Anterior Mnangagwa jura como presidente de Zimbabue tras 37 años de mandato de Mugabe Siguiente Al menos 115 muertos en un atentado contra una mezquita en el Sinaí Arriba Ir arriba
Imagen de archivo de un trabajador de Almería arrancando la plantación de pepino
Imagen de archivo de un trabajador de Almería arrancando la plantación de pepino EFE / CARLOS BARBA.
Crisis del pepino

Alemania indemnizará a dos empresas españolas por culparlas por error del brote de 'E. coli' de 2011

  • Hamburgo llega a un acuerdo extrajudicial con Frunet y Costa de Almería

  • Las autoridades de esta ciudad-estado apuntaron a los pepinos españoles

  • La Comisión Europea tuvo que aprobar ayudas por más de 200 millones

|

Seis años después de la conocida como crisis del pepinoHamburgo tendrá que indemnizar a dos empresas españolas por acusarlas por error del brote de Escherichia coli que en 2011 provocó medio centenar de muertes y más de 4.000 casos de contagio. La ciudad-estado alemana ha llegado a un acuerdo extrajudicial con la malagueña Frunet y con Hortofrutícola Costa de Almería antes de que se resolviera en segunda instancia el recurso presentado por las autoridades de Hamburgo contra la sentencia que ya dio la razón a la primera empresa en 2015.

El portavoz del Gobierno de Hamburgo, Rico Schmidt, ha explicado que el departamento de Sanidad ha accedido a compensar a cada una de las empresas con "una cantidad en el rango medio de las cifras", esto es, aproximadamente entre unos 400.000 y 700.000 euros, según informa Efe. La prensa alemana, que adelantó este miércoles la noticia recogida en España por El País, apuntaba a que la indemnización era de "seis dígitos".

Frunet pedía inicialmente 2,2 millones de euros. Su gerente, Antonio Lavao, explica a RTVE.es que el acuerdo supone un "alivio" no tanto por el tema económico, que ya no era "tan relevante", como por el hecho de "cerrar un capítulo". "Nosotros ya habíamos ganado al conseguir no cerrar la empresa" y después de que las autoridades "reconocieran que se habían equivocado", añade.

La crisis del pepino estalló el 26 de mayo de 2011, cuando la senadora (ministra) de la ciudad-estado de Hamburgo, Cornelia Prüfer-Storcks, aseguró que el brote de E. coli, que en ese momento había causado tres muertes en Alemania, se debía a la presencia de la bacteria en pepinos procedentes de España según los análisis efectuados por el Instituto de Higiene de Hamburgo.

Aunque días después Alemania rectificó reconociendo que la bacteria E. coli encontrada en los pepinos españoles no era de la cepa que estaba provocando las muertes y que el origen estaba en brotes germinados de un cultivo de Baja Sajonia, el daño en el sector hortofrutícola español estaba ya hecho.

Al borde de la quiebra

El gerente de Frunet, Antonio Lavao, explica que estuvieron a punto de cerrar la empresa porque perdieron a sus clientes y proveedores. "Fue un momento muy complicado", añade el responsable de esta empresa, que denunció a Prüfer-Storcks por negligencia al no haber ordenado los obligatorios contraanálisis de las pruebas que apuntaron a los pepinos españoles antes de difundir públicamente esta información.

La Comisión Europea aprobó ayudas por más de 220 millones de euros para indemnizar a los agricultores de la UE afectados por la crisis alimentaria. España, el país más afectado, tenía que recibir 71 millones. Sin embargo, el responsable de Frunet lamenta que esas ayudas fueron solo para los productores pero no para las empresas como la suya o Hortofrutícola Costa de Almería, señaladas directamente por Hamburgo.

El consejero andaluz de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha señalado que, "más allá de la indemnización", el acuerdo supone "un reconocimiento y una satisfacción, ya que se trató de una acusación infundada e injusta", en un comunicado enviado este jueves. "De esta forma, no solo se limpia el buen nombre de estas dos empresas, sino de todo el sector productor andaluz", añade el responsable andaluz, que califica aquella crisis como la "peor" que ha vivido el sector hortícola español con "fuertes pérdidas".

El brote de 'E. coli' 0104:H4

La Escherichia coli es una bacteria que se encuentra con frecuencia en el intestino de organismos con sangre caliente. Según explica la Organización Mundial de la Salud, la mayoría de las cepas son inocuas, pero algunas pueden causar graves intoxicaciones alimentarias. Entre los síntomas de la enfermedad causada por E. coli está la diarrea sanguinolenta (colitis hemorrágica) y en los casos más graves puede desarrollarse síndrome hemolítico urémico (SHU) caracterizado por insuficiencia renal aguda, anemia hemolítica y deficiencia de plaquetas.

La cepa detectada en Alemania en mayo de 2011, la E. coli 0104:H4, tuvo un comportamiento "más virulento de lo normal", según recoge el Informe de actividades de Infosan 2011-2012, publicado por la OMS y la FAO. El brote se caracterizó por "un elevado índice" de síndrome hemolítico urémico (SHU) con un caso por cada 3-4 de Escherichia coli enterohemorrágica (EHEC) cuando normalmente el SHU aparece solo en el 10% de los casos.

Se registraron más de 4.000 casos y 51 muertes en 16 países de Europa y América del Norte, según este documento, que recuerda que se identificó unas semillas de fenogreco importadas a Alemania desde Egipto "como la fuente más probable del brote".

Entre los países afectados, recuerda el Centro Europeo de Control de Enfermedades, estuvieron Alemania, Francia, España, Austria, República Checa, Dinamarca, Grecia, Luxemburgo, Holanda, Noruega, Polonia, Suecia y Reino Unido.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente