Enlaces accesibilidad

Industria pide que Competencia investigue si ha habido manipulación en la subasta eléctrica

  • La CNMC tiene la obligación de validar los resultados de la subasta Cesur
  • La subasta eléctrica apunta a un incremento medio del recibo de un 11%
  • El ministro de Energía ve "inaceptable" el resultado de la subasta
  • El PSOE pide la dimisión de Soria y CiU cree que "arruina a la industria"
  • Llamazares pide un cambio de modelo y control público de precios

Por
Soria ve "inaceptable" la subida de la luz y pide a Competencia que investigue la subasta

El Gobierno ha encargado a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) un dictamen de urgencia sobre la subasta Cesur de este jueves y que ha determinado un incremento de más del 11% del coste de la energía a partir de enero para aclarar si ha habido "manipulación".

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha calificado en el Congreso de "inaceptable" el resultado de la subasta eléctrica, que presiona al alza el recibo de la luz, y ha anunciado que en 24 horas se decidirá si se invalida porque "es la primera vez que se da un incremento tan grande en la subasta". "Espero y deseo que (este repunte) sea frenado", ha señalado Soria.

La posible invalidación de la subasta se realizará en función del resultado del informe reclamado a la CNMC. Si en su contenido se aprecia "manipulación", "la consecuencia sería invalidarla", indica el ministro. Añade que el mercado de futuros estaba marcando unos precios más bajos que los que al final ha fijado la subasta.

Si no se invalida, el Gobierno analizará el contenido del informe de Competencia para estudiar modificaciones en el mecanismo de la subasta para que sea "más transparente y más competitivo y no haya ningún tipo de manipulación". Soria ha asegurado que el resultado de la subasta "no tiene nada que ver con la reforma eléctrica que se está tramitando en el Congreso" y sale al paso de algunas interpretaciones que apuntan a que las compañías eléctricas se cobran con la parte del mercado lo que dejan de recibir por los costes regulados.

El informe de la CNMC, en 24 horas por ley

La CNMC tiene la obligación por ley (ver PDF) de, en un plazo máximo de 24 horas, estudiar y valorar el desarrollo de la subasta Cesur. Y puede determinar si es válida o no. En este último caso la subasta quedará anulada a todos los efectos y la CNMC debe emitir un informe detallando los motivos.

Sea cual sea su dictamen, éste se debe elevar a la Secretaría de Estado de Energía, que antes de 48 horas tiene que tomar una determinación al respecto. De hecho puede determinar que el precio de la subasta "no sea considerado en la determinación en la determinación del coste estimado de los contratos mayoristas". Si se anula la subasta, se puede llegar a "sustituir por el precio de la subasta inmediatamente anterior", según la orden ministerial 1659/2009.

La vigésimoquinta se cerró con un incremento del 25,6%, lo cual se traduce en un aumento de esa parte del 10,5% del recibo de la luz que abonan los consumidores acogidos a la Tarifa de Ultimo Recurso (TUR). La TUR, que es la que abonan la mayoría de los consumidores, se fija entre el resultado de la Cesur (un poco más del 40%) y el coste de los peajes (un poco menos del 60%) que determina el Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

En paralelo, la CNMC ya está investigando los altos precios del mercado mayorista de electricidad, o 'pool', del 2 al 9 de diciembre. La extinta Comisión Nacional de Energía (integrada ahora en la CNMC) abrió en febrero dos expedientes informativos a empresas eléctricas por posible manipulación en los precios del mercado mayorista y del programa de resolución de restricciones técnicas.

En los pasillos del Congreso el portavoz del PP, Alfonso Alonso que ha asegurado que no hay justificación para una subida de este calibre. "Desde el punto de vista del ministerio no hay ninguna base que justifique el resultado que se ha producido" en la subasta que ha cerrado con un repunte del 25,6%, ha asegurado.

El PSOE pide la dimisión o el cese de Soria

El secretario de Ordenación del Territorio y Sostenibilidad del PSOE, Hugo Morán, ha exigido la dimisión o destitución del ministro de Industria, José Manuel Soria, tras el alza del recibo de la luz y ha reclamado una "transición energética" en el país.

Morán ha exigido también la retirada de la reforma eléctrica que  precisamente este jueves aprueba el Congreso y que "fracasa antes de ser publicada en el BOE", dada la subida de la luz tras la subasta eléctrica. "En esta situación solo caben dos alternativas: retirar la ley inmediatamente y la dimisión del ministro", ha dicho el dirigente socialista en declaraciones en los pasillos del Congreso.

El portavoz ha reclamado una "nueva transición energética" en España mediante un proceso de "concertación social y política" que afronte este problema energético. "Dos dígitos de subida en el precio de la energía en enero significará gravísimos problemas para miles de familias y gravísimos problemas de competitividad para toda la  industria", ha añadido.

Morán ha acusado al Gobierno de no haber sabido "pilotar" una estrategia sobre la energía, cuando es algo "imprescindible para el desarrollo de cualquier nación". "Por tanto, no caben ya más  dilaciones: dimisión del ministro de Industria o su cese por el  presidente del Gobierno", ha concluido.

IU reclama un cambio de modelo energético

El diputado de Izquierda Unida Gaspar Llamazares ha pedido al Gobierno que anule la última subasta Cesur y renegocie con las eléctricas para evitar nuevas subidas en el recibo de la luz.  Denuncia que el Ejecutivo "ya no sabe qué hacer para eludir su responsabilidad".

Es el Gobierno, subraya, el que llegó a un acuerdo con las eléctricas, el que después lo incumplió, el que titulizó la deuda, "ha creado un oligopolio", y ahora "quiere que se investigue".

Llamazares cree que la única solución pasa por cambiar el modelo energético y quitar poder a unas eléctricas que, entre otras cosas, "tienen a ex presidentes del Gobierno" en sus consejos de administración. Aboga por una reforma "a fondo" para garantizar de verdad la competencia con una institución pública que regule los precios.

Lo que no puede ser, afirma, es que las eléctricas españoles ganen el doble de la media europea y aún "les debamos 40.000 millones", porque eso es "un chollo" para esas empresas y "un desastre para el país".

CiU pide al Gobierno que actúe

El portavoz adjunto de CiU en el Congreso, Pere Macias, ha pedido al Gobierno que "tome cartas" ante el incremento en el recibo de la luz, porque se está "arruinando" al tejido empresarial y eso impide la recuperación del país.

Macías juzga "una auténtica barbaridad" la subida de la luz prevista para enero, tanto para las familias como para las empresas. Esa subida incide en la pérdida de competitividad, alerta, y el resultado es que "se está arruinando a la industria española".

"Esta es la política energética del Gobierno", denuncia, al tiempo que respalda la apertura de una investigación sobre el incremento del precio de la luz en el mercado mayorista.

El diputado de Esquerra Republicana, Joan Tardà, ha asegurado este jueves que la subida de la luz supone un "sabotaje a los derechos sociales", sirve para "dar comida a los tiburones" y hundirá a más gente "en la miseria". En los pasillos de la Cámara Baja, Tardà ha explicado que la expresión que se le viene a la cabeza para definir este asunto es la de 'terrorismo social', pero que no le dejan utilizarla desde la tribuna de oradores.

Según ha denunciado, este nuevo incremento del recibo de la luz va a meter aún a más personas en "el pozo de la pobreza y la exclusión  social". "Me pregunto dónde estaremos dentro de un par de años y creo que mucha gente estará en la profunda miseria", se ha lamentado.

Chesús Yuste (diputado de Cha) ha advertido de que con un alza del 11% la situación es insostenible y ha criticado que la reforma eléctrica deja de apoyar a las renovables.

Noticias

anterior siguiente