Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

La gran alegría del fin de semana nos puede llegar desde Almería porque mañana por la noche puede conseguir el ascenso a primera. Todo apunta al ascenso y a la celebración. Si se consigue, nada más terminar el partido habrá un gran espectáculo en el césped del estadio almeriense. El domingo por la tarde, el clásico autobús descapotable paseará a la plantilla por las calles de Almería hasta la Plaza de las velas como destino final, donde se colocaría un escenario. Aunque lo primero es derrotar al Alcorcón o igualar lo que haga el Valladolid en Ibiza.

Se van conociendo más datos sobre el caso del parricidio de Almería; un hombre de 33 años que ayer presuntamente mataba a su madre y fallecía poco después de un infarto. Según fuentes de la investigación, la Policía había acudido a la vivienda horas antes del crimen "para mediar en un problema", han apuntado, pero no existían denuncias previas.

Vamos al campo con un titular: El tomate de Almería sigue reduciendo su plantación. Fue el cultivo mayoritario, pero ya ha sido superado por el pepino o el calabacín porque no puede competir con el marroquí, mucho más barato. Los agricultores piden a Europa que ponga límites a las exportaciones de verduras de terceros países.

En Almería todos los municipios de costa están volcados en recuperar sus playas lo antes posible, en la mayoría de ellas el oleaje arrasó las pasarelas, papeleras y demás instalaciones que ya estaban colocadas y en puntos como Carboneras o Las Negras el mar se tragó toda la arena. Bomberos y personal de limpieza tratan ahora de volver a dejar las playas como estaban hace tres días.

Tiempo para los informes finales en el juicio que se sigue en Almería contra el futbolista del Celta de Vigo, Santi Mina. El primero en intervenir ha sido el fiscal quien mantiene su acusación inicial y defiende la coherencia y verosimilitud del testimonio de la presunta víctima del abuso sexual. Durante las sesiones ha llamado especialmente la atención la estrategia de la defensa basada fundamentalmente en desacreditar a la víctima de todas las formas posibles.

El sector pesquero ha llegado esta semana a un acuerdo con el ministro Luis Planas y dará margen al Gobierno hasta el próximo 29 de marzo, cuando se tomarán las medidas para paliar los daños producidos por la guerra de Ucrania. En el 24 Horas nos trasladamos a los dos extremos de España, nos vamos a Almería y a La Coruña para conocer la situación allí.

En el Muelle de Levante, en el puerto de Almería, se cumplen cinco días desde que los pescadores decidieron dejar de faenar y es que, como indica José María Gallart, presidente de la Federación Andaluza de Asociaciones Pesqueras: "Trabajar a pérdidas no tiene sentido". Comenta que las pérdidas ascienden a la falta de ingresos diarios que, en un día normal, rondarían entre los 60.000 y los 150.000 euros y señala que confían en el compromiso del ministro Planas, aunque son conscientes de que su orquilla de precios para el gasoil, su condición más fuerrte, puede "dar problemas", ya que la han establecido entre los 50 y 65 céntimos.

En la lonja de A Coruña nos atiende Juan Carlos Corrás, su presidente. Allí la actividad se mantiene aunque a cotas muy bajas. Explica que un día normal estarían recibiendo entre 60 y 120 toneladas de pescado y que, a día de hoy, están más cerca de las 40 toneladas. Asimismo, comenta que se han visto especialmente afectados por la huelga de transporte, un motivo que ha supuesto diferencias entre los pescadores de bajura, quienes consideran que su trabajo podría ser infructuoso debido a la dificultad de hacer llegar la captura a los mercados. La pasada semana ya tuvieron que congelar y tirar parte de la mercancía, ya que, como indica, únicamente transportaron cerca de un 20% de la mercancía habitual.

Informa Raúl Torres desde Almería y José Manuel García, en A Coruña.
 

El sector pesquero da un voto de confianza al gobierno y desconvoca el paro, aunque la flota, en general, sigue amarrada. En el caso de Andalucía, sólo han salido los barcos en Motril (Granada). En Málaga no han salido a faenar debido a las malas condiciones de la mar, por el temporal de Levante, y en los puertos de Huelva, Cádiz y Almería, hoy no ha habido actividad.

El paro del transporte ha congelado la venta de productos hortofrutícolas. La actividad de las empresas exportadoras está parada lo que ha obligado a los agricultores a parar también. Sólo la lluvia de los últimos días les ha dado un pequeño respiro para que la producción aguante un poco más sin recolectar.

Almería continúa bajo la influencia de este excepcional episodio de polvo en suspensión. Si bien ayer teñía el cielo de naranjas, rojos y amarillos, hoy es más bien una especie de niebla intensa que hace difícil respirar sin mascarilla. Además, no se prevé que la situación mejore en las próximas horas, cuando está previsto que arrecien los vientos. La llegada de una lengua de polvo en suspensión, procedente del Sáhara, impulsada por los vientos de la borrasca Celia, cubre gran parte del sur y centro peninsular. Según AEMET, la calidad del aire es "extremadamente desfavorable" en esas zonas y, por ello, se recomienda limitar toda la actividad al aire libre. Coches, edificios y calles se cubren hoy de polvo.

En medio de tanta crudeza, a veces es necesario un poco de ficción, aunque siga la misma línea. Fernando Navarro sabe de ello, es escritor y guionista y ha venido a Las Mañanas de RNE a presentarnos su libro de relatos ‘Malaventura’. La obra, ubicada en la Almería en la que pasó tanto tiempo de su infancia, muestra historias de amor y muerte, “en un mundo donde las emociones son muy intensas”, explica.

Comenta que se trata de “una especie de novela de terror donde los monstruos son los humanos” y que, a pesar de ser una obra de ficción, refleja la dureza y la hostilidad de ese espacio natural, desde su punto de vista. Sus personajes están inspirados en los creados por Lorca y a los que cataloga como “personajes penando”. Y para el vocabulario, el escritor granadino también ha tirado de su propio imaginario, inspirándose en su círculo cercano.

Navarro no descarta que en algún momento su libro pueda convertirse en un guion, aunque duda de su capacidad para adaptarlo. Por lo que invita a sus colegas de profesión a que, si quieren, se pongan en contacto con él para desarrollarlo.

En la Alpujarra almeriense, a unos 50 Km de la capital y con apenas 176 vecinos, se encuentra Almócita, un municipio que camina hacia la autosuficiencia como medida para luchar con la despoblación. Sus habitantes se han convertido en referente por la puesta en marcha de iniciativas como la agricultura ecológica, la construcción sostenible o las renovables.

Desde el inicio de la invasión de los plásticos en 1950, se han generado 6.300 millones de toneladas de este residuo, de las que casi el 80% no se han eliminado de forma adecuada. Un importante problema para el que se necesitan múltiples soluciones. Una de las líneas de investigación, coordinada por una investigadora almeriense es un cóctel de gusanos, insectos y microbios que comen plástico.

La Junta de Andalucía actualiza en función de los casos confirmados con PCR notificados, pero no incluyen los que se confirman con los test de auto-diagnósticos, por lo que hay una bajada en la curva de la incidencia. A pesar de esta bajada que viene registrando la incidencia, si desgranamos los datos por provincias, encontramos a Almería, como la que registra la mayor tasa de toda Andalucía. La razón hay que buscarla en la irrupción de esta sexta ola en la provincia, un poco más tarde que el resto.