Enlaces accesibilidad

Invasión de Siria

La ofensiva turca obliga a más de 100.000 personas a abandonar sus casas

  • Erdogan afirma que continuará con la ofensiva y Trump prepara sanciones que podrían "paralizar la economía turca"
  • Las ONG advierten de que la ofensiva turca en la frontera con Siria pone en peligro inminente a 450.000 personas

Por
Ofensiva turca en Siria: Ankara sufre su mayor número de bajas civiles

La ofensiva lanzada por el gobierno turco  en el norte de Siria ha obligado a más de 100.000 personas a abandonar sus hogares en las últimas 48 horas y ha causado al menos 8 muertos y 35 heridos debido al fuego de varios morteros, según ha informado la agencia oficial turca Anadolu. 

Los ataques, contra la población kurda que vive en el norte de Siria que se alió con Estados Unidos para derrotar al Estado Islámico, fueron anunciados el pasado miércoles por el presidente turco, Tayyip Erdogan y pretende hacerse con el control de lo que se ha denominado como "zona de seguridad", una franja de 480 kilómetros de largo y 30 de ancho, según ha informado la ONU en un comunicado.

Estos ataques han generado una oleada de críticas internacionales, entre ellas, la del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que ha ordenado a su equipo preparar sanciones "significativas" al Gobierno de Turquía, a pesar de que días antes Trump anunicara la retirada de las fuerzas estadounidenses del territorio y asegurara que no se interpondría a las operaciones turcas.

El anuncio de la Casa Blanca supone un cambio de la política de Washington y aunque las sanciones no se activarán de inmediato, tendrían el poder de "paralizar la economía turca", ha asegurado el secretario del Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin, al anunciar la decisión en una conferencia de prensa. 

Erdogan, por su parte, ha expresado la fuerte determinación de su Gobierno de proseguir con la operación militar. "Hemos recibido amenazas de aquí y de allí. No vamos a dar marcha atrás, haremos nuestro trabajo. Continuaremos esta batalla hasta que se vayan al sur del área de 32 kilómetros que mencionó Trump", ha dicho Erdogan.

Civiles sirios árabes y kurdos llegan a la ciudad de Hassakeh después de huir después del bombardeo turco en las ciudades del noreste de Siria a lo largo de la frontera turca.

Civiles sirios, árabes y kurdos, llegan a la ciudad de Hassakeh huyendo del bombardeo turco en las ciudades fronterizas del noreste de Siria. AFP/Delil SOULEIMAN

Ciudades vacías en Siria

Las localidades de Darbasiya y Ras al Ain han quedado prácticamente vacías este viernes tras la ofensiva turca, según ha informado la ONG Observatorio Sirio de Derechos Humanos. "La mayoría están siendo refugiadas en comunidades de acogida, pero cada vez más están llegando a refugios colectivos en Al Hassakeh City y Tal Tamer y muchos buscan refugio en escuelas", añade el comunicado.

La periodista de RTVE, Érika Reija, se ha dirigido a la zona de conflicto y ha informado de que ya son visibles grandes columnas de humo originadas por el intenso fuego cruzado entre ambos bandos. Las milicias kurdas han anunciado este viernes que cinco yihadistas se han escapado de una cárcel de la región donde está teniendo lugar la ofensiva.

 

La campaña fue lanzada después de que Estados Unidos, aliado de los kurdos en su guerra contra el grupo terrorista Estado Islámico, anunciara el domingo que abandonarían la zona ante la inminencia del ataque kurdo.

El presidente turco ha dicho que su intención es ubicar en esa "zona segura" alrededor de dos millones de refugiados que se encuentran en su territorio.

Por ahora, las autoridades turcas han detenido a 121 personas por publicar en las redes sociales comentarios críticos con la incursión militar del Ejército turco en el noreste de Siria contra las milicias kurdas.

Aumenta la tensión en las localidades de la frontera entre Turquía y Siria debido a la ofensiva de Erdogan

Unas 450.000 personas en peligro inminente, según ONGs

Las ONG advierten de que la ofensiva turca en Siria pone en peligro inminente a 450.000 personas. Alertan de que la asistencia humanitaria podría verse interrumpida y reclaman que no se use munición explosiva en zonas urbanas. UNICEF ha pedido expresamente que se proteja a los niños y ACNUR alerta de que ya hay decenas de miles de civiles en movimiento.

Unas 450.000 personas viven en la franja de cinco kilómetros al sur de la frontera de Turquía con Siria. Lo que las expone al riesgo no es solo el verse afectadas directamente por las bombas y las balas, sino el hecho de quedarse sin acceso a servicios básicos y sin asistencia humanitaria, según han advertido este jueves un grupo de 14 ONG internacionales que trabajan en Siria.

Imagen de varias columnas de humo tras lo bombardeos turcos sobre territorio sirio, este jueves en Sanliurfa (Turquía)

Más de 60.000 personas han huido de sus hogares por miedo a las operaciones turcas en al frontera siria con Turquía en las últimas 36 horas. EFE/ Sedat Suna

Según han advertido, las informaciones de los trabajadores humanitarios en el terreno indican que los civiles ya se están desplazando y que algunos servicios vitales ya se han visto interrumpidos, incluidas instalaciones médicas y suministro de agua. Además, han indicado que algunos miembros de su personal también se han visto desplazados ya con sus familias, mientras que otros están atrapados.

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) ha confirmado que "decenas de miles de civiles están en movimiento para escapar de los combates y buscar un lugar seguro", ha informado en un comunicado, subrayando que además las temperaturas están cayendo en la zona, lo que complica la situación.

Las alrededor de 450.000 personas que viven en la zona inmediata a la frontera, entre las que hay 90.000 desplazados internos, "están en peligro si todas las partes no ejercen la máxima contención y dan prioridad a la protección de los civiles", han subrayado las ONG.

La ONU calcula 1,65 millones de personas en riesgo humanitario

En total, la ONU estima que hay al menos 1,65 millones de personas necesitadas de asistencia humanitaria en el noreste de Siria. "La respuesta humanitaria vital se verá amenazada si la inestabilidad fuerza a las agencias de asistencia a suspender o reubicar sus programas y personal, como ya está ocurriendo", han prevenido las ONG.

Manifestantes kurdosirios denuncian la ofensiva militar tuca contra las fuerzas kurdas, este jueves frente a la sede de Naciones Unidas en Erbil (Irak).

Manifestantes kurdosirios denuncian la ofensiva militar tuca contra las fuerzas kurdas, frente a la sede de Naciones Unidas en Erbil (Irak). EFE/GAILAN HAJI

Por ello, han instado a las partes en el conflicto a que "respeten plenamente el Derecho Internacional Humanitario" y que eviten usar armamento explosivo en zonas pobladas, además de asegurarse de que toman todas las medidas posibles para proteger a los civiles y garantizar el acceso humanitario sin restricciones.

Noticias

anterior siguiente