Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

¿Qué importancia tiene controlar el aire en un conflicto? ¿Qué posibilidades tiene Ucrania ante la superioridad rusa? ¿Por qué Rusia no utiliza todo su potencial aéreo? Se lo preguntamos al teniente general Juan Antonio del Castillo Masete, que formó parte del Ejército del Aire y ahora es secretario general de la Asociación Atlántica Española

Tanya ha visto cómo de un día para otro, muchos compatriotas empezaron a llegar a Murcia, donde ella vive desde hace 20 años.

La foto de hoy la hace nuestro enviado especial a Ucrania Fran Sevilla desde el Donbás.

Tres meses después del inicio de la guerra en Ucrania, la ofensiva rusa se concentra en la región del Donbás, en el este del país. En las zonas de Zaporiyia y Jersón ya dominadas por las tropas rusas, Putin ha extendido un decreto por el que se facilitará la concesión de la ciudadanía rusa a la población de estas regiones.

El Ejército ruso ha puesto en marcha un bloqueo naval que ha detenido el comercio marítimo en los puertos ucranianos, algo que preocupa a los líderes mundiales porque supone un ataque deliberado a la cadena mundial de suministro de alimentos que puede generar escasez e inestabilidad política en muchas parte del mundo.

Fuentes del Ayuntamiento de la ciudad portuaria de Mariúpol cifran en 22.000 los civiles muertos en estos tres meses de batalla. Allí los soldados rusos están celebrando la victoria sobre Azovstal. Mientras tanto, Zelenski, en el Foro de Davos, ha dicho que está dispuesto a hablar de paz con Putin siempre y cuando las tropas rusas vuelvan a las posiciones previas al 24 de febrero. La última propuesta de Rusia es que ellos están dispuestos a desbloquear los puertos ucranianos, dejar salir las toneladas de cereal, a cambio de que Occidente levante las sanciones.

En la zona del Donbás los rusos aumentan sus esfuerzos bélicos y avanzan en algunas posiciones. Las tropas de Kiev tratan de resistir con la ayuda de las armas que les envían desde Occidente, pero han tenido que retroceder en algunos flancos y mandar refuerzos militares. Las tropas rusas siguen bombardeando localidades como Kramatorsk, donde se encuentra el enviado especial Fran Sevilla.

Cuando se cumplen 40 años de la guerra de las MalvinasDocumentos RNE se detiene en este conflicto bélico que resultó decisivo para el devenir político de los países enfrentados y que trajo relevantes consecuencias internacionales.

La derrota argentina en el conflicto del Atlántico Sur aceleró el final de su dictadura militar, mientras la dura reacción del Reino Unido resucitó la popularidad de Margaret Thatcher. La contundente victoria electoral de la Dama de Hierro y su alianza con el presidente estadounidense Ronald Reagan servirían para afianzar el eje capitalista que facilitó la caída del comunismo.

En el otoño austral de 1982 la decadente junta militar argentina, liderada por el teniente general Leopoldo Fortunato Galtieri, en busca de un golpe de efecto, lanzó una operación para recuperar la soberanía de las Islas Malvinas, ocupadas por Inglaterra desde 1833, subestimando la respuesta del Reino Unido, que en ese momento pasaba por una grave crisis económica y política. No ocurrió según lo previsto, pocos días después de la toma de las islas el 2 de abril, llegaba a aguas malvinenses un escuadrón compuesto por más de ciento veinte barcos británicos y aviones de guerra de última generación. La diferencia de fuerzas enseguida se puso de manifiesto.

En los 74 días que duró la guerra hubo duras batallas: 649 soldados argentinos, 255 británicos y 3 civiles perdieron la vida. La derrota provocó una gran herida emocional en Argentina, aunque la sociedad y los sucesivos gobiernos parecieron dar la espalda tanto a los excombatientes como a las familias de los fallecidos y desaparecidos.

El conflicto territorial sigue latente. La posición británica, reforzada tras la victoria, es opuesta a cualquier negociación sobre la soberanía de las Malvinas. El referéndum realizado entre la población malvinense en 2013, fue contundente: el 98,9% votó a favor de seguir siendo británicos. Enfrente, la reivindicación argentina proclamada en su constitución: la recuperación del archipiélago es objetivo permanente e irrenunciable.
 

¿Qué espacios protegidos están amenazados por la guerra? ¿Quién se preocupa por el medioambiente? Nuestro compañero Álvaro Caballero, redactor de RTVE Noticias, ha estado trabajando en un reportaje sobre el tema y ha venido al Diario de Ucrania a explicárnoslo.

Tania ve la guerra en su país desde lejos. Lleva 20 años en Murcia, y desde allí escucha lo que le cuenta su familia en la guerra.

La invasión de Rusia a Ucrania cumple tres meses. El pasado 24 de febrero, Vladímir Putin invadió el país y Ucrania lucha desde entonces por resistir. Stoyanka, un pueblo cercano a Kiev, vio como las tropas rusas se retiraban en el mes de marzo. Sus habitantes tratan de reconstruir sus casas y sus vidas, mientras los niños han trasladado el campo de batalla al de juego. Andrii y Valentyn, dos pequeños de 12 y 6 años, construyen sus propias armas, trincheras y torres de guardia. Patrullan su pueblo y vigilan que esté a salvo, mientras sueñan con convertirse en soldados para defender su país.

Este martes se cumplen tres meses de guerra en Ucrania que dejan un panorama de desgaste sin vencedores. El New York Times dice ahora que la guerra pone en riesgo la paz de toda Europa y que en Estados Unidos la población está más preocupada por la inflación en un año en el que además se celebran elecciones al congreso. En Francia, Alemania e Italia también se abre el debate, ya que las consecuencias de la guerra cada vez se notan más en el bolsillo de los ciudadanos. Para algunos expertos, la situación actual no tiene solución en términos militares. Este diagnóstico divide incluso al gobierno ucraniano. El presidente Zelenski ha abogado por la negociación, aunque las encuestas apuntan a un rechazo del 82% de la población a cualquier cesión territorial, mientras altos mandos de su ejército insisten en que pueden derrotar a Rusia en el campo de batalla.

Foto: ARIS MESSINIS / AFP

Volodímir Zelenski ha vaticinado que en las próximas semanas el ejército ucraniano va a ser sometido a una fuerte presión bélica por parte de las tropas rusas en el este del país, donde aspira a conquistar un corredor terrestre que llegue hasta la anexionada Crimea y los puertos del Mar Negro. Bakhmut, en la región de Donetsk, es una de las ciudades situadas en la línea del frente, sometida a los bombardeos de las tropas rusas, que intentan pasar por ella. Desde allí informa Fran Sevilla, enviado especial de RTVE.

  • Las infraestructuras ferroviarias son atacadas a diario en Ucrania, pero el tren sigue funcionando a pesar de las bombas
  • Los ferrocarriles ucranianos han evacuado a más de 4 millones de personas, y transportan ayuda humanitaria y materiales para exportar
  • Guerra Rusia - Ucrania, sigue la última hora en directo

La guerra en Ucrania cumple este lunes 89 días. Tras clamar victoria en Mariúpol, en el sur de la región de Donetsk, Rusia prosigue su ofensiva para hacerse con el control de la totalidad de la región de Lugansk, donde avanza palmo a palmo pese a la encarnizada resistencia ucraniana.

Ucrania ha condenado a pena de muerte al primer soldado ruso juzgado por crímenes de guerra tras asesinar a un civil y declararse culpable. Mientras, el presidente, Volodímir Zelenski, ha pedido más financiación y cortar todos los lazos comerciales con Rusia en una intervención ante el Foro de Davos.

Vadim ha escuchado impertérrito la sentencia que lo convierte en el primer militar ruso condenado en Ucrania a cadena perpetua por crímenes de guerra. Según la sentencia, disparó varias veces en la cabeza a un civil de 62 años desarmado. Vadim ha reconocido que lo hizo cumpliendo órdenes. Desde Moscú, el portavoz Peskov se queja de que no han podido defenderlo en persona, pero que buscarán cómo hacerlo. El gobierno de Kiev dice que tiene pruebas de más de 10.000 crímenes de guerra cometidos por los rusos y la lista aumenta. En Járkov han encontrado 150 cuerpos entre los escombros.

El control de Mariúpol ha permitido a Rusia extender su ofensiva por el Donbás, donde ha multiplicado los ataques. Kiev reconoce que los avances son pequeños pero continuos en la región de Lugansk y muchas localidades próximas a la zona prorrusa prepara ya las evacuaciones. Es el caso de Sloviansk, donde se encuentra Fran Sevilla, enviado especial de RNE.

El chirrido de los restos de casas destruidas y abandonadas se mezcla con el sonido de los bombardeos que no cesan. De las 5.000 personas que vivían en un pueblo de Járkov, solo unas decenas se quedaron. Personas mayores y mujeres. La gran mayoría se marchó.

La inseguridad impide a los habitantes volver. Tatania y Yiri vivieron la ocupación y les arrebataron todo. "Les pido que nos devuelvan todo lo que teníamos y han destruido. Hemos trabajado duro durante toda nuestra vida y nos quedamos sin nada. Estamos enfermos", ha dicho Taniana, vecina de Kutuzivka a RTVE.

Foto: EFE/Esteban Biba.