranquilizar, más congresistas demócratas le han pedido que renuncie.

Frente a 160 periodistas y millones de espectadores, Biden ha respondido la gran pregunta, la de las dudas sobre su capacidad: y dice que no se retira, que la edad te da sabiduría, que debe terminar el trabajo que empezó y que en el debate contra Donald Trump, agotado, cometió un error estúpido. Biden dice que los líderes europeos no le piden que se vaya, sino que gane a Trump. El mandatario se ha reivindicado como el líder de Occidente frente al aislacionismo de su rival.

Durante una hora, Biden ha exhibido su visión del mundo, sin la ayuda del teleprompter. Era lo que algunos querían ver. Pero también ha cometido varias pifias: habló del "vicepresidente Trump" cuando se refería a su vicepresidenta Kamala Harris, más munición para las burlas en internet. El primero en mofarse ha sido el propio Trump. Al salir, algunos congresistas demócratas, y van 17, le han pedido que pase el testigo a alguien más joven. Otros decían que les ha convencido.

Foto: MANDEL NGAN / AFP