Enlaces accesibilidad

Los sindicatos preparan movilizaciones y estudian "medidas legales" contra el plan de ajuste

  • Toxo anuncia el rechazo frontal de CC.OO. al "tijeretazo"
  • USO propone eliminar a los 700 asesores de La Moncloa

Por

El sindicato CSI-CSIF estudia llevar a cabo medidas "legales" y movilizaciones para protestar contra las medidas presentadas por el presidente del Gobierno para reducir de forma adicional el déficit público.

El presidente del principal sindicato de funcionarios, Domingo Fernández, afirma que "este paquete de medidas es muy grave" y que "no podemos admitir" que reduzcan el sueldo a los funcionarios públicos, que por cierto, dijo son ya "bastante escasos, muy modestos".

Al respecto aseguró que "no quieren ser insolidarios", pero que antes de "apretarse el cinturón", habría que ahorrar en otros sitios como en las Comunidades Autónomas o los Ayuntamientos, que también "tienen parte de responsabilidad en la falta de control y despilfarro" del Estado.

"Si ahora nos dicen que se reducen en un 90% los asesores de las administraciones", o "si nos dicen que se reducirán en los consejos de administración de las empresas públicas, los políticos que encuentran su segundo su sueldo", "entonces a lo mejor empezábamos a entender que nosotros tendríamos que apretarnos el cinturón".

Acerca de la posibilidad de una huelga general en el sector de la función pública, Fernández indica "que no se puede descartar, pero que hay que pensarlo desde la serenidad y la eficacia".

Respuesta de UGT

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha afirmado que las medidas suponen una "quiebra del discurso" del Ejecutivo y tendrán "con toda probabilidad" una respuesta por parte de las organizaciones sindicales.

Méndez ha explicado que el sindicato estudiará junto a Comisiones Obreras (CCOO) cuáles serán las movilizaciones que se desarrollen, pero avanza que "sin ningún género de dudas" las medidas del Ejecutivo "van a exigir una respuesta" a lo largo de las próximas semanas.

Asimismo, el dirigente sindical advirtió de que este anuncio del presidente del Gobierno supone "un cambio en el escenario de relaciones con los sindicatos", ya que el recorte de un 5% en el salario de los funcionarios "incumple un acuerdo firmado hace muy pocas fechas".

Rechazo frontal de CC.OO.

El secretario general de Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo, ha calificado el plan de "injusto" y "antieconómico", por lo que no descarta ningún tipo de movilización para expresar el rechazo social a las medidas que contempla.

En una rueda de prensa, Toxo ha afirmado que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, conoce el rechazo frontal de su sindicato.

Según el líder de CC.OO., Zapatero tiene tiempo para rectificar hasta el viernes, cuando el Gobierno tiene previsto aprobar estas medidas en el Consejo de Ministros, porque hay otras alternativas a lo que propone.

El secretario general de la Federación de Pensionistas y Jubilados de CCOO, Julián Gutiérrez, ha criticado la congelación de las pensiones y afirma que "no podemos consentir que los más desfavorecidos vuelvan a pagar la crisis".

En este sentido, denuncia que "los que hacen el sacrificio son siempre los mismos", y compara esta medida con las adoptadas por el Gobierno para ayudar al sector financiero.

No podemos consentir que los más desfavorecidos vuelvan a pagar la crisis

También critica que sea el mercado el que imponga las medidas para reducir el déficit. "Se da mucho dinero a los bancos, pero a la hora de la verdad los que nos están imponiendo la salida son los mismos que crearon la crisis", ha lamentado.

Asimismo, denuncia que esta medida perjudicará el poder adquisitivo de los pensionistas, lo que afectará al consumo y a la recuperación de la economía.

USO propone reducir 700 asesores

La Unión Sindical Obrera (USO) ha rechazado las medidas de ajuste adicional del déficit porque se produce "siempre por la parte más débil: los pensionistas, los empleados públicos, el acceso a la jubilación parcial y, por tanto, la incorporación de jóvenes mediante el contrato de relevo".

La actuación del presidente del Gobierno pone de manifiesto "la falta de un programa de actuación en el corto y medio plazo, su falta de credibilidad ante las instituciones comunitarias y cómo han venido negando lo que todos preveíamos y veníamos denunciando desde hace tiempo", añade.

700 asesores han errado en todos los diagnósticos

La USO considera además que el ajuste debería comenzar por eliminar de La Moncloa "a los cerca de 700 asesores que no han asesorado nada y que han errado en todos los diagnósticos realizados". Coincide con Rajoy en la reducción del número de ministerios, los asesores de los mismos y las subvenciones a las entidades sociales. También aboga por aplicar una reforma fiscal en profundidad y por la lucha contra el fraude fiscal.

Noticias

anterior siguiente