Enlaces accesibilidad

Entra en vigor el Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y Colombia

  • La UE es el segundo socio comercial más importante de la región andina
  • Los exportadores ahorrarán más de 500 millones anuales en aranceles
  • También entra en vigor la asociación con Honduras, Nicaragua y Panamá

Por
El comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht
El comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht. EFE EFE/Julien Warnand

El Tratado de Libre Comercio (TLC) entre la Unión Europea (UE) y Colombia firmado en junio de 2012 entra en vigor este jueves con el objetivo de acabar con las barreras existentes a la importación y exportación con ese país latinoamericano.

Este tratado se firmó al mismo tiempo que el establecido con Perú, pero en el caso de ese país, las barreras comerciales se eliminaron de hecho el 1 de marzo porque Perú ya había terminado en ese momento los trámites parlamentarios.

"La idea era que entrase en vigor a la vez para los tres territorios, pero Colombia necesitaba más tiempo para terminar el procedimiento y Bruselas consideró que no se podía castigar a Perú, que ya había completado los trámites, a esperar hasta ahora", ha explicado a Efe la portavoz de la Comisión Europea (CE) Helene Banner.

La UE es el segundo socio comercial más importante de la región andina y representa un 14,3% de las operaciones, después de Estados Unidos, según los últimos datos disponibles de la CE.

En el caso de Perú, el país ya destacó que el acuerdo institucionaliza las relaciones económica-comerciales con la UE, permitiendo el acceso comercial a ese amplio mercado, consolidando la atracción de las inversiones y otorgando seguridad jurídica.

Los exportadores ahorrarán más de 500 millones de euros anuales

La Comisión calcula que el convenio ahorrará a los exportadores de las dos partes más de 500 millones de euros anuales solamente en aranceles.

El grueso de las exportaciones de Colombia y Perú son productos primarios, como los agrícolas (38%) y sobre todo los combustibles y derivados de la minería (54%). Por su parte, las exportaciones de la UE a la región andina son principalmente productos manufacturados, especialmente maquinaría y transporte de equipo (50%) y productos químicos (19%).

En el caso de Colombia, en 2012 exportó a la UE bienes y servicios por 8.590 millones de euros, sobre todo productos primarios y con poco valor añadido, e importó tecnologías y manufacturas por 5.543 millones.

Los Veintiocho esperan que el TLC favorezca unas condiciones mejores y más estables para el comercio y la inversión entre la UE y la región andina. La CE ha destacado que el tratado incluye "disposiciones de amplio alcance" sobre el respeto de los derechos humanos, el Estado de Derecho y la aplicación efectiva de los convenios internacionales en materia de derechos laborales y protección del medio ambiente.

En el TLC se establece además que las organizaciones de la sociedad civil participarán sistemáticamente en el seguimiento de esos compromisos.

El comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht, ha destacado que el acuerdo "abre un nuevo capítulo en las relaciones entre la UE y Colombia". "Espero que las empresas de ambas partes se beneficien plenamente de las numerosas oportunidades que ofrece el Acuerdo. Utilicemos este Acuerdo comercial como trampolín para conseguir una relación más estrecha entre la UE y la región andina", dijo tras su firma hace poco más de un año.

En el caso de Colombia, el último escollo para su entrada en vigor era la ratificación por el parlamento colombiano, después de que tanto la cámara en Lima como el Parlamento Europeo hubieran dado ya luz verde. El pasado 26 de julio, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, reafirmó la entrada en vigor después de que se firmara el decreto correspondiente a nivel nacional.

Acuerdo de Asociación con Centroamérica

También entra en vigor este 1 de agosto la parte comercial del Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y Centroamérica firmado en junio de 2012 (después de negociarse entre mayo de 2007 y mayo de 2010), que empezará a aplicarse para los tres países que ya han completado el procedimiento: Honduras, Nicaragua y Panamá.

Este acuerdo abrirá los mercados y creará una relación empresarial y de inversión estable entre la UE y nuestros países socios en Centroamérica. También pretende reforzar la integración económica y promover el desarrollo sostenible en la región, según la CE.

Esta asociación está a la espera de entrar en vigor "lo antes posible" con Guatemala, el Salvador y Costa Rica, con los que "aún no se han terminado los trámites", han explicado las mismas fuentes.

El Acuerdo de Asociación con Centroamérica está basado en tres pilares: diálogo político, cooperación y un acuerdo de libre comercio y es el primero de esa naturaleza que la UE concluye de región a región.

Según datos de la Comisión, el acuerdo podría aumentar a largo plazo los ingresos de los seis países centroamericanos, desde un 0,5% en el caso de Nicaragua hasta un 3,5% en el de Costa Rica.

Centroamérica exporta sobre todo productos agrícolas y pesqueros

Con el acuerdo de asociación se espera crear un entorno empresarial y de inversión estable basado en normas comerciales previsibles y aplicables que, en muchos casos, van más allá de los compromisos asumidos por las partes en la Organización Mundial del Comercio, según la CE.

Los países centroamericanos exportan sobre todo productos agrícolas y pesqueros (café, plátanos, piñas, azúcar y marisco), así como algunos productos industriales (microchips e instrumentos sanitarios y ópticos). Mientras que la UE exporta principalmente productos farmacéuticos, aceite de petróleo, vehículos y maquinaria.

La puesta en marcha del acuerdo ha sido postergada en Costa Rica, El Salvador y Guatemala, debido principalmente a retrasos técnicos en las llamadas indicaciones geográficas, que involucran conceptos como la denominación de origen y la propiedad intelectual, entre otros.

Noticias

anterior siguiente