Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El Consejo de Ministros ha aprobado el ingreso mínimo vital para reducir en un 80% la pobreza extrema en España. Se trata de una prestación de carácter permanente que busca garantizar un umbral mínimo de ingresos para todas las familias. Cuatro de cada cinco personas en situación de pobreza en España, unos 850.000 hogares según la Seguridad Social, podrán cobrar esta prestanción. De ellos, 100.000 no tendrán ni que pedirlo, se le entregará de oficio en primera instancia.

Para poder solicitar el ingreso mínimo vital hay que cumplir una serie de requisitos. En prier lugar, tener entre 23 y 65 años, aunque la edad mínima podría bajar si hay hijos a cargo. Además, la renta de un adulto que viva solo no debe haber superado los 16.614 €  en el último año 43.200 € para una familia con cinco o más miembros. El ingreso mínimo vital será compatible con otras rentas salariales e irá vinculada a la búsqueda activa de empleo.

La prestación se podrá solicitar desde la sede electrónica de la Seguridad Social a partir del 15 de junio y se cobrará mensualmente con efectos retroactivos desde el día 1 de junio.

El vicepresidente segundo del Gobierno ha hablado de la medida como "el mayor avance en derechos sociales desde la ley de dependencia de 2006" y el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha explicado "que va a tener un impacto extraordinario en la reducción de la pobreza".

Informa Esperanza Martín

El gasto en pensiones cayó en mayo por primera vez desde que hay registros. En mayo se pagaron 40.000 pensiones menos que en abril y las nuevas solicitudes se desplomaron más de un 32%. Muchos nuevos jubilados no pudieron completar los trámites para darse de alta en el sistema por culpa del confinamiento que obligó a cerrar la mayoría de las oficinas de la Seguridad Social. Además, el coronavirus se cebó especialmente con la población mayor y triplicó la mortalidad habitual del colectivo de jubilados en esas fechas.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha confirmado que el Ejecutivo va a aprobar la próxima semana el Ingreso Mínimo Vital en Consejo de Ministros, un anuncio que ya había avanzado este lunes el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

"Es una medida histórica para que nadie se quede atrás", ha manifestado este sábado el presidente del Ejecutivo durante su comparecencia en rueda de prensa telemática desde La Moncloa.

En este sentido, Sánchez ha explicado que "será una prestación habitual, permanente, que ya existe en otros países de Europa, para reducir la tasa de pobreza".

[Coronavirus:última hora en directo]

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha adelantado en ‘Las mañanas de RNE’ algunos detalles del ingreso mínimo vital que el Gobierno aprobará el 26 de mayo. Escrivá ha explicado que costará entre 3.000 y 3.500 millones, que tendrán derecho a él cerca de un millón de hogares y que el Ejecutivo está trabajando para que, al menos 100.000 familias, puedan recibirlo de oficio, casi de forma inmediata, sin necesidad de hacer ningún trámite. Además, ha confirmado que se cobrará mensualmente y que, para que ninguno de los posibles beneficiarios se quede fuera, el Gobierno habilitará varios canales para solicitar la prestación.

Escrivá ha explicado que a los solicitantes se les hará un test de patrimonio neto y que la cuantía de la renta dependerá de la tipología del hogar, con especial atención para aquellos en los que haya niños o sean monoparentales. Una parte de la vivienda habitual, aún por definir, no se tendrá en cuenta a la hora de calcular el patrimonio. Además, Escrivá ha afirmado que han consensuado con las comunidades que el ingreso mínimo sea “el mínimo de arranque” que después puede ser complementando con otras ayudas autonómicas.

Escrivá ha asegurado que es urgente poner en marcha el ingreso mínimo vital porque “España tiene desde hace años unos niveles de pobreza severa de los más altos de Europa” y ha dicho que si no lo han aprobado antes es porque una medida tan compleja “no puede improvisarse en 15 días”.

El número de desempleados registrados en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) aumentó en 282.891 personas en el mes de abril respecto al mes anterior por el efecto del coronavirus. El total de demandantes de empleo alcanza la cifra de 3.831.203 personas. Supone un aumento del 7,97% respecto al mes de marzo. Por su parte el número de personas afiliadas a la Seguridad Social en el último día de abril fue de 18.396.362, lo que supone que el sistema registró 49.074 afiliados menos que a día 1.

Con más de 1.200.000 hogares con todos sus miembros en paro, el ministro de Seguridad Social José Luis Escrivá confirmó que la intención de su ministerio es llevar la iniciativa del Ingreso Mínimo Vital a mediados de mayo. Asimismo, Escrivá ha confirmado en Televisión Española que el Ejecutivo no recortará las pensiones para contener el gasto provocado por los desequilibrios resultantes de la crisis del coronavirus.