Enlaces accesibilidad
Estados Unidos

¿Por qué se juzga a Trump en un segundo 'impeachment'?

  • El Senado estadounidense juzgará si su discurso previo al asalto al Capitolio constituye "incitación a la insurrección"
  • "Luchad con fiereza", "mostrad fuerza" o "marchemos hasta el Capitolio" son algunas de sus incendiarias frases

Por
 Trump, durante el discurso previo al asalto al Capitolio
Trump, durante el discurso previo al asalto al Capitolio REUTERS/Jim Bourg

Donald Trump pasará a la historia como el primer presidente estadounidense en someterse a dos juicios políticos o ‘impeachments’. En esta ocasión, la Cámara de Representantes le acusa de "incitar a la insurrección" por su discurso previo al asalto al Capitolio de la semana pasada. Pero ¿qué dijo exactamente Trump en ese discurso? ¿Es posible condenarle por las palabras que dirigió a sus simpatizantes o está amparado por la libertad de expresión?

El día 6 de enero, el mismo día que el Congreso votaba para ratificar a Joe Biden como presidente, Trump congregó frente a la Casa Blanca a cientos de enfervorecidos seguidores, frente a los que lanzó un encendido discurso de 70 minutos. Volvió a insistir, de nuevo falsamente, en que su derrota electoral en las elecciones presidenciales de noviembre se debió a un fraude generalizado y animó los manifestantes a "luchar con fiereza" y "mostrar fuerza".

Mientras los manifestantes aplaudían y Trump les animaba a "marchar por la Avenida de Pensilvania hasta el Capitolio", cientos de radicales entraban por la fuerza en el edificio, corazón de la democracia estadounidense, e iniciaban un asalto que dejaría cinco muertos y alrededor de cien detenidos.

Las frases en las que se basa el 'impeachment'

El histórico documento por el que se abre un segundo proceso de 'impeachment', firmado el miércoles por la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, contiene dos frases del discurso por las que se justifica el cargo de "incitar a la insurrección". "Ganamos estas elecciones, y las ganamos por mucho" es la primera de ellas. Trump repitió una idea en la que lleva insistiendo desde noviembre, acusando a Biden de ganar mediante un fraude en varios estados, algo que se ha probado falso en repetidas ocasiones.

Según el documento firmado en la Cámara Baja, esta frase es solo el último de sus intentos de "subvertir y obstaculizar la certificación de los resultados electorales de 2020". Además, en la acusación se incluye la llamada que hizo al secretario de estado de Georgia para "encontrar" votos que le dieran la victoria en este estado.

En la segunda frase incluida en las cuatro páginas de documento, Trump llama directamente a la acción a sus seguidores y lo hace con un tono casi bélico. "Si no lucháis con fiereza –fight like hell-, vais a dejar de tener un país". Según los congresistas, estas declaraciones "motivaron las acciones ilegales en el Capitolio".

¿Puede Trump ser inhabilitado si pierde el 'impeachment'?

Otros mensajes incendiarios

Aunque no están incluidos en el 'impeachment', el discurso contiene otras frases que previsiblemente saldrán a relucir durante el juicio en el Senado. Trump repitió que "nunca aceptaría" su derrota y calificó a Biden de "presidente ilegítimo". "Esto es lo que tendréis, y no podemos permitir que pase", lanzó a sus partidarios.

"Vamos a marchar hacia el Capitolio y vamos a animar a nuestros valientes congresistas y senadores, pero probablemente no vamos a animar tanto a algunos de ellos", afirmó, para después pedir a sus simpatizantes que "mostraran fuerza". Antes de que el discurso terminara, decenas de sus seguidores ya estaban dirigiéndose al Capitolio

Sus abogados, por otro lado, se agarran a otras partes menos combativas del discurso para negar que incitara a la violencia. "Haced que se escuchen vuestras voces de manera pacífica y patriótica", aseguró en un momento de su intervención.

¿Se puede condenar a Trump por estas frases?

Cuando el juicio político comience en el Senado, cosa que no ocurrirá al menos hasta la semana que viene, los parlamentarios tendrán que determinar si se cumple el único cargo imputado al presidente, el de "incitar a la insurrección". En Estados Unidos, la libertad de expresión, protegida por la primera enmienda de la Constitución, tiene pocas excepciones, pero una de ellas es la de la "incitación".

Para que se dé esta "incitación", tiene que haber pruebas de que el orador tuviera la intención de que su discurso provocara desórdenes y que el discurso efectivamente dé lugar a acciones violentas inminentemente después de ser pronunciado.

Aunque previsiblemente los Senadores mostrarán que posteriormente al discurso de Trump se produjeron actos violentos, sus abogados defensores recurrirán a la primera enmienda para asegurar que el discurso no incitó explícitamente a la turba a asaltar el Congreso.

Según la doctrina legal estadounidense, es inusual que se condene a alguien por incitación, y los tribunales han protegido otros discursos más explícitos que el de Trump, como "vamos a tomar la calle de nuevo" o "te vamos a romper el maldito cuello", según ejemplos recogidos por la cadena NBC.

Los expertos legales consultados por medios estadounidenses se muestran divididos sobre si Trump puede ser condenado en base a sus palabras. Para el profesor Garrett Epps, de la Universidad de Baltimore, el discurso del presidente sí cumple con las condiciones para que se pueda acusar de incitación: es "inminente" por el contexto en el que lo pronuncia –durante la sesión parlamentaria y a pocos metros del Capitolio, al que anima a "marchar".

Según Epps, citado por la BBC, Trump sabía que miembros de su público tenían la intención de llevar a cabo actos violentos y "no hizo nada para disuadirles", pero por otra parte pidió que la protesta fuera "pacífica", por lo que se cubrió las espaldas. Sin embargo, a diferencia de un tribunal, el Senado no se guía por el principio de si hay "duda razonable" sobre su culpabilidad, sino que seguirá únicamente el criterio de conseguir que dos tercios de los legisladores apoyen la condena. 

Noticias

anterior siguiente