Enlaces accesibilidad

Los precios subieron un 2,3% en junio respecto a un año antes debido al encarecimiento de carburantes y frutas

  • El IPC repuntó un 0,3% entre mayo y junio, según el INE
  • La inflación subyacente -la que excluye energía y alimentos- bajó una décima, hasta quedar en el 1%

Por
Una mujer selecciona fruta en un puesto del mercado
Las frutas fueron un 6,3% más caras que un mes antes. EFE

Los precios subieron en junio un 2,3% respecto a los que había un año antes, una tasa de inflación que se aceleró en dos décimas respecto a la de mayo debido a un nuevo encarecimiento de los carburantes y las frutas, según ha confirmado este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El dato publicado por el INE confirma el que adelantó el pasado 28 de junio.

Ese avance no se ha reflejado en la inflación subyacente -la obtenida al excluir el precio de los alimentos no elaborados y los productos energéticos-, que se ralentizó una décima en su tasa interanual hasta quedar en 1%, con lo que se sitúa más de un punto por debajo de la del IPC general.

En cuanto a la evolución intermensual, los precios de consumo aumentaron un 0,3% en junio en comparación a los de mayo, seis décimas menos que el incremento contabilizado en mayo.

Respecto al IPC Armonizado -el que sirve para comparar la evolución de los precios con la de otros países europeos-, situó su tasa anual en un 2,3%, con lo que también se incrementó dos décimas respecto al mes previo.

Fuerte alza en transporte, alimentación y gastos de vivienda

La mayor influencia al alza en el incremento de la tasa interanual vino del grupo de transporte, que acumulaba en junio una subida del 6,1% en comparación al mismo mes del año pasado, un punto por encima que en mayo.

Ese aumento reflejó el encarecimiento de los carburantes y lubricantes, que contrasta con la bajada de precios que experimentaron el año pasado. Destaca también, aunque en sentido contrario, el transporte aéreo de pasajeros, cuyos precios bajaron el mes pasado, mientras que habían aumentado en junio de 2017.

El grupo de alimentos y bebidas no alcohólicas situó su tasa de IPC interanual en el 2,5%, afectado por la subida de los precios de las frutas (un 6,3% mensual), mayor a la registrada en el mismo mes de 2017, y la disminución de los precios de legumbres y hortalizas, que fue menos acusada que la del año pasado.

El INE señala que el alza de este grupo se contuvo por el abaratamiento de los grupos de pescado y marisco, y aceites y grasas, cuyos precios descendieron en junio, mientras que habían subido un año antes. También ayudó el hecho de que la carne se encareció menos este junio que el del año pasado.

El incremento interanual de los gastos vinculados a la vivienda se situó en 2,6%, como consecuencia del incremento de los precios del gasóleo para calefacción -que habían disminuido en 2017- y de la electricidad, cuyos precios aumentaron menos en junio del pasado año.

Los precios del gas, por su parte, influyeron a la baja, ya que en junio este tipo de energía se abarató, mientras que un año antes se había encarecido.

Llama la atención que el grupo de hoteles, cafés y restaurantes haya recortado su inflación en el inicio de la temporada alta turística. En junio bajó tres décimas respecto a la tasa interanual de mayo y se situó en el 1,7%, debido a que los precios de los alojamientos subieron el mes pasado menos de lo que lo hicieron el mismo mes del año anterior.

También se redujo el avance de precios de ocio y cultura, que se ralentizó en dos décimas, hasta quedar en el 0,6%, como consecuencia, fundamentalmente, de que el aumento de precios de los paquetes turísticos fue menor al registrado en 2017.

Aceleración de la inflación en todas las comunidades autónomas

Según los datos por comunidades autónomas, la tasa interanual del IPC se elevó en todas ellas en comparación a mayo.

En Castilla-La Mancha, Cantabria, Navarra, Castilla y León, Cataluña y Comunidad Valenciana, la inflación se situó por encima de la media nacional, con una tasa del que alcanzó el 2,6% en la primera autonomía, que fue del 2,5% en las dos siguientes y del 2,4%, en las tres últimas.

Aragón, Galicia y País Vasco registraron un IPC interanual en línea con la media española, mientras que en el resto de comunidades, el alza de precios fue inferior.

La menor subida de precios de los últimos 12 meses se registró en Canarias (1,8%), seguida de La Rioja, Murcia, Comunidad de Madrid y Extremadura (2,1% en todas ellas).

Bajada mensual de precios de vestido y calzado

En cuanto al comportamiento mensual de los precios, destaca la subida del grupo de alimentos y bebidas no alcohólicas (un 0,5%) por el fuerte encarecimiento del 6,3% de las frutas y el descenso de precios de legumbres y hortalizas. También subieron los precios en el grupo de ocio y cultura (0,9%), en su mayor parte, debido a los paquetes turísticos.

Los gastos vinculados a la vivienda se incrementaron un 0,5% por el alza de los precios de la electricidad y, en menor medida, del gasóleo para calefacción. El coste de la energía también hizo elevarse los precios del transporte (0,4%), mientras que en el incremento de precios de hoteles, cafés y restaurantes (0,3%) influyó el encarecimiento de los alojamientos y, en menor medida, de la restauración.

Por contra, el grupo de vestido y calzado reflejó una bajada de precios del 1,2% en comparación a mayo por la generalización de las rebajas de primavera-verano.

Noticias

anterior siguiente