Enlaces accesibilidad

Magrudis sabía desde febrero que su carne mechada estaba contaminada por listeria

  • El informe del laboratorio remitido al juzgado indica que se avisó "en tiempo y forma" de la contaminación de un lote de carne
  • El consejero de salud andaluz ha criticado a la empresa, que obligó a decretar una alerta sanitaria, de falta de "autocontrol"
  • ¿Qué es la listeriosis y cómo se contrae?

Por
Magrudis sabía desde febrero que su carne mechada contenía listeria

Un laboratorio sevillano comunicó a la empresa Magrudis que una muestra de su carne mechada había dado positivo en listeria el pasado 22 de febrero, meses antes de que la Junta de Andalucía decretase la alerta sanitaria el 15 de agosto, que ha afectado a más de 200 personas ha provocado tres fallecimientos, por lo que ha remitido ese informe al juzgado que investiga el caso.

Magrudis envió dos muestras a Laboratorios Microal el 18 de febrero y cuatro días más tarde recibió los resultados de las pruebas, que dieron positivo en un caso y negativo en el otro, según ha confirmado el gerente de la empresa de control de calidad e investigación especializada en el sector agroalimentario y medioambiental, Mariano Barroso.

Microal comunicó a la empresa que en un lote de carne 'La Mechá' había listeria, pero "no de cuánta cantidad", ya que "para eso hay que hacer otra analítica" y Magrudis no la encargó, explica Barroso, quien también aclara que ellos no tenían obligación de informar a las autoridades porque en su trabajo "no es raro encontrar bacterias".

"El problema es la cantidad. El límite legal es de 100 unidades formadoras de colonia (UFC) por gramo. Según lo que dice el laboratorio del Ayuntamiento, yo nunca he visto una contaminación así en la vida", afirma el gerente de Microal, una empresa fundada en 1983.

Según han informado fuentes judiciales a Europa Press, el informe remitido, que ha sido admitido para avanzar en la investigación por la juez instructora Pilar Ordóñez, indica que se avisó "en tiempo y forma" a Magrudis de la contaminación de sus productos por la bacteria 'listeria monocytogenes'.

Resultados desde febrero

El informe del laboratorio obra desde el 9 de septiembre en poder del Juzgado de Instrucción número 10 de Sevilla, cuya titular ya ha solicitado que se una a la causa y se envíe una copia a la Unidad Central Operativa de Medio Ambiente (UCOMA) de la Guardia Civil, encargada de la investigación.

Así consta en el auto del 12 de septiembre en el que la magistrada, Pilar Ordóñez, admitía a trámite la querella de Facua contra Magrudis.

"Entregamos el informe por iniciativa propia. Hasta que hubo una causa y un juzgado que tratase el caso, no había nadie a quien llevárselo. En cuanto los hubo, por la puerta entró", afirma Barroso, quien recalca que para su empresa "ha primado la cuestión ética por encima de la profesional".

"Cuando hemos visto el alcance del problema, y sabiendo que ya había resultados en febrero, quisimos hacérselo llegar al responsable de la investigación", añade el gerente de Microal, quien ya ha declarado ante la Guardia Civil y volverá a comparecer como testigo si así es requerido durante la instrucción porque su intención es ayudar "con todas las consecuencias".

La Junta como acusación particular

Por otra parte, la Junta de Andalucía se personó pasado jueves en el juzgado instructor como acusación particular contra la empresa Magrudis, tal como anunció el consejero andaluz de Salud y Familia, Jesús Aguirre, quien criticó que la falta de "autocontrol" de esa empresa obligó a decretar una alerta sanitaria por listeriosis.

"No han hecho los deberes, no han funcionado como debía funcionar y nos vimos obligados a activar una alerta sanitaria", indicó en declaraciones a los periodistas Aguirre, quien remarcó que ya no queda ningún afectado por el brote ingresado en la UCI.

A principios de este mes, la Fiscalía de Sevilla acordó cerrar las tres investigaciones que había iniciado por las denuncias presentadas por el brote de listeriosis y trasladar, de ese modo, la investigación al Juzgado de Instrucción número 10 de Sevilla para unirla a las diligencias que este órgano judicial mantiene abiertas tras las denuncias presentadas por particulares afectados.

Según informó la Fiscalía Superior de Andalucía en un comunicado, tras investigar las denuncias presentadas por la Consejería de Salud y Familia y Ayuntamiento de Sevilla, la Fiscalía de Sevilla remitió sus conclusiones al órgano responsable de la instrucción de investigación.

Noticias

anterior siguiente