Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El coordinador del dispositivo policial el 1-O, Diego Pérez de los Cobos, ha insistido este lunes en que no tuvo ningún mando sobre los Mossos d'Esquadra, y si lo hubiera tenido lo primero que hubiera hecho sería apartar a Josep Lluis Trapero porque estaba "permanentemente poniendo palos en las ruedas". Le ha acusado, además, de estar "completamente alineado con los argumentos de los que habían convocado el referéndum" durante una reunión con los altos mandos de la Generalitat días antes de la consulta ilegal.


En el juicio contra la cúpula de los Mossos, esta mañana está declarando como testigo el encargado del dispositivo policial durante el 1-O. Diego Pérez de los Cobos está insistiendo en lo que ya dijo durante el juicio del 'procés', que el mayor Trapero tenía muchas reticencias con su nombramiento. Pérez de los cobos ha defendido que su actuación se limitaba a coordinar a los distintos cuerpos, no tenía ningún poder sobre las acciones de la policía catalana.

Trapero en el banquillo, la RAE y el lenguaje inclusivo, el avance del coronavirus en China, la subida del salario mínimo, el inicio del juicio político a Trump o la polémica reunión de Ábalos con la número dos de Maduro están entre las noticias más destacadas de la semana resumidas por Aitor Sánchez.

Termina la tercera sesión del juicio a varios ex miembros de la cúpula de los Mossos d'Esquadra por su papel durante el proceso independentista del 1 de octubre. La última en declarar ha sido la intendente Teresa Laplana, única de los procesados acusada de un delito de sedición y para la que se piden cuatro años de cárcel. En respuesta a las preguntas del fiscal, Laplana ha asegurado que no tenía la responsabilidad del operativo de los Mossos en las concentraciones del 20 de septiembre de 2017 frente a la Consellería de Economía. La intendente de la policía catalana ha explicado además los motivos por los que acudió ese día al lugar de los hechos, pese a estar de baja médica. Informa, desde la Audiencia Nacional, Teresa Coto.

El mayor de los Mossos d'Esquadra José Luis Trapero ha admitido este martes que sintió una "tristeza enorme" al conocer que la Audiencia Nacional le investigaba por un delito de sedición por su actuación en el asedio a la Consejería de Economía de la Generalitat el 20 de septiembre de 2017 porque considera que es "injusto" que le imputasen por hacer su trabajo "lo mejor" que pudo.