Enlaces accesibilidad

Báñez reconoce que las pensiones solo han ganado 0,03 puntos de poder adquisitivo en la última década

  • De hecho, desde 2014 han perdido una décima por el nuevo índice de revalorización
  • La oposición pide que las pensiones se revaloricen de nuevo conforme al IPC
  • El sistema de pensiones cierra 2017 con un déficit de 18.800 millones, 200 más

Por
La ministra de Empleo con Celia Villalobos
La ministra de Empleo con Celia Villalobos. EFE/Ballesteros

La ministra de Empleo y Seguridad SocialFátima Báñez, ha reconocido este miércoles que las pensiones solo han ganado 0,03 puntos porcentuales de poder adquisitivo en los últimos diez años y que desde la aplicación del índice de revalorización de pensiones (IRP) en 2014 han perdido una décima.

Según las cifras facilitadas en su intervención en la comisión del Pacto de Toledo en el Congreso y recogidas por Efe, en la última década -2007 y 2017- la tasa media anual del índice de precios acumulada ha sido del 16,5% mientras que las pensiones han subido el 16,53%.

"Es una buena noticia (...) España ha salido de la crisis de una manera justa y social", ha subrayado la ministra, quien ha adelantado que el sistema público de pensiones prevé cerrar 2017 con un déficit de 18.800 millones de euros. Son 200 millones más que en 2016, aunque en términos relativos habría descendido por primera vez desde 2008 al pasar del 1,7% del PIB al 1,61%, según los datos recogidos por Europa Press.

Los partidos de la oposición han reclamado a Báñez, que las pensiones no pierdan poder adquisitivo y vuelvan a revalorizarse según la inflaciónEl PSOE, Unidos Podemos, ERC y el PNV proponen volver a indexar la subida de las pensiones al IPC, mientras que Ciudadanos y el PDeCAT piden revisar el actual modelo de revalorización porque empobrece a los pensionistas.

La ministra ha reiterado que el sistema de la Seguridad Social depende del crecimiento del empleo y de la economía y ha pedido "lealtad" al espíritu del Pacto de Toledo para llegar a acuerdos ya que el sistema de pensiones "sobrevivirá" gracias a las reformas continuas que se hagan en esta comisión e incluso "también a los cenizos y a los oportunistas".

Nuevo factor de sostenibilidad de las pensiones a partir de 2019

Báñez ha defendido el nuevo factor de sostenibilidad que se comenzará a aplicar a partir de 2019 y que -en su opinión- no mermará la pensión inicial. "Dice que a igual contribución, un ciudadano recibirá igual pensión a lo largo de su vida, teniendo en cuenta la edad y la esperanza de vida", ha señalado al tiempo que ha puntualizado que la pensión que se recibe dependerá del crecimiento económico, de la carrera laboral y de las cotizaciones.

Báñez ha señalado que el impacto del factor de sostenibilidad en 2019 no se conoce todavía porque el ministerio está pendiente de recibir la estadística sobre defunciones correspondiente al 2017 y que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE) y ha dicho que en cuanto tengan este dato la Seguridad Social elaborará las tablas definitivas sobre su impacto.

La ministra ha reiterado que el Gobierno es partidario de que se compute toda la vida laboral para cobrar la pensión de forma voluntaria ya que "es de justicia que la crisis no afecte a los ciudadanos dos veces: en el empleo y en su pensión".

"Pensando en carreras de cotizaciones más largas y que se mantengan en activo mucho tiempo se podría dar una segunda opción voluntaria en vez de tener en cuenta los últimos 25 años y que se tuviera en cuenta toda la vida laboral", ha dicho.

El déficit de la Seguridad Social cierra 2017 en 16.800 millones

En la misma intervención ante el pacto de Toledo, Báñez también ha avanzado que la previsión del déficit de la Seguridad Social -incluido FOGASA Y SEPE- es de 16.800 millones de euros en 2017, con lo que se acercará al objetivo fijado en el 1,4% del PIB. En 2016 el déficit de la Seguridad Social cerró en el 1,62% del PIB.

Báñez ha detallado que solo el sistema de pensiones cerrará previsiblemente con un déficit de 18.800 millones en 2017, lo que supone el 1,61% del PIB. La ministra ha señalado que manejaban una previsión del déficit del sistema de pensiones del 1,67% del PIB, de forma que se ha mejorado unas centésimas. No obstante, en términos absolutos, el déficit sería 200 millones mayor que en 2016, cuando terminó en 18.600 millones (1,7% del PIB).

La ministra ha destacado que, por primera vez desde 2008, los ingresos por cotizaciones en el Régimen General aumentaron por encima del gasto en pensiones, un 5,3% frente al 3%, a pesar de tener un millón de afiliados menos, según informa Europa Press. La ministra defiende la calidad del empleo: "No se pueden mejorar los ingresos por cuotas si el empleo creado es precario" y recalca que las cotizaciones suben casi dos puntos más que la inflación.

"El giro en 180 grados en el mercado laboral ha llegado a la Seguridad Social", ha dicho Báñez, que explica esa diferencia en favor a las cotizaciones por el aumento de la base media de cotización. La ministra apunta que los ingresos por cotizaciones permiten abonar el 94% de las pensiones y que este porcentaje de cobertura supone 1,5 puntos más que el porcentaje de 2016. En total, el sistema ingresó por cotizaciones 109.166 millones de euros.

La oposición pide que se tenga en cuenta la inflación

La portavoz socialista en el Pacto de Toledo, Mercè Perea, también ha dudado de que los ingresos crezcan por encima de los gastos en la Seguridad Social ya que el Gobierno no tiene en cuenta los efectos anuales de la inflación y ha aseverado que la gestión del PP "es de cero".

Desde Podemos, la diputada Aina Vidal ha pedido a Báñez que explique bien cómo sería la propuesta de ampliar los años de vida laboral para el cálculo de la pensión porque podría suponer "una terrible condena" para los jóvenes que se han incorporado al mercado en malas condiciones por la reforma laboral.

El portavoz de Ciudadanos, Sergio del Campo, también ha pedido a Bañez más detalles sobre este asunto y ha afeado que tanto el PP como el PSOE usen las pensiones con fines electoralistas. "Buscan más votos que solucionar el problema", además ha pedido una "reforma integral" del mercado de trabajo para asegurar la sostenibilidad del sistema.

Por parte del PNV, el diputado Íñigo Barandiarán ha lamentado que la ministra no haya hecho una proyección de futuro sobre el sistema y ha considerado que el déficit de la Seguridad Social es estructural y no coyuntural. Ha insistido en que la pensión obtenida "debe mantener de por vida la capacidad adquisitiva".

El diputado de ERC Jordi Salvador afirma que el déficit del sistema está inducido por el Estado, que es quien tiene "una crisis en sus finanzas" y exige al Gobierno que cumpla con la Constitución y hagan que las pensiones sean suficientes mediante una financiación "a fondo perdido" proveniente de los Presupuestos y no a través de préstamos. El diputado de Compromís Ignasi Candela y el del PDeCAT Carles Campuzano han señalado la necesidad de mejorar la calidad del empleo y derogar las reformas de los últimos años.

Noticias

anterior siguiente