Enlaces accesibilidad

El Tribunal Supremo avala las prospecciones petrolíferas en Canarias

  • Desestima los siete recursos planteados contra el decreto del Gobierno
  • Esta decisión da luz verde al inicio de los sondeos por parte de Repsol
  • Las prospecciones cuentan con la declaración de impacto ambiental favorable

Por
El Tribunal Supremo avala las prospecciones petrolíferas en Canarias

Permisos aprobados en 2012

Repsol obtuvo los primeros permisos para explorar posibles hallazgos petrolíferos en los fondos marinos del archipiélago canario en 2001, pero el Supremo anuló aquellos permisos porque carecían de las precauciones ambientales exigidas por la ley.

El Gobierno de Mariano Rajoy, en un nuevo decreto aprobado en marzo de 2012, volvía a adoptar aquella decisión, sobre la que ya se ha pronunciado el Supremo. En esta ocasión, a favor de lo acordado por el Ejecutivo central.

El Tribunal Supremo (TS) ha desestimado los siete recursos planteados por diversas administraciones, colectivos y partidos políticos contra el decreto del Gobierno central de marzo de 2012 que autorizaba las prospecciones petrolíferas en aguas del archipiélago canario. En la práctica, esta decisión da luz verde al inicio de los sondeos, que ya cuentan con una declaración de impacto ambiental favorable.

En una nota hecha pública este martes, la Sala adelanta el sentido de su fallo aunque la sentencia todavía no haya sido notificada y señala que "la sección 3ª de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo ha desestimado los recursos" contra el citado decreto.

Este decreto era "referente a los permisos de investigación de hidrocarburos denominados Canarias 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8 y 9" y autorizaba las indagaciones frente a las costas de Lanzarote y Fuerteventura.

El Supremo notificará en los próximos días el rechazo a los recursos presentados por los cabildos de Lanzarote y Fuerteventura, el Gobierno de Canarias, Ecologistas en Acción-Ben Magec, la Fundación César Manrique, WWF e Izquierda Unida, según ha informado el propio tribunal.

Las citadas sentencias -que confirman la legalidad del decreto del Gobierno que concedía los permisos de investigación de hidrocarburos- contarán con, al menos, un voto particular, según fuentes del tribunal citadas por la agencia Efe.

Repsol: "Tiene teóricamente todas las garantías"

Precisamente este martes el presidente de Repsol, Antonio Brufau, avanzaba que en los próximos días se conocería la decisión del Tribunal Supremo en relación a los recursos planteados.

"Lo de Canarias es un proyecto exploratorio a 60 kilómetros de Lanzarote y Fuerteventura que tiene teóricamente todas las garantías de que no va a pasar nada, como no pasa en todos los pozos exploratorios", ha señalado Brufau, quien ha añadido que, fruto de estas operaciones, se ha organizado "un buen debate político" en las islas.

Precisamente, el pasado 29 de mayo, el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente autorizó a Repsol a realizar estas prospecciones petrolíferas en el Atlántico, entre las islas de Lanzarote y Fuerteventura y Marruecos, aunque con condiciones. La compañía petrolera reconocía que había riesgos, aunque mínimos, de que llegara un eventual vertido de crudo al archipiélago.

El pasado 17 de junio representantes de las cinco principales organizaciones ecologistas españolas entregaron en la sede de Repsol en Madrid más de 200.000 firmas, recogidas en 183 países, contra las prospecciones.

El proyecto de Repsol

El proyecto de Repsol consiste, en una primera fase, en realizar dos o tres sondeos frente a las costas de las islas más orientales del archipiélago para comprobar si hay hidrocarburos y si su extracción es viable y rentable.

La perforación de esos pozos se haría desde un barco especial para alcanzar profundidades de hasta 6.000 metros y recoger muestras de roca y fluidos.

Los tres pozos autorizados se sitúan en tres de las nueve zonas en las que Repsol tiene autorización para investigar la existencia de hidrocarburos. Los sondeos en los dos primeros, llamados Chirimoya y Sandía, durarán unos 45 días.

En el tercero, denominado Zanahoria, 180 días. Fuentes de Repsol han indicado a la agencia Servimedia que la multinacional podría no perforar este tercer pozo. Cada sondeo de este tipo supone una inversión aproximada de 100 millones de euros.

El Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente insiste en que en España se han realizado 267 sondeos de este tipo desde mediados del siglo XX y que en ninguno se han producido accidentes graves. Canarias es la única comunidad autónoma con costa donde no se han realizado.

Los que se oponen al proyecto recuerdan, sin embargo, que si estos sondeos son positivos después llegará la fase de la explotación, para la cual Repsol necesitaría nuevos permisos ambientales, que podrían tener riesgo de accidente y repercutirían negativamente en las condiciones medioambientales del archipiélago.

Noticias

anterior siguiente