Enlaces accesibilidad

Italia canta victoria por la acogida al Aquarius: "El barco va en dirección a España. Primer objetivo logrado"

  • El primer ministro italiano agradece a España "haber atendido nuestra petición"
  • Los alcaldes del Sur se ofrecen al Aquarius: "Salvini es un ministro sin corazón"
  • El ministro de Interior advierte que rechazará a otro barco presente en la zona
  • Europa y la ONU piden soluciones y respeto para los migrantes y las leyes

Por
El Gobierno de Italia canta victoria tras impedir la llegada del Aqurius con cientos de inmigrantes a bordo

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, ha agradecido a España su "gesto de solidaridad" por ofrecer el puerto de Valencia al barco Aquarius, que navega en el Mediterráneo con 629 migrantes a bordo rescatados en el mar, y que se encuentra varado ante la negativa de Italia y Malta de permitirle atracar en sus puertos

El ministro de Interior, Matteo Salvini, que anunció el domingo el rechazo "al tráfico de seres humanos" al cerrar sus puertos, ha celebrado la noticia. "¡Victoria! 629 inmigrantes a bordo del barco Aquarius en dirección a España. Primer objetivo logrado", ha escrito en sus redes sociales. Después, en rueda de prensa, Salvini ha asegurado que la situación del barco "se ha resuelto gracias al buen corazón del Gobierno español". 

629 inmigrantes a bordo del barco Aquarius en dirección a España. Primer objetivo logrado

"Evidentemente, alzar la voz, algo que Italia no ha hecho en años, se paga", ha dicho Salvini, que considera "un signo importante de que Italia no puede seguir lidiando sola con esta enorme carga". Su objetivo, "obviamente", es "seguir salvando vidas antes de que empiecen su viaje en el Mediterráneo", pero no en territorio italiano. 

"Habíamos pedido un gesto de solidaridad por parte de la Unión Europea (UE) sobre esta emergencia. Debo agradecer a las autoridades españolas por haber acogido nuestra petición", ha dicho Conte a la prensa durante una visita a la ciudad de Accumoli. El primer ministro anunciaba el domingo el envío de dos lanchas con personal médico para atender a los migrantes, entre los que hay 123 menores no acompañados, 11 de ellos niños pequeños, y siete mujeres embarazadas.

El barco, fletado por la ONG francesas SOS Méditerranée, está a la espera de recibir instrucciones, y denuncia que se les agotarán los alimentos esta noche. En este sentido, el primer ministro maltés, Joseph Muscate, ha anunciado que enviará "suministros frescos" al buque. 

Los alcaldes del sur de Italia contradicen a Salvini

Entretanto, en el sur de Italia, varios alcaldes han cuestionado la decisión del recién estrenado ministro de Interior, Matteo Salvini, de la Liga, que cumple con su promesa electoral de poner freno a la inmigración en Italia. Así, los alcaldes de Nápoles, Palermo, Messina, Reggio Calabria y Taranto se han mostrado dipuestos a recibir a quienes han puesto su vida en peligro para llegar a Europa.

El de Nápoles, Luigi de Magistris, ha sido muy crítico con Salvini en Twitter, donde le ha calificado de "ministro sin corazón". 

"Si un ministro sin corazón deja morir en el mar a mujeres embarazadas, ancianos, seres humanos, el puerto de Nápoles está listo a acogerles. Somos humanos, con un corazón grande. Nápoles está lista, sin dinero, para salvar vidas humanas", ha dicho Magistris.

Salvini advierte a otro barco presente en la zona 

Salvini, sin embargo, no da muestras de ablandarse, e incluso ha advertido a otro buque, este de la ONG alemana Sea Watch, de que tampoco le será permitido atracar en Italia. El barco, de bandera holandesa, se encuentra frente a Libia y espera rescatar a varias personas. 

"Asociación alemana, barco holandés, Malta que no se mueve y Francia que les rechaza. Y a Europa que no le importa nada. Basta. Salvar vidas es un deber, transformar Italia en un enorme campo de refugiados no", ha dicho Salvini en un mensaje en Twitter

La orden del ministro de cerrar los puertos afecta también a otros 790 migrantes rescatados el domingo que se encuentran a bordo de un barco de la Guardia Costera italiana y esperan que se les indique un puerto. 

Europa y la ONU piden soluciones

Tanto la UE como la ONU han pedido que la situación se solucione rápidamente y han recordado la legislación internacional.

"Hablamos sobre personas. La prioridad para las autoridades italianas y maltesas debiera ser asegurar que esta gente recibe el cuidado que necesitan", ha declarado el portavoz de la Comisión Europea, Margaritis Schinas. La Comisión ha puntualizado que carece de competencias y que es el país coordinador del rescate (en este caso, Italia) quien tiene que acoger a los migrantes. 

Por su parte, el secretario general de la ONU, António Guterres, ha pedido a los Gobiernos europeos respeto a la ley internacional y protección para refugiados y migrantes. "Siempre he estado extremadamente preocupado por el hecho de que el espacio para la protección de refugiados en Europa pueda estar reduciéndose", ha dicho, preguntado por la postura italiana. 

Para Guterres, los países "tienen derecho a gestionar sus fronteras" y a "definir sus propias políticas de migración", pero han de hacerlo "de forma sensible a la protección" y en "pleno respeto de la legislación internacional sobre refugiados". 

También la sección italiana del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha instado a las autoridades de ambos países, así como a otros actores implicados, a permitir el desembarco "seguro y rápido". 

Noticias

anterior siguiente