Enlaces accesibilidad

El indulto: una figura "anacrónica" que necesita "regulación"

       
  • La ley del indulto data de 1870 y ha sido modificada en varias ocasiones 
  •    
  • Según los expertos sirve de "válvula de escape" para el sistema penal 
  •    
  • Los casos de los mossos y el kamikaze han causado una gran polémica

Por

Los cuatro mossos d’Esquadra condenados por tortura, el kamikaze de Valencia que acabó con la vida de un hombre, los dos comandantes que falsearon la identidad de las víctimas del Yak-42 o el consejero delegado del Banco Santander Alfredo Sáenz son los últimos ejemplos de indultos rodeados de polémica.

El indulto es una medida de gracia que concede el Gobierno a una persona que ha sido condenada por un delito. Esta medida tiene 143 años de antigüedad, data de junio de 1870 y ha sido modificada en varias ocasiones.

"El indulto se concede para atemperar el rigor de algunas condenas, pero debería estar mejor regulado. Debería atender al principio de equidad, proporcionalidad e interés público", asegura a RTVE.es el portavoz de Jueces para la Democracia, Joaquim Bosch.

Este experto explica que no hay excepciones en la ley y que cualquier persona condenada puede solicitar el indulto, aunque matiza que se debería detallar el tipo de delitos.

"Tal y como está regulado es una figura anacrónica, procede de una época en la que no había democracia. Una vez tenemos Constitución y Estado de derecho, esta regulación pierde su sentido”, prosigue el portavoz de Jueces para la Democracia.

Tal y como está regulado es una figura anacrónica

Según datos facilitados por el Ministerio de Justicia, desde el año 2000 se han concedido 6.212 indultos de tres gobiernos distintos. Las penas que más condonaciones reciben son la de salud pública y patrimonio.

La pasada semana, la Fundación ciudadana Civio publicó una web -El Indultómetro- en la que se recogen todos los indultos concedidos en los últimos 18 años, que ascienden a 10.158.

Sin necesidad de dar explicaciones

En la ley que regula el indulto y en sus posteriores modificaciones no se especifica en ningún momento que el Gobierno deba dar explicaciones razonadas sobre la concesión de la gracia.

El único deber que tiene es su publicación en el Boletín Oficial del Estado, donde se cita a la persona indultada, así como la pena por la que había sido condenado, pero sin detallar las motivaciones de la decisión.

Esta misma semana, el Tribunal Supremo anuló la parte administrativa del indulto concedido al consejero del Santander Alfredo Sáenz, que limpiaba sus antecedentes penales, algo que excedía la potestad del Ejecutivo, por tratarse de una cuestión previa a la pena en sí.

"El Gobierno indulta sin dar explicaciones y sin ningún control, que quiebra el principio de igualdad y seguridad jurídica. Tal y como se está aplicando esta medida de gracia, existe un uso abusivo y se termina convirtiendo en una última instancia", asevera Joaquim Bosch.

El Gobierno indulta sin dar explicaciones y sin ningún control

El Ejecutivo no tiene por qué dar explicaciones acerca del indulto concedido. Los tribunales e Instituciones Penitenciarias elaboran un informe del reo que entregan al Ministerio de Justicia, pero en ningún caso es vinculante.

Cuando se concede la gracia al penado, el Gobierno publica en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el nombre del reo, el delito cometido y el indulto que conmuta el castigo. No da razonamiento jurídico ni se publican los informes favorable o desfavorables.

La profesora de Economía Cuantitativa de la Universidad Autónoma de Madrid Sara Cuenda denuncia la falta de transparencia  e información a la hora de buscar datos sobre las gracias concedidas.

"Una de las cosas más importantes es que los datos que se dan son muy escasos, nombre, delito….pero falta información sobre los informes que emiten los tribunales y penitenciarí", asevera Cuenda.

Esta profesora de la Autónoma ha creado un blog, 'el indulto al día', en el que se va recogiendo diariamente los indultos publicados en el BOE.

"Me rompí un tobillo y tenía mucho tiempo para pensar. Entonces decidí que tenía que hacer algo al respecto. Creé un blog con un sencillo mecanismo. Un robot se conecta a la web del BOE y si existe algún indulto lo publica en el blog", explica la profesora.

"Con el indulto al Kamikaze se tira todo por la borda"

La medida de gracia la otorga el Ministerio de Justicia mediante real decreto y previa deliberación en el Consejo de Ministros.

El indulto otorgado al kamikaze de Alzira (Valencia) ha causado un gran revuelo. Fue condenado a 13 años de prisión por matar a otro conductor.

La polémica surgió tras saberse que el kamikaze estaba defendido por el despacho donde trabaja uno de los hijos del ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, y que su abogado era el hermano de Igancio Astarloa, diputado del PP.

En la sesión de Control al Gobierno del pasado 30 de enero, Gallardón fue cuestionado sobre este hecho, algo que dijo desconocer, además de justificar su decisión tras haber sopesado "todos los elementos".

La familia de la víctima recurrió al Tribunal Supremo y la asociación de víctimas de accidentes de tráfico 'Stop Accidentes' remitió una carta al ministro para que declarase nulo el indulto.

Esta decisión nos ha hecho sentir fatal, la sensación es de impunidad total

"Esta decisión nos ha hecho sentir fatal, la sensación es de impunidad total. Generalmente, las penas para los delincuentes viales es de cuatro años máximo, aquí se han dado muchas imprudencias que llevaron la pena a los 13 años y cuando se ha conseguido una condena en firme, se tira todo por la borda", dice a RTVE.es la presidenta de Stop Accidentes, Ana Novella.

"Es una incongruencia total, por un lado se invierte dinero público en salvar vidas, donde las sentencias se convierten en un factor muy importante y por otro se concede el indulto a un kamikaze que ha matado a una persona", prosigue Novella.

El indulto, válvula de escape del sistema penal

Sin embargo, la figura del indulto juega un papel de equilibrio en el sistema penal, entre las condenas que pueden producir más perjuicios a la persona sentenciada que beneficio a la sociedad.

El ejemplo más reciente es el de Emilia Soria, la joven madre de Valencia que ha sido indultada tras ser condenada a un año y 10 meses de prisión por comprar pañales y comida para sus hijos por valor de 193 euros, con una tarjeta de crédito que se encontró en la calle.

"En todo sistema penal tiene que haber una válvula de escape. La normalidad es encontrarse con penas adecuadas, pero a veces, se dan situaciones especiales en las que el cumplimiento de la condena supone más perjuicios que beneficios. Cuando de la aplicación estricta de la pena sale una barbaridad, un engendro", afirma el catedrático de derecho penal de la Universidad Carlos III de Madrid, Javier Álvarez.

En todo sistema penal tiene que haber una válvula de escape

"Como todo poder que se reconoce a un órgano, se tiene que aplicar con determinadas finalidades públicas conforme a derecho, pero en determinadas ocasiones da la impresión de que se aplica con absoluta arbitrariedad", prosigue el catedrático.

Sin embargo, gracias como las dos otorgadas a los cuatro mossos d’Esquadra, que fueron condenados por torturas, suponen un "descrédito" del Estado hacia el sistema jurídico, según este experto.

Estos mossos fueron condenados a cuatro años y seis meses de prisión y el Gobierno les concedió un indulto parcial que rebajó la pena a dos años, para evitar el paso por la cárcel. La Audiencia de Barcelona ordenó el cumplimiento de la pena.

Tras otra petición de indulto, los mossos recibieron la segunda gracia del Ejecutivo, que sustituyó la condena de prisión por una multa económica.

No tiene sentido el indulto para los delitos de cargos públicos

"No tiene sentido el indulto para los delitos de cargos públicos. Hay decisiones que desacreditan a la justicia. No se tendrían que conceder indultos en casos tan graves como la tortura, que atacan al núcleo del Estado de Derecho", sentencia el catedrático de la UC3M.

"O arreglamos la cuestión de que nuestros responsables políticos respeten el sistema jurídico o no habrá nada que hacer. Un ministro de Justicia no puede utilizar la norma para que haga lo que quiera", finaliza Javier Álvarez.

Los expertos consultados coinciden en destacar la arbitrariedad y la falta de transparencia que rodea a la ley del indulto y apuestan por la regulación de la norma como mecanismo para un buen uso.

Noticias

anterior siguiente