Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

Analizamos la situación en torno a Ucrania, que según EE.UU. y sus socios de la OTAN podría ser objeto de una incursión militar de Rusia, que niega la mayor a pesar de concentrar miles de soldados y equipamiento militar cerca de la frontera ucraniana. Lo analizamos con José María Peredo, catedrático de Relaciones Internacionales en la Universidad Europea. Nos fijamos en cómo está, a día de hoy, la comunidad yazidí, y lo hacemos con Amnistía Internacional y su portavoz Juan Bautista. Nuestros compañeros de "En Portada" de TVE nos visitan para contarnos el contenido de su próximo programa, que en esta ocasión se centra en las minas ilegales de oro en la Amazonía peruana.

En esta edición #52 de “Una noche en el laberinto” charlamos con Pedro Rivas, nuestro experto en geopolítica y servicios secretos, sobre como el grupo terrorista DAESH utilizó las redes sociales de una forma novedosa con el fin de conseguir construir un califato y convertirse en un verdadero estado.

Arancha Díaz, en sus “Instantes de leyenda” nos cuenta el mito de Penélope.

Terminamos la noche entrando en “El olvidadero” desde el que Javier Ramos rescata las historias olvidadas en el tiempo. En esta ocasión conocemos los “Mitos, leyendas y tesoros del salvaje oeste”.

Irak ha capturado a Sami Jasim, miembro de alto rango del autodenominado Estado Islámico y mano derecha del líder asesinado Abu Bakr al-Baghadadi. Jasim estaría a cargo de las finanzas del grupo terrorista. Su captura la ha confirmado el primer ministro iraquí Mustafa Al-Kadhimi en su cuenta de Twitter. Las fuerzas de seguridad iraquíes, ha dicho, lo han capturado en una de las operaciones de la inteligencia más difíciles llevada a cabo fuera de las fronteras del país. No ha dado más detalles sobre la operación. Ayer las autoridades iraquíes aseguraban que tenían una importante noticia que dar sobre la seguridad del país, pero que no querían ensombrecer las elecciones que se celebraron ayer domingo. María Gámez, corresponsal en Oriente Próximo.

El siglo comenzó con atentados yihadistas masivos en Madrid, Londres o París, 20 años después la guerra contra el terror para expulsar a los terroristas de sus santuarios ha tenido como efecto indeseado la extensión del yihadismo a otros países. Ha cambiado el tipo de ataques, ahora cometidos con frecuencia por "lobos solitarios" y proliferan nuevos grupos terroristas en el Sahel, la zona más preocupante por su cercanía a Europa. En la imagen, la ciudad siria de Deir Al Zur, bastión terrorista destruido. FOTO: EFE/Rania Zanoun

A 24 horas de que las tropas norteamericanas abandonen Afganistán, el aeropuerto de Kabul sigue siendo el objetivo del grupo terrotista ISIS. Estados Unidos asegura haber interceptado cinco proyectiles lanzados por el autodenominado Estado Islámico desde algunos coches. Pese a la situación, los aviones estadounidenses no han cesado su actividad.

Ha sido en Kabul, cerca del aeropuerto, para neutralizar un supuesto atentado suicida. El objetivo era un coche que llevaba una gran cantidad de explosivos. Su conductor ha muerto. Este ataque habría provocado "explosiones secundarias" en una vivienda próxima al vehículo y la muerte de al menos seis civiles, entre ellos tres niños. Todo ello un día después del primer ataque de Estados Unidos contra el grupo terrorista en una provincia del este del país en el que murieron dos terroristas de "alto rango" y en respuesta al atentado del jueves en el aeropuerto de la capital afgana que dejaba 170 muertos, 13 de ellos militares estadounidenses. [Última hora de Afganistán]

Foto: REUTERS/Stringer

Los talibanes condenaron el ataque ... y horas después era el autodenomiando Estado Islámico del Jorasán quien se responsabilizaba de él...Un actor que parece complicar la situación...Jorasán son la rama afgana del DAESH surgida en 2014 y su lealtad se la debe a esa organización yihadista... Está compuesto por árabes y antiguos militantes talibanes que se cambiaron de grupo... Durante años han luchado junto a los talibanes con un objetivo común: expulsar a las potencias occidentales y hacerse con el poder en Afganistán... Pero ahora, con la victoria talibán, parecen surgir discrepancias..."Son disputas de poder. El Estado Islámico quiere mantener o renovar el califato mundial que estableció en 2014 en Siria e Irak y y los talibán quieren crear o rehacer el Emirato islámico que crearon por primera vez en 1996"...Otros análistas sugieren que desde hace unos años los talibán se han hecho con el control del Jorasán original y ahora lo utilizan como instrumento en la sombra..." Este Estado Islámico es un paraguas de los talibán para cometer los atentados y los crímenes más atroces y no salir perjudicados desde el punto de vista de las relaciones públicas"...La clave de todo sería, dicen muchos expertos, otro actor: la red o clan Haqani, la organización más temida y sanguinaria de Afganistán... Combatientes yihadistas afganos que, históricamente han estado afiliados a los talibanes y siempre han combatido juntos a ellos... Tienen, incluso, representantes en su cúpula dirigente... Sin embargo, son autonómos y hacen de puente de entendimiento entre los talibanes y grupos terroristas como Daesh o Al Qaeda. FOTOGRAFÍA: WAKIL KOHSAR / AFP.

José Miguel Calvillo, profesor de relaciones internacionales de la Universidad Complutense de Madrid, ha explicado que el ISIS-K o grupo de Jorasán opera en Afganistán desde 2015. "Pertenece a la familia del Estado Islámico y su área de actuación es la región persa antigua de Jorasán que incluye el este de Irán, Afganistán, el norte de Pakistán y las regiones del sur de Asia Central, pero fundamentalmente ejerce su acción terrorista en Afganistán”, ha explicado en 24 horas de RNE. También ha señalado que el grupo terrorista busca con sus ataques demostrar que los talibanes no están capacitados para establecer un orden en Afganistán. "El ISIS-K tiene un objetivo doble: ser el azote de occidente y una alternativa a los talibanes", ha sostenido Calvillo. Además, ha comentado que los talibanes "ostentan el monopolio de la violencia" en Afganistán, pero el Estado Islámico de Jorasán "cada vez es más violento": "Sin duda, son un elemento más de inestabilidad a sumar a los existente ya en el país".

Sobre cómo llevará a cabo Estados Unidos la revancha anunciada por Biden tras el atentado en el aeropuerto de Kabul, el profesor ha considerado que, con la salida de las tropas norteamericanas de Afganistán el 31 de agosto, solo podrá realizarse mediante inclusiones aéreas, que violarían el espacio de los talibanes, o financiando a grupos internos que cometan ataques contra el ISIS-K. "Ambas son dos posibilidades complicadas", ha indicado. "Estados Unidos ha gestionado mal la salida de Afganistán, necesitaban un calendario mejor programado, pero una vez ya anunciado, llevar a cabo una misión de venganza o respuesta a los atentados es bastante difícil a corto plazo", ha puntualizado.

"Estados Unidos y los talibanes colaboran a las afueras del aeropuerto de Kabul, tal y como acordó la administración Trump en febrero de 2020. Es también uno de los motivos por los que el ISIS-K acusa de traidores a los talibanes, por colaborar con el enemigo", ha destacado Calvillo.

La rama afgana del Estado Islámico ha tomado el nombre de Jorasán, una antigua región persa que incluye ahora zonas de varios países fronterizos de Asia Central. En Afganistán opera en las provincias de Nangarhar y Kunar, con células durmientes en ciudades como Kabul. El grueso lo forman yihadistas afganos y paquistaníes reforzados por antiguos combatientes en Siria e Irak. En 2019 mataron a 90 personas que asistían a una boda en Kabul pero también han atentado contra hospitales, sin olvidar a las tropas extranjeras. El grupo de Jorasán, surgido en 2015, también está enfrentado a los talibanes porque estos no han reconocido al estado islámico y negocian con los occidentales.

Chema Gil, profesor colaborador del Centro Universitario ISEN de Cartagena y co-director del Observatorio Internacional de Seguridad dice que el escenario actual de Afganistán es el peor posible, porque hay una volatilidad total. Según Gil, el atentado de ayer es un mensaje al escenario interior de Afganistán que busca también estimular procesos de captación en Europa. “El escenario es desconcertante, incierto. Es posible que el DAESH intente volver a hacerse presente. Quiere generar nuevos contextos. Decir, estamos aquí, seguimos aquí, estáis en el punto de mira de nuestro objetivos”, ha dicho en RNE. Según Gil, incluso se puede dar la circunstancia de que ahora los talibanes colaboren con países como EEUU para intentar destruir la capacidad que pueda tener este grupo en la zona. En todo caso, descarta que las operaciones se vayan a prolongar más allá del día 31 y pronostica un olvido de la situación cuando pase un tiempo: “La realidad de Afganistán se apagará y nos encontraremos a una sociedad sometida a un régimen propio de siglos atrás”.

Dos explosiones cerca del aeropuerto de Kabul han dejado al menos 60 muertos y 140 heridos. El aeródromo se encontraba lleno de ciudadanos afganos que intentaban ser evacuados antes de que llegara la fecha límite del 31 de agosto anunciada por los talibanes. El ataque ha sido reivindicado por la rama afgana del autodenominado Estado Islámico.

Bachir Mohamed Lahser, investigador en propaganda yihadista en la Universidad de Sevilla, ha lamentado que el atentado "era de esperar". "Estados Unidos nunca luchó contra cualquier célula del Estado Islámico ni en Malí, ni en Yemen… Estaba centrada en la provincia de Khurasan".

El investigador ha explicado que las raíces de la rama afgana del Estado Islámico en la provincia del Jorasán se remontan a 2013, cuando disidentes talibanes pakistanís y afganos formaron unos grupos, antes de que el Estado Islámico tuviese tanta fama en el mundo yihadista. Más tarde, en 2015, el portavoz del EI aceptó la provincia de Jorasán como una provincia más del Estado Islámico y, desde entonces, se han ido incluyendo combatientes descontentos con los talibanes, incluso ex cargos importantes talibanes. "En 2016 controlaban varias provincias de Afganistán, incluso fundaron una radio que bombardeó EE.UU., la única que emitía fuera de Irak y Siria", ha señalado en 24 horas de RNE.

También ha destacado que la provincia del Khurasan es una de las provincias "más importantes del Estado Islámico". "Uno de los primeros enemigos en Afganistán del ISIS son los talibanes, porque consideran que traicionan su visión radical del islam, después, el anterior régimen afgano y, por último, las fuerzas occidentales", ha enumerado Mohamed Lahser, que ha sostenido que los talibanes "no tiene capacidad para tener muchos frentes abiertos". "No descarto que el Estado Islámico haga un llamamiento a los yihadistas a la provincia de Khurasan, los talibanes no aceptan a quien no es afgano, el Estado Islámico, sí", ha declarado.

Luis de la Corte, experto en seguridad nacional e internacional, ha valorado el atentado en los alrededores del aeropuerto de Kabul con "mucha prudencia". "Los temores que se habían hecho públicos por parte de EE.UU. y Reino Unido de que podía haber atentados se han confirmado". También ha deslizado la posibilidad de que sea obra del Estado Islámico aunque ha señalado que "siempre hay más una posibilidad de la autoría". "A primera vista, parece que sea obra del ISIS, pero no es la única posibilidad porque hay muchos grupos extremistas antioccidentales en Afganistán que podrían haber infiltrado terroristas en Kabul", ha explicado en Radio 5.

De la Corte ha comentado que el atentado complica la presión que los talibanes ejercen sobre las naciones que tienen que evacuar a personas y ha abierto una ventana de posibilidades a grupos terroristas que quieran generar más tensión en una situación tremendamente volátil. "Las tropas de la OTAN están haciendo todo lo posible para evacuar a las personas que se pueda, en ese aspecto la labor se está haciendo con enorme voluntad y eficacia. Otra cosa es analizar la decisión de abandonar Afganistán", ha sostenido el experto.

-->