Enlaces accesibilidad

Coronavirus

El jefe de la Guardia Civil dice que trabaja para "minimizar" las críticas al Gobierno y Marlaska lo califica de "lapsus"

Por
Tormenta política tras una polémicas declaraciones del jefe de la Guardia Civil

Las declaraciones del jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, el general José Manuel Santiago, quien este domingo ha asegurado que trabajan para "minimizar" el clima contrario a la gestión del Gobierno, ha provocado una tormenta política que ha llevado a los partidos de la oposición a pedir responsabilidades al Gobierno. Mientras, el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, ha atribuido a un "lapsus" las palabras del general Santiago.

La polémica ha surgido durante la rueda de prensa habitual del comité técnico del segumiento del coronavirus cuando, a preguntas de los periodistas, José Manuel Santiago ha señalado que, en la lucha contra los bulos que se difunden a través de las redes sociales, la Guardia Civil trabaja en dos direcciones: "Por un lado, evitar el estrés social que producen estos bulos y, por otro, minimizar el clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno".

Posteriormente, tras la comparecencia al finalizar la reunión por vídeoconferencia de Pedro Sánchez y algunos de los miembros del Ejecutivo con los presidentes autonómicosMarlaska ha asegurado desconocer las declaraciones de Santiago aunque ha señalado que "evidentemente ha debido ser un lapsus del general".

"Estamos en un estado de derecho, el estado de alarma no modifica nada, no impide la crítica al Gobierno, que forma parte de la libertad de expresión", ha afirmado el ministro del Interior.

Grande-Marlaska: "El estado de alarma no impide la crítica al Gobierno, que es parte de la libertad de Expresión"

Marlaska critica la "falta de lealtad a la Guardia Civil"

En unas declaraciones posteriores en La Sexta, Marlaska ha exculpado al jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil de toda voluntariedad y ha insistido en que las declaraciones son "erróneas" y obedecen al "ejercicio de transparencia" por parte del comité técnico policial, "que todos los días da la cara y responde a las preguntas de los medios de comunicación".

Sin embargo, se ha mostrado "dolido" con las críticas de PP y Vox, a quienes ha acusado de "falta de lealtad" a la institución por intentar "utilizar a la Guardia Civil para tratar de llegar al ministro del Interior".

Ante la petición de la oposición de que comparezca en el Parlamento, Marlaska ha asegurado que no tiene "ningún inconveniente" en hacerlo si así lo exige la Mesa del Congreso pero ha reclamado "que dejen tranquilo al general, que bastante mal lo está pasando, y a la Guardia Civil". 

También la ministra de Defensa, Margarita Robles, se ha referido al asunto durante la comparecencia de los ministros y ha asegurado que el Gobierno hace una defensa "a ultranza" de la libertad de expresión. Robles ha manifestado su garantía de que el estado de alarma no implica jurídicamente ninguna limitación de este derecho, que es "sagrado" y reconocido en la Constitución.

"En ningún caso el estado de alarma, que tienen unas limitaciones, supone la restricción de derechos que son absolutamente intocables como la libertad de expresión", ha dicho Robles.

La Guardia Civil: "Respeto escrupuloso"

La Guardia Civil ha aclarado en un comunicado que la labor que realiza en la detección de bulos e informaciones falsas se ciñe a aquellas que "generan un gran nivel de estrés y alarma social, especialmente en temas de salud" y que esta labor se realiza con un "escrupuloso respeto" al derecho a la libertad de expresión y a la crítica.

"Se monitorizan los bulos que pretenden generar alarma social, nunca la libertad de expresión", de la que el cuerpo es "uno de los principales garantes", añade el texto.

La Guardia Civil es uno de los principales garantes de la libertad de expresión", concluye el comunicado.

La oposición pide la comparecencia de Marlaska

A raíz de las palabras del jefe del Estado Mayor de la Guardia Civill PP, Vox y Cs han pedido responsabilidades al Gobierno.

La portavoz del Partido Popular en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, ha exigido la comparecencia urgente de Marlaska y de otros cargos del Ministerio de Interior, según ha anunciado en su cuenta de Twitter, pues las declaraciones del jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil demuestran, en su opinión, la capacidad del Gobierno de Pedro Sánchez "para pudrir las instituciones".

Álvarez de Toledo ha añadido que también solicitarán la comparecencia del secretario de Estado de Seguridad y de la directora general de la Guardia Civil.

También el presidente del PP, Pablo Casado, ha exigido a Pedro Sánchez que explique "si ha ordenado a los Cuerpos de Seguridad coartar la libertad de expresión de los ciudadanos en redes sociales", un hecho que, según afirma en un tuit, sería "gravísimo".

Vox anuncia acciones legales

Por su parte, el presidente de VoxSantiago Abascal, ha anunciado que su partido interpondrá "acciones judiciales urgentes" contra  "los que han dado esas órdenes y contra cualquier funcionario que las acate" ya que considera que tratan de "proscribir e ilegalizar de facto la oposición democrática y la crítica al gobierno".

Esas acciones legales se dirigirán, en primer lugar, contra el ministro Marlaska y contra el general Santiago quien, dice Abascal, "ha reconocido públicamente un delito gravísimo contra la libertad de expresión"

Abascal ha pedido también la dimisión del Gobierno que, a su juicio, "quiere matar la libertad de expresión usando una institución querida por los españoles, la Benemérita". 

Mientras, el portavoz adjunto de CiudadanosEdmundo Bal, también ha pedido las comparecencias de Marlaska y Santiago ante lo que considera una "declaración gravísima y muy preocupante".

Noticias

anterior siguiente