Enlaces accesibilidad

Economía

La última victoria judicial de Glovo aboca el conflicto con sus 'riders' al Supremo

  • El TSJM falla a favor de la empresa en una demanda de un repartidor y rechaza que exista relación laboral
  • Con esta decisión, Glovo acumula nueve sentencias a favor y nueve en contra por los 'falsos autónomos'

Por
El TSJM ratifica el modelo laboral de Glovo

La sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) que ratifica el modelo laboral de Glovo al considerar que sus repartidores no son 'falsos autónomos' supone un nuevo paso en la indefinición legal en torno a la empresa de reparto, lo que parece abocar el conflicto al Tribunal Supremo.

Según consta en la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, los magistrados desestiman el recurso de suplicación presentado por un 'rider' contra la decisión de juez de los Social número 39 de Madrid, que rechazó reconocer la existencia de una relación laboral con la aplicación Glovo.

El juez asegura en el texto que no se trata de una relación laboral porque Glovo "no tenía trabajadores a su servicio" y se trata de una plataforma de "intermediación on demand de reparto exprés a cuatro bandas en la que se facilita el contacto a personas que necesitan ayuda con sus recados".

Además, el fallo asegura que existe libertad de elección horaria en la que desea colaborar el repartidor "con fijación de la hora de inicio y finalización de su actividad; e incluso dentro de ese período, la posibilidad de no activar la posición de 'autoasignación', lo que significa no estar disponible".

También se refiere a la "libertad de aceptar aquellos pedidos y slots que desea realizar sin tener que ejecutar un mínimo de ellos, con posibilidad de su rechazo incluso una vez aceptada e iniciada su ejecución (sin penalización alguna).

Y añade que el repartidor cuenta con "libertad para elegir la ruta para llegar al destino final, fijado por el cliente, siendo este quien establece las características del producto a adquirir y de la forma de entrega, estableciéndose una relación entre repartidor y cliente".

Diez minutos bien empleados - Los 'riders' persiguen sus derechos laborales - 01/10/18

Contradicción con el TSJ de Asturias

Pero la decisión del TSJM choca con lo establecido hace unas semanas por el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), quien desestimó el recurso contra una sentencia que condenaba a Glovo por despido improcedente, confirmándose el fallo del Juzgado de lo Social número 1 de Gijón, que había estimado que las cláusulas entre la empresa y sus trabajadores son propias de una relación laboral.

Esta contradicción aboca la resolución del conflicto al Tribunal Supremo, según ha confirmado a RTVE.es Manuel Monfort, abogado de Free Riders, uno de los sindicatos de ciclomensajeros existente en España.

"Creo que al ley es clara y afirma que son trabajadores por cuenta ajena, pero Glovo, cada vez que tiene una sentencia en contra, cambia las condiciones y buscan los resquicios legales", dice Monfort, quien señala que es el demandante -y no el sindicato- quien tiene que dar el paso de elevar su caso a una instancia superior.

El sindicato de repartidores cree que esta decisión del alto tribunal madrileño supone un traspiés para sus intereses, sobre todo porque "los jueces suelen ratificar lo que dicen instancias superiores", una circunstancia que hasta ahora les era favorable con la sentencia del TSJA.

La empresa ha mostrado su satisfacción por el fallo que, considera, "avala" su modelo laboral, aunque hasta la fecha Glovo acumula en este tipo de casos nueve sentencias a favor y nueve en contra.

Pero esta es la primera favorable a sus intereses emitida por un tribunal superior, tras el revés que sufrió en Asturias.

Por este motivo, Glovo ha reclamado de nuevo al Gobierno "mayor seguridad jurídica con las nuevas relaciones laborales derivadas de la digitalización".

Batalla judicial

Tanto Glovo como otras empresas de reparto han protagonizado en los últimos meses continuas decisiones judiciales respecto a la vinculación laboral con sus mensajeros. 

Además de los procesos de carácter individual, hay otros procedimientos colectivos como consecuencia de expedientes abiertos por la Inspección de Trabajo.

En ese sentido, Glovo tiene pendiente un juicio de este tipo en Zaragoza, que ha sido aplazado hasta marzo, mientras Deliveroo ya cuenta con dos sentencias en contra de sus intereses en procesos similares en Valencia y Madrid.

Según las cifras facilitadas por la plataforma de reparto, Glovo cuenta con cerca de 7.500 repartidores en España, que cobran una media de 8 euros a la hora.

Noticias

anterior siguiente