Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

La coalición de Juntos por el Cambio, la principal fuerza opositora de Argentina y a la que pertenece el expresidente Mauricio Macri (2015-2019), ha celebrado su victoria en las elecciones legislativas de este domingo al convertirse en la formación más votada en gran parte de los distritos del país. Sin embargo, la victoria ha sido por un estrecho margen. 

En el caso del Senado, y según el escrutinio provisional -el definitivo lo realizará la Justicia electoral en los próximos días- la coalición oficialista se ha quedado a dos senadores de lograr la mayoría absoluta en la Cámara Alta, lo que supone que en diciembre, cuando se reconstituya, perderá el control del Senado que ostenta desde hace más de tres décadas.

El presidente, Alberto Fernández, ha asegurado que con esta elección "termina una etapa muy dura para el país" marcada por la crisis económica y la sanitaria, derivada de la pandemia de coronavirus que "a poco" el país va superando.

Foto: Miembros de la coalición opositora argentina Juntos por el Cambio celebra la victoria, con el expresidente Mauricio Macri. ALEJANDRO PAGNI / AFP

Dos días antes de entregar el poder el próximo martes, el presidente argentino saliente Mauricio Macri se ha despedido desde el balcón de la Casa Rosada.

Acompañado por su mujer, saludó emocionado y cantó el himno ante miles de seguidores. Después caminó hacia un pequeño escenario en una abarrotada Plaza de Mayo. Afirmó que el presidente electo Alberto Fernández y Cristina Kirchner​ van a encontrar una oposición constructiva.

El investigador principal para América Latina del Instituto Real Elcano, Carlos Malamud, considera que la pregunta clave tras los resultados electorales en Argentina es "cuál de los dos Fernández va a mandar", si Alberto Fernández o Cristina Fernández de Kirchner. "Si manda él, probablemente se aplique una política más pragmática, si manda ella será mucho más radical y confrontativa", asegura. En su análisis en La Tarde en 24 Horas, Malamud ha considerado que el desayuno entre Alberto Fernández y Mauricio Macri "es una novedad muy positiva que augura que va a haber una transición pacífica y pactada" en el país. 

El peronismo regresa a la Casa Rosada cuatro años después tras la victoria de Alberto Fernández en las elecciones presidencias en Argentina. Fernández ha derrotado al presidente saliente, Mauricio Macri, con un 48% de los votos frente al 40% de Macri. Su número dos, Cristina Fernández de Kirchner, regresará al Gobierno del país, esta vez como vicepresidenta.
 

Carlos Malamud, investigador principal para América Latina del Real Instituto Elcano ha analizado en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso los resultados de los comicios en Argentina en los que el hasta ahora presidente Mauricio Macri ha perdido ante Alberto Fernández. Malamud ha explicado que ha sido un resultado "amplio" para Fernández pero alejado de los datos esperados por el Kirchnerismo. En cualquier caso, ha puesto de manifiesto los graves problemas a los que se enfrenta el país, por lo que "la situación que hereda el nuevo presidente va a ser muy difícil de gestionar".


En Argentina, Alberto Fernández, candidato peronista, se ha impuesto con holgura en las elecciones de este domingo, con un 48% y tiene ya garantizado el sillón de la Casa Rosada. Sillón que abandona Mauricio Macri, y junto al que se sentará la nueva vicepresidenta, Cristina Fernández de Kitchner. Alberto Fernández llegaba como favorito a estos comicios, los novenos de la democracia argentina, después de haber aventajado en 16 puntos en las primarias de agosto al propio Macri. Este mismo lunes, Fernández tiene previsto reunirse con el presidente saliente. Con él quiere abordar la transición política hasta el 10 de diciembre, día en el que asumirá el cargo.

El triunfo del abogado Alberto Fernández, de 60 años, en las elecciones de este domingo devuelve al peronismo al poder en Argentina en un momento en el que el país vive una grave crisis económica y de convulsión en América Latina.

Con el 96,99% del voto escrutado, Fernández, del Frente de Todos, se ha impuesto con el 48,10% de los sufragios ante el presidente Mauricio Macri, que ha obtenido un 40,36%, lo que supone una ventaja de casi 8 puntos, mucho menor que la que pronosticaban las encuestas.

Fernández tomará las riendas del poder el próximo 10 de diciembre sin necesidad de una segunda vuelta al haber logrado superar el 45% de los votos.

El candidato a la presidencia de Argentina Alberto Fernández ha logrado este domingo el 47,42% de los votos en las elecciones generales, con el 77,75% de las mesas escrutadas, lo que supondría una victoria en primera vuelta, según los datos del escrutinio provisional.

Por su parte, el actual presidente, Mauricio Macri, ha cosechado el 41,15%, un resultado mejor del anticipado por las encuestas.

Miembros de la coalición peronista argentina Frente de Todos se mostraron este domingo optimistas tras el cierre de colegios electorales para los comicios presidenciales, mientras que autoridades del oficialismo fueron cautelosas y pidieron esperar a conocer el recuento oficial."Estamos muy confiados, estamos dando un avance importante a esta esperanza que se había empezado a manifestar en las PASO (primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias)", expresó Santiago Cafiero, uno de los jefes de campaña de Alberto Fernández, candidato peronista. Después de cerrarse los colegios electorales, a las 18 hora local (21.00 GMT), Fernández, que llegó a los comicios como favorito en todos los sondeos por haber superado en 16 puntos a su principal adversario, el presidente Mauricio Macri, bajó a las puertas del edificio de apartamentos donde vive en Buenos Aires para saludar a la multitud de simpatizantes que coreaban su nombre. 27/10/19
 

Casi 34 millones de ciudadanos, de forma obligatoria, votan este domingo conscientes de que tienen un país dividido y que gane Macri o Fernández la economía del país roza la catástrofe. Alberto Fernández es el candidato peronista, espera lograr más del 45 por ciento de los votos y así evitar la segunda vuelta. Muricio Macri espera un milagro, ya que su popularidad está bajo mínimos. En España sin la obligatoriedad que hay en el país de origen, los argentinos también tienen tiempo de votar hasta las seis de la tarde. Los resultados oficiales no se conocerán hasta que no se hayan recontado de entrado el 10 por ciento de los votos emitidos, según ha marcado la autoridad judicial en Argentina. 27/10/19

La grave crisis económica en Argentina ha dominado toda la campaña electoral que ha concluido este viernes y sus efectos han sido determinantes para posicionar al candidato peronista, Alberto Fernández, como favorito en los comicios del domingo frente al presidente Mauricio Macri. En este adverso contexto económico, con un país en recesión hace un año y medio, Macri ha reconocido el duro impacto que han tenido sus medidas de ajuste pero pide una nueva oportunidad con la promesa de una nueva etapa de crecimiento. Aunque todos los sondeos están en su contra, Macri no se da por vencido y confía en una épica remontada que le permita disputar una segunda vuelta con Fernández el próximo 24 de noviembre. 26/10/19
 

El presidente argentino, Mauricio Macri, y el candidato presidencial peronista Alberto Fernández, favorito en los sondeos, se lanzaron este domingo duras críticas a cuenta de la corrupción en el último debate electoral, que se celebró a una semana de los comicios. En el debate, que tuvo lugar en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA), también participaron los otros cuatro candidatos presidenciales, el exministro de Economía Roberto Lavagna (Consenso Federal); el diputado Nicolás del Caño (Frente de Izquierda y de Trabajadores); el exmilitar Juan José Gómez Centurión (Frente Nos); y el economista José Luis Espert (Unite por la Libertad y la Dignidad).

Los argentinos sólo podrán disponer, desde este lunes, de un máximo de 10.000 dólares (9.110 euros) al mes. Es la restricción que ha impuesto el presidente Mauricio Macri para intentar frenar la caída del peso, a poco más de un mes para las elecciones. Los mercados en Argentina abren hoy expectantes ante las restricciones cambiarias anunciadas el domingo por el Gobierno para intentar frenar la crisis financiera y que el Fondo Monetario Internacional (FMI) estudia ya en detalle.

El Gobierno argentino pide al Fondo Monetario Internacional y el resto de sus acreedores aplazar el pago de su deuda. El Ejecutivo asegura que es solvente pero solicita retrasar los vencimientos para hacer frente a la inflación y la devaluación del peso. La bolsa argentina ha caído este jueves cerca de un 5 por ciento.El anuncio de renegociar la deuda se ha producido en medio de un clima de tensión en las calles, con multitudinarias marchas en contra del gobierno.

Mauricio Macri y Alberto Fernández se jugarán en las urnas la Presidencia de Argentina. Allí, la Iglesia sigue teniendo un peso muy importante, y sobre todo con un argentino a miles de kilómetros de distancia, dirigiendo esa Iglesia, desde el Vaticano. Ignacio Zuleta publicó recientemente un libro con el elocuente título el Papa Peronista. Para él, no hay dudas de la sintonía de Francisco con esa ideología. En los últimos años desde Argentina siempre se vieron en clave interna los encuentros del papa con dirigentes nacionales.

Jornada negra para los mercados de Argentina. La Bolsa de Buenos Aires se ha desplomado, el peso argentino se ha llegado a depreciar un 30% frente al dólar -hasta el mínimo histórico de 65 pesos por cada 'billete verde'- y la prima de riesgo del país se ha disparado tras los comicios primarios para la Presidencia del domingo en los que el actual mandatario, Mauricio Macri, sufrió una contundente derrota ante el peronismo, lo que complica su reelección en las generales de octubre.

El día después de los espectaculares resultados de la candidatura formada por Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, el actual mandatario Mauricio Macri intenta digerir una ventaja que va a complicar y mucho su relección en las elecciones de finales de octubre. Analizamos las consecuencias de este ensayo general electoral con Patricio Giusto, director de la consultora Diagnóstico Político.

El peronista Alberto Fernández se impuso este domingo en las elecciones primarias al presidente de Argentina, Mauricio Macri, por una amplia ventaja de mas de 15 puntos, lo que le sitúa como favorito de cara a los comicios de octubre. Con el 88,84 % de voto escrutado, Fernández, candidato presidencial del Frente de Todos, logró el 47,36 % de los sufragios, frente a un 32,23% que obtuvo Macri, quien aspira a la reelección.
Aunque los últimos sondeos divulgados coincidían en situar en primer lugar a Alberto Fernández, que lleva como compañera de fórmula a la senadora y expresidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015), ninguno daba una diferencia tan abultada como la que ha conseguido en las primarias, cuyos primeros resultados se dieron a conocer una hora y media después de lo previsto en medio de los reclamos de la oposición ante la tardanza. Para acceder en primera vuelta a la Jefatura de Estado argentina es necesario obtener el 45% de los votos en las generales o más del 40% con una diferencia de 10 puntos sobre el mas inmediato rival, por lo que si se repiten estos resultados en los comicios del próximo 27 de octubre, Fernández podría ganar sin necesidad de una segunda vuelta.

Las elecciones presidenciales en Argentina, previstas para el 27 de octubre, se le están poniendo muy cuesta arriba al partido de Mauricio Macri. El presidente reconoce una dura derrota en las primarias, las que se definen los aspirantes a alcanzar la Casa Rosada. La candidatura de Alberto Fernández y la ex presidenta Cristina Fernández se ha impuesto con tanta holgura que la publicación del escrutinio hasta se ha adelantado con respecto al horario previsto.

El jefe de Gabinete del Gobierno argentino, Marcos Peña, aseguró este domingo que las primarias que se celebran hoy en el país suramericano serán las elecciones "más transparentes de la historia". Argentina celebra este domingo elecciones primarias para validar los candidatos presidenciales y parlamentarios que pretenden competir en los comicios generales del 27 de octubre. Las elecciones se realizan tras fuertes cruces entre el oficialismo y la oposición en los últimos días respecto de la fiabilidad de los sistemas de transmisión de datos y recuento de votos que se usarán en la noche de hoy para el escrutinio provisional. 11/08/19