Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El año 2020 se acabó en Colombia con un país muy tocado por la pandemia, pero con otra epidemia imparable desde hace más tiempo, la del asesinato de líderes sociales por el endurecimiento del conflicto que vive el país desde hace décadas y que ha roto las esperanzas que de paz que había logrado el acuerdo firmado hace cuatro años con la antigua guerrilla de las FARC. Santiago Barnuevo nos trae las voces, los miedos y también las esperanzas de algunos líderes del departamento del Chocó, uno de los más golpeados por la guerra.

El gobierno de Colombia espera vacunar a 35 millones de personas, pero todavía no ha recibido el primer lote que compró de Pfizer. En Panamá Ecuador sí han llegado las primeras dosis pero con cuentagotas.

A Ecuador llegaron 8.000 vacunas y se necesitan al menos 10 millones de personas vacunadas para alcanzar el sesenta y cinco por ciento de la inmunidad de rebaño.

Los países latinoamericanos están negociando con todos los laboratorios. En Perú han llegado a acuerdos con Sinopharm y AstraZeneca, pero el inicio de la vacunación sigue siendo una incertidumbre. Mientras, en Venezuela esperan recibir diez millones de dosis de la rusa Sputnik.
Amnistía Internacional advierte de que a finales de año la cobertura solo llegará al diez por ciento de la población en los países más pobres.

En Colombia, se ha puesto en marcha un teléfono de ayuda ante el maltrato. Se llama 'Línea Calma' y es un original proyecto que pretende reducir las elevadas cifras de violencia contra la mujer. A diferencia de otros teléfonos, la Línea Calma nace para atender al potencial maltratador. El objetivo es tranquilizar al agresor mientras no interviene la policía. Las propias víctimas reclamaban iniciativas como esta. La línea surge de un proyecto piloto realizado hace diez años en una localidad colombiana donde la violencia de género se redujo a la mitad.

Conversamos con Mercedes Belloso, vicepresidenta de ODM Spain, la Organización Democrática Mundial por el Desarrollo, que ha abierto sede en España y ha comenzado su actividad con el I Congreso Mujer Impacto Mundial MIM bajo el lema "Contigo tejiendo el cambio" y "Sin Dejar Nadie Atrás", que se celebra online desde este pasado jueves al sábado, 12 de diciembre, como primer pasó de la organización en Europa. 85 panelistas de más de 25 países dialogarán estos días sobre la Agenda 2030, el cambio climático, la equidad de género, o el pos-COVID.

Repasamos otras noticias de actualidad, que nos llevan hasta Venezuela y Ecuador, y recordamos el Día Internacional de los Derechos Humanos.

Nos despedimos con el nuevo disco del grupo musical colombiano Frente Cumbiero, titulado Cera perdida.

El agrónomo español Jesús Quintana García, director para las Américas de la Alianza de Bioversity International y el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), fue puesto en libertad este lunes, dos días después de haber sido secuestrado en el suroeste de Colombia, informaron fuentes diplomáticas. La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, ha confirmado que está en buen estado de salud y se encuentra ya en su domicilio en la ciudad de Cali.

Un alto funcionario español, Jesús Quintana García, ha sido secuestrado en Colombia donde trabajaba como director del Centro Internacional de Agricultura Tropical. De momento hay poca información sobre las circunstancias y motivos de este secuestro, al parecer Quinata circulaba en coche al sur del país cuando fue secuestrado por una organización criminal en un control ilegal. Según la policía de Colombia los secuestradores no le habrían identificado como diplomático español pero su aspecto físico y la condición en la que viajaba habría llamado la atención de los raptores que podrían pedir dinero a cambio de su puesta en libertad. El ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, confía en su pronta liberación. De momento no ha trascendido qué grupo criminal está detrás del secuestro. El departamento del Cauca es un territorio de plantaciones ilegales de coca donde operan disidencias de las FARC y en menor medida otros grupos armados.

Este martes se cumplen cuatro años del acuerdo de paz del Gobierno de Colombia con las FARC, que puso fin a más de medio siglo de conflicto armado. Los antiguos líderes de la guerrilla siguen reconociendo crímenes cometidos entonces. Alexander Vargas entró en la organización siendo un niño y la abandonó cuando perdió una pierna. Hoy, se arrepiente de sus actos: "Entonces se siente uno como en qué momento me convertí yo en el monstruo y como hago para cambiar hoy en día", explica a TVE. Mientras los excombatientes denuncian que el Gobierno actual está incumpliendo el pacto, las víctimas lamentan que el reconocimiento y el perdón no son siempre suficientes.

El turismo ha sido uno de los sectores afectados por el paso de huracán Iota. En el archipiélago colombiano de San Andrés, ha devastado las instalaciones turísticas, que empezaba a abrir después de meses cerrados por la pandemia. El viento ha derribado miles de árboles y se han recogido toneladas de basura.

En Honduras, la ciudad más poblada del país y capital industrial, San Pedro Sula, sus habitantes temen que se desbode el río.

Hace cuatro años el Gobierno colombiano y las Farc firmaron un acuerdo de paz, con el que se ponía fin a más de medio siglo de guerra. Hoy, el partido político de las Farc se sienta en las insituciones, lo que provoca un fuerte rechazo de parte de la sociedad colombiana. Además, 242 exguerrilleros han sido asesinados en estos años y los excombatientes de la organización denuncian que el Gobierno de Iván Duque no está cumpliendo con los acuerdos.

La artista colombiana asentada en Brooklyn te cuenta la historia tras su álbum debut "Acts of rebellion". Además, podrás escuchar nuevas canciones de Dominique A., de Luna Valle, de Lidia Damunt remezclada por Hidrogenesse, de Max Cooper, Bicep y mucho más.

Unos 300 migrantes venezolanos tratan de cruzar ilegalmente a pie a Colombia lo largo de los más de dos mil kilómetros de frontera en busca de una vida mejor, a pesar de la pandemia de COVID-19. Huyen del colapso económico y social. Generalmente, son niños, mujeres embarazadas y adultos mayores. Para los migrantes no es fácil llegar a Colombia: tienen que evitar las patrullas fronterizas, atravesar ríos y desafiar las bajas temperaturas andinas

Los trabajadores sanitarios en Colombia denuncian estar expuestos a graves ataques por parte de pacientes, que los acusan de expandir el virus. Algunos se plantean acudir "de civil" a los hospitales por temor a las agresiones y otros han dejado sus trabajos, lo que ha complicado la atención sanitaria. Detrás de estos ataques, 240 solo en 2020, hay teorías de la conspiración y desinformación difundida por redes sociales