Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

Los Mossos d'Esquadra investigan un nuevo caso de violencia vicaria tras encontrar los cadáveres de una mujer y sus dos hijos menores de edad en El Prat de Llobregat, en Barcelona. El padre se habría suicidado. Si se confirma este caso como violencia vicaria, serían siete los niños asesinados por este tipo de violencia en nuestro país, cinco solo en Cataluña y ascenderían a nueve los casos de mujeres asesinadas por violencia machista. En las Mañanas de RNE hablamos con Miguel Lorente, profesor de Medicina Legal en la Universidad de Granada y exdelegado del Gobierno para la violencia de género: El machismo continúa, la violencia aumenta su intensidad y no estamos igualando la respuesta a las nuevas circunstancias.

El número de mujeres asesinadas del año pasado aumentó un 20% y el de hijos asesinados a más de un 150% con respecto al año pasado, recuerda Miguel Lorente, y alerta que “en las redes sociales, en las instituciones y en la política se está hablando de negación de la violencia de género presentado a los hombres como víctimas”.

¿Hay un efecto llamada de este tipo de violencia? El experto considera que sí, y explica que en España hay hombres que “están pensando en asesinar a sus mujeres, hijos e hija y cuando pasa un caso de este tipo se refuerzan en su intención” y cuenta que ese efecto llamado “concentración”, no se debe al azar, ya que hay una relación que se potencia a raíz de un caso previo: “Se produce al día siguiente o a los ocho días, el tiempo que puede tardar un hombre en elaborar y decidir dar el paso”, afirma Lorente

Para paliar esta lacra, el exconsejero señala que las medidas policiales no son suficientes, ya que es necesario actuar a nivel sanitario porque “la violencia produce efectos en la salud” y reitera la importancia detectar la violencia en los niños y niñas, en colegios y pediatras: “Cuando estamos viendo comportamientos que se corresponde con situaciones de violencias, si no hacemos nada estamos siendo cómplices”.

El pasado miércoles, los Mossos d'Esquadra detenían en Girona a un hombre buscado por presuntamente apuñalar y matar a su hijo de cinco años y herir gravemente a su madre. La principal hipótesis del crimen es que se trata de un nuevo de caso de violencia vicaria. De ser así, estaríamos ante el quinto caso en los que llevamos de año. En las Mañanas de RNE hemos hablado con Fanny Sánchez Juan, psicóloga clínica y miembro de la Junta Directiva de la Asociación de Psicología y Psicoterapia Feminista: “La sensación de las mujeres es de absoluta sensación de indefensión y de impotencia, la solución sensata y lógica sería la separación y el alejamiento del padre, pero vivimos en un sistema patriarcal que aún prioriza los derechos de los progenitores por encima de los derechos de las mujeres y de los hijos y las hijas. Por tanto, el miedo es permanente”.

Fanny Sánchez explica que cuando hablamos de violencia vicaria no solo hablamos del asesinato, que es la parte más visible, "la punta de un iceberg", detrás “hay una cantidad ingente de conductas que no son fáciles de visibilizar”. La experta recuerda que este tipo de violencia también engloba “la coacción, el chantaje, la manipulación, el hablar continuamente mal de la madre para desautorizarla y descalificarla” y añade que muchas veces los hijos e hijas se convierten en “meros instrumentos”.

La experta nos cuenta que el primer paso que realiza en consulta es “validar a las víctimas, decirles que entiendo perfectamente lo que están sintiendo, lo que están pasando, que sé que lo que cuentan es la verdad” y añade que también hay que crear “un plan de salud” para estas mujeres, que pasa por el reconocimiento de su situación, “más allá del plan de justicia que desgraciadamente falla”.

Los Mossos d'Esquadra están registrando este martes la sede de la Federación Catalana de Fútbol (FCF), en Barcelona, según ha podido saber RTVE. Los agentes de la policía autonómica han irrumpido a primera hora de la mañana en las oficinas de la FCF y no han dejado acceder a los trabajadores. en la calle Sicilia de la capital catalana, donde no han dejado acceder a los trabajadores. Están buscando documentación para investigar posibles irregularidades en las últimas elecciones a la federación catalana. Los comicios, que tuvieron lugar hace un año, los ganó Joan Soteras. Pero el aspirante que quedó en segunda posición, Juanjo Isern, denunció irregularidades electorales, que se investigan ahora.

Los Mossos siguen con la investigación y la principal hipótesis que barajan es que el padre, primero, asesinó a sus hijos y después se quitó la vida. La madre fue quien denunció que su exmarido no había llevado a los niños al colegio y además, avisó que tampoco se los había entregado al acabar las vacaciones navideñas, como se había estipulado. La autoridad judicial ha decretado el secreto de actuaciones.