Enlaces accesibilidad

Rescate en el Mediterráneo

Los migrantes del Aquarius ponen rumbo a Valencia en tres barcos

  • El Aquarius traslada a 106 migrantes y el resto va en dos barcos italianos
  • Con el traslado completado, llegarán a España en tres o cuatro días
  • La Armada italiana ha suministrado medicinas y alimentos al barco
  • MSF y SOS Méditerranée aceptan, con condiciones, el traslado a Valencia

Por
El Aquarius completa el traslado de los migrantes y pone rumbo a Valencia

El buque Aquarius ha puesto por fin rumbo hacia el puerto de Valenciadonde llegará con 106 personas a bordo, tras recibir instrucciones del Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo de Roma, según ha confirmado la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF), que opera en el barco y una vez completado el traslado del resto de personas a dos embarcaciones de la Marina italiana, informa la periodista de RNE, Sara Alonso, a bordo del buque.

Por la tarde, Médicos Sin Fronteras ha indicado que los migrantes "están contentos de poder dirigirse a un puerto seguro", tras la oferta del Gobierno de Pedro de Sánchez de acogerlos."El traslado a los barcos italianos ha sido completado. 51 mujeres, 45 hombres y 10 niños han quedado en el Aquarius", ha informado MSF a través de TwitterUna vez en Valencia, recibirán el estatus de refugiado y serán atendidos por la Cruz Roja en las instalaciones de la antigua sede de la Copa de América.

No obstante, desde MSF insisten en que hubieran preferido desembarcar en algún puerto de Italia y Malta, tal como señalaban el lunes al destacar la inviabilidad del viaje a España. En su opinión, son los "motivos políticos" los que han forzado a estas personas "ya exhaustas" a emprender un viaje más largo y cansado, que tardará entre tres y cuatro días en recorrer las 700 millas náuticas (1.300 kilómetros) que los separan de Valencia.

A bordo del Aquarius, el barco sin puerto con 629 migrantes

Son 629 migrantes a punto de quedar sin víveres y rechazados por Italia y Malta. España acogera al barco en el que navegan, el Aquarius

anterior siguiente
28 Fotos 1 / 28 ver a toda pantalla ver miniaturas
  • Un migrante descansa en la cubierta del Aquarius

    Un migrante descansa en la cubierta del Aquarius

    Aunque la noche ha sido difícil por el fuerte viento y el gran oleaje, los migrantes han conseguido descansar por la mañana en la cubierta del barco. 

  • Fuerte oleaje en Córcega

    Fuerte oleaje en Córcega

    El Aquarius y los dos barcos italianos, que conducen a los 629 migrantes rescatados en el Mediterráneo a Valencia, han atravesado olas de hasta cuatro metros al bordear el cabo de Bonifacio, en Córcega.

Italia suministra víveres, "insuficientes" para el barco

La periodista de RNE Sara Alonso, enviada especial a bordo de la nave Aquarius, ha informado de que la Armada italiana ha llevado medicinas y comida al buque fletado por Médicos Sin Fronteras y SOS Mediterranée.

Durante la mañana de este martes, un buque de emergencias italiano ha llevado medicinas y comida -fruta fresca, pan, azúcar y zumos- hasta el buque humanitario mediante lanchas rápidas, según ha informado la reportera de RNE, que sin embargo, advierte que ese avituallamiento aún es insuficiente para encarar la larga travesía.

Condiciones de las ONG

Las dos ONG han confirmado el viaje a España pasadas las 10:00 de la mañana, cuando han explicado que informarán a los migrantes de lo que va a suceder "para que estén tranquilos y sea todo ordenado", informa Sara Alonso.

Sin embargo, tal y como ha explicado el doctor Alyos Vimard de MSF a RNE, en ningún caso se iban a transferir a los migrantes a barcos italianos sin tener "absoluta seguridad" de que van a estar bien atendidos, de que los enfermos van a recibir cuidados médicos y que en todo momento hay personas que entienden su lengua.

Además ha insistido en que "de ninguna manera" el personal de MSF va a embarcarse en las embarcaciones militares.

Estas condiciones marcan la operación de traslado, que ha supuesto un cambio de opinión de las dos ONG responsables del barco que, en un principio, descartaron el viaje a España por el peligro que suponía esa travesía para los ocupantes del Aquarius, por un lado porque el barco iba sobrecargado y faltaban víveres, y por otro, porque se espera meteorología adversa.

Los migrantes del Aquarius tendrán estatus de refugiado a su llegada a España

Más de 120 niños y enfermos en estado crítico

Entre las 629 personas de 20 nacionalidades distintas rescatadas de varias pateras en la madrugada del pasado domingo hay 123 menores, 11 bebés y cuatro mujeres embarazadas. Parte de ellos -concretamente, 410- fueron rescatados por la propia Armada italiana, que después los transfirió al Aquarius.

En un comunicado, MSF ha actualizado las condiciones de los inmigrantes y afirma que "el desembarco no se puede retrasar más". La ONG está particularmente preocupada por varios pacientes críticos que estuvieron a punto de ahogarse y que sufrieron hipotermia y fueron reanimados.

"Estos pacientes están siendo estrechamente vigilados a bordo, ya que pueden desarrollar rápidamente problemas pulmonares significativos después de aspirar agua de mar", añade en su nota.

Además, recuerda que "hay 21 pacientes que han sufrido quemaduras químicas graves después de haber estado expuestos a una mezcla tóxica de agua de mar y combustible durante un período prolongado y necesitan cambios en el vendaje en los próximos días".

"La seguridad de las personas por encima de las políticas"

La ONG ha lamentado que el forzado viaje de cuatro días de los migrantes, "en situaciones extremas", es un "total fracaso para los países europeos que deben tener como absoluta prioridad el rescate de estas personas por encima de cualquier disputa política".

Por ello, Médicos Sin Fronteras pide "poner la seguridad de las personas por encima de las políticas" e insiste en que la mejor opción sería "desembarcar a las personas en el puerto más cercano para que después puedan ser transferidos a España o a cualquier otro país seguro para su protección y su proceso legal". 

División en Italia por el plan de Salvini para expulsar a las ONG del Mediterráneo

Por su parte, Alessandro Porro, uno de los cooperantes de SOS Méditerranèe ha señalado a Efe que están preocupados por el largo viaje a Valencia y que, debido al empleo de otras dos embarcaciones de la Marina italiana, se van a reducir los rescates en el Mediterráneo Central. Porro ha recordado que otra de las embarcaciones italianas presentes habitualmente en la zona está en Catania para desembarcar a 937 migrantes rescatados también el pasado domingo, una operación que, en ese caso, sí ha autorizado el Gobierno de Roma.

Durante este martes, la isla francesa de Córcega se ha ofrecido también a acoger parte de los migrantes.

En conclusión, MSF advierte de, una vez lleguen los migrantes a un "puerto seguro, la próxima prioridad es que los gobiernos e instituciones de la Unión Europea encuentren soluciones compartidas para apoyar a los países de primera línea, como Italia".

"Negar el desembarco a personas desesperadas rescatadas en el mar no puede considerarse como una victoria: es la respuesta equivocada a la falta de responsabilidad y el reparto de la carga entre los Estados miembros" de la UE, ha subrayado el coordinador del proyecto de MSF a bordo del Aquarius.

Mientras tanto, en España -bajo la coordinación de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo- se realizan los preparativos para acoger a los migrantes, cuya llegada se espera para el próximo jueves.

Noticias

anterior siguiente