Enlaces accesibilidad

'Operación Crucero'

Díaz Ferrán pasa su primera noche en la prisión madrileña de Soto del Real

  • El juez ha dictado orden de encarcelamiento contra él y otros seis acusados
  • Ni el expresidente de la patronal ni De Cabo pudieron desembolsar la fianza
  • De los nueve detenidos, quedan en libertad solo dos

Por
Gerardo Díaz Ferrán y otros seis imputados ingresan en prisión acusados de varios delitos en la 'operación Crucero'

El ex presidente de la patronal CEOE y antiguo propietario de Marsans Gerardo Díaz Ferrán ingresó anoche en la cárcel madrileña de Soto del Real por orden del juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco.

Díaz Ferrán llegó a la prisión a las 23.30 horas trasladado en el furgón de la Guardia Civil desde los juzgados de Plaza de Castilla, donde declaró por otra causa relacionada con un crédito de Caja Madrid a la aerolínea Air Comet.

Antes, habían entrado en esta prisión el actual propietario de Marsans y Nueva Rumasa, Ángel de Cabo, y otros cinco imputados por la supuesta comisión de varios delitos –alzamiento de bienes, blanqueo de capitales e insolvencia punible– relacionados con la suspensión de pagos y venta del grupo Marsans.

La orden de encarcelamiento de siete imputados en la operación Crucero fue dictada por el juez Velasco después de que los nueve detenidos en esta investigación comparecieran ayer miércoles en la Audiencia Nacional. De los nueve arrestados, el lunes quedaron en libertad Rafael Tormo y la secretaria de De Cabo, Susana Mora, que aportó ayer la fianza de 3.000 euros que le requirió el juez.

En la Audiencia, Díaz Ferrán, Mora y Tormo han sido los únicos que han dado su versión de los hechos al juez, puesto que los seis detenidos restantes se han acogido a su derecho a no declarar.

El juez Velasco fijó las fianzas más elevadas de la historia en un caso penal para Ángel De Cabo, 50 millones de euros, y a Díaz Ferrán, 30 millones.

Noticias

anterior siguiente