Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El primer rezo musulmán comunitario de Santa Sofía en casi un siglo, inaugurado este viernes por el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, se tornó un acto multitudinario de reivindicación nacional y religiosa. Erdogan llegó al recinto sobre las doce del mediodía, una hora antes del momento de la oración, cuando en las explanadas delante del monumento más emblemático de Estambul, ya había decenas de miles de personas preparadas para el rito.

Tres horas antes del rezo del mediodía, se ha permitido el acceso a quienes desean rezar en la explanada delante de Santa Sofia o en la adyacente plaza de la Mezquita Azul.

Santa Sofía sirvió como iglesia durante más de 900 años hasta la conquista de Estambul, y como mezquita casi medio milenio. El pasado 10 de julio, un tribunal turco anuló un decreto de 1934 que había convertido a Santa Sofía en museo, allanando el camino para su uso nuevamente como mezquita después de un paréntesis de 86 años.

Este viernes Santa Sofía vuelve a ser mezquita en Estambul con las representaciones figurativas cristianas tapadas. La máxima autoridad religiosa de Turquía ha nombrado a tres imanes y cinco muecines para dirigir los actos en el icónico templo. Santa Sofía sirvió como iglesia durante más de 900 años hasta la conquista de Estambul, y como mezquita casi medio milenio. El pasado 10 de julio, un tribunal turco anuló un decreto de 1934 que había convertido a Santa Sofía en museo, allanando el camino para su uso nuevamente como mezquita después de un paréntesis de 86 años.

Hablamos en nuestro programa de hoy de la decisión del presidente turco Recep Tayip Erdogan de reconvertir en mezquita la antigua basílica bizantina de Santa Sofia en Estambul. También analizamos la propuesta del presidente del Consejo Europeo Charles Michel para intentar acordar el fondo de recuperación y el presupuesto de la Unión Europea y la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Polonia. Recordamos la matanza de Srebenica, de la que se cumplen mañana 25 años, con una entrevista a José Angel López, profesor de Derecho Internacional Público de la Universidad Pontificia de Comillas. Entrevistamos además a María Jesús Vega, portavoz de ACNUR, sobre los miles de refugiados congoleños que debido a la violencia están tratando de llegar a la vecina Uganda.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan ha firmado el decreto por el que la basílica museo de Santa Sofía, templo de la cristiandad, se reconvertirá en mezquita. El máximo tribunal administrativo de Turquía ha anulado un decreto ministerial de 1934 que convirtió el edificio en museo, de esta forma, y con la firma de Erdogan, pasa a ser propiedad del equivalente a un "ministerio de la Religión". La basílica ortodoxa, construida en el siglo VI, fue convertida en mezquita tras la conquista del Imperio Otomano en 1453 y mantuvo ese estatus hasta 1934. El sector islamista y nacionalista llevaba décadas reclamando la apertura del edificio al culto islámico. La iglesia ortodoxa considera que no se han escuchado las demandas de millones de cristianos, mientras que la UNESCO recuerda que el Estado no debe modificar el valor de un edificio que es patrimonio de la humanidad. Informa David Hormigos.

Turquía ha empezado a liberar a miles de presos para descongestionar sus cárceles ante el avance del Covid-19, causando controversia por la puesta en libertad de varios jefes mafiosos, mientras que periodistas, políticos y activistas de la sociedad civil siguen entre rejas. La espectacular salida de prisión en la noche del jueves en Ankara del jefe mafioso ultranacionalista Alaattin Çakici, escoltado por cientos de coches con sus seguidores fue critica por representantes de la oposición y organismos de derechos humanos. Amnistía Internacional es una de esas voces que asegura que a los críticos y opositores a Recep Tayyip Erdoga se les condena dos veces, ahora a ser susceptibles de infectarse de Covid-19. 18/04/20

Tras reunirse durante seis horas en Kremlin, lo han anunciado: "esta misma noche estableceremos un alto al fuego". Así lo ha asegurado el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en una rueda de prensa conjunta con el líder ruso, Vladimir Putin. A partir de medianoche, ambos países cesarán los enfrentamientos en la ciudad de Idlib en beneficio de la población civil.

Tras reunirse durante seis horas en Kremlin, lo han anunciado: "esta misma noche estableceremos un alto al fuego". Así lo ha asegurado el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en una rueda de prensa conjunta con el líder ruso, Vladimir Putin. A partir de media noche, ambos países cesarán los enfrentamientos en la ciudad de Idlib en beneficio de la población civil.

Los dos mandatarios se reúnen en Moscú para abordar la situación en el noroeste de Siria a raíz de los enfrentamientos cada vez más graves entre el ejército de Al Assad, apoyado por Rusia, y las unidades turcas.  De hoy puede depender que se alivie en algo la que la Naciones Unidas considera la peor catástrofe humanitaria de la actualidad con un millón de desplazados desde el uno de diciembre.

Informa Cristina Sánchez, corresponsal en Oriente Medio

Josep Borrell ha dicho este miércoles que la situación en la frontera entre Turquía y Grecia es inaceptable. El alto representante de la Unión Europea ha hablado esta mañana con el presidente Erdogan y ha asegurado que Europa cumplirá su compromiso económico con Turquía. Mientras, el flujo de migrantes no se detiene, tratan de cruzar la frontera por tierra, o por agua.

La Unión Europea firmó hace cuatro años un convenio con Turquía por el que ha pagado, al menos, 6.000 millones de euros. Los políticos europeos no han renovado el acuerdo y el presidente de Turquía, Tayyip Erdogan, ha mantenido hasta ahora a los cuatro millones de refugiados que ya no está dispuesto a contener en su territorio. El gobierno turco no sólo exige los 30 millones de euros que calculan les ha costado mantener a estoslos  refugiados sirios, sino que ha mostrado su hartazgo con Europa tras la no intervención de la OTAN después de la muerte de 35 de sus soldados en la guerra de Siria. 

"He abierto las fronteras y no paran de llamarme", decía hoy el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan. La presión también se intensifica sobre las islas del Egeo, ya que en las últimas 24 horas han llegado mil personas a Lesbos Quíos, donde ya viven en condiciones deplorables más de 40.000 refugiados y migrantes, hacinados en campos y sin opción a ser trasladados al continente. Hoy moría un menor de edad al volcar su embarcación frente a unas costas donde pequeños grupos organizados de ultraderecha protestan contra la acogida de migrantes.

Berlín acoge este domingo una conferencia de paz para Libia sacudida por un nuevo incidente en las últimas horas que multiplica la compleja situación en la que vive desde hace nueve años el país. Dos gobiernos enfrentados y decenas de países involucrados, con sus propios intereses, apoyando a uno u otro bando. Los pozos de petróleo en el este del país están bajo el control del mariscal Jalifa Haftar  que controla el 60 por ciento del crudo Libio, cuyo destino principal es Europa, y que va ganando la guerra, así que puede que no tenga mucho interés en la paz. El debilitado gobierno de Trípoli cuanta con el apoyo de Turquía, de por medio un acuerdo de seguridad muy provechoso para Ankara. Alemania, Angela Merkel, ha acogido la cumbre dado que no se ha decantado por ninguno de los dos bandos por el momento. 19/01/20