Anterior Corea del Norte vuelve a lanzar un misil balísitico desde un submarino Siguiente Un fuerte terremoto de magnitud 6,2 sacude el centro de Italia Arriba Ir arriba
Logo de Repsol en una gasolinera
Logo de Repsol en una gasolinera. REUTERS

Repsol pierde 1.227 millones en 2015 tras provisionar 2.957 millones por la caída del petróleo

  • La petrolera logra un beneficio neto ajustado de 1.860 millones, un 9% más

  • Reducirá la inversión prevista en 1.800 millones de euros adicionales

|

Repsol registró unas pérdidas de 1.227 millones de euros en 2015 tras provisionar 2.957 millones de euros por la caída de los precios del petróleo, frente a unas ganancias de 1.612 millones de un año antes, aunque elevó su beneficio neto ajustado un 9%, hasta 1.860 millones de euros.

Este resultado, que refleja específicamente la marcha de los negocios, se produjo en un contexto de precios muy deprimidos del crudo y del gas, según ha informado este jueves la petrolera.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) calculado en base a la valoración de los inventarios a coste de reposición (CCS) alcanzó los 5.013 millones de euros, lo que supone un incremento del 6% respecto al obtenido en el ejercicio 2014.

La petrolera detalla que las pérdidas de 1.227 millones se deben principalmente a unos resultados no recurrentes por valor de 2.628 millones y al efecto inventarios de 459 millones, ambos después de impuestos.

Los resultados no recurrentes se deben a las provisiones registradas fundamentalmente en upstream y en la división de gas&power parcialmente compensadas con las plusvalías generadas en las transacciones de CLH, las licencias exploratorias en Canadá y la recompra de bonos de Talisman.

Plan de desinversiones

Desde Repsol señalaron que en respuesta al actual entorno, en 2016 ha puesto en marcha medidas adicionales para reforzar los objetivos marcados en su plan estratégico 2016-2020, entre las que se incluyen aumentar y acelerar las sinergias y eficiencias, reducir inversiones y profundizar en el programa de desinversiones en activos no estratégicos.

En este sentido, la compañía ya ha materializado más de 200 millones de dólares de sinergias derivadas de la integración de Talisman y ha aumentado su objetivo hasta los 400 millones de dólares desde los 220 millones iniciales.

Repsol ha acordado la venta de su negocio eólico en el Reino Unido al grupo chino SDIC Power por 238 millones de euros, esto incluye el proyecto de Inch Cape y la participación con la que Repsol contaba en el proyecto Beatrice (25%), ambos ubicados en la costa este de Escocia.

La petrolera profundizará, además, en su programa de eficiencia, con lo que alcanzará en 2016 una cifra cercana a 1.100 millones de euros, más del 50% del objetivo fijado en el Plan Estratégico para 2018.

Además, reducirá en 1.800 millones de euros adicionales la inversión prevista para los años 2016-2017, con lo que se situará por debajo de 4.000 millones de euros en 2016 y en una cifra similar en 2017. Esta reducción representa un 20% adicional respecto a lo comprometido en el plan estratégico.

Aumenta la producción y las reservas

En lo que se refiere a los indicadores industriales y de actividad de la compañía, la producción de hidrocarburos se situó en el último trimestre del 2015 en 697.500 barriles equivalentes de petróleo al día, lo que supone un aumento del 88% respecto al mismo periodo de 2014.

Las reservas probadas crecieron en 2015 un 54%, hasta alcanzar los 2.373 millones de barriles equivalentes de petróleo. El indicador de margen de refino se situó en 8,5 dólares/barril, el doble del conseguido en el ejercicio anterior.

Por su parte, la deuda financiera neta de Repsol al cierre del ejercicio se situó en 11.934 millones de euros, lo que supone un descenso de 1.189 millones de euros respecto al final del tercer trimestre. Esta disminución se debió a la fuerte generación de caja, que permitió cubrir inversiones e intereses, indicó el grupo.

Propone un dividendo complementario de 0,3 euros

El Consejo de Administración de Repsol ha acordado proponer a la próxima Junta General de Accionistas el pago de una retribución como dividendo complementario de un importe equivalente a 0,3 euros por acción bajo el programa Repsol Dividendo Flexible.

Este programa permite ofrecer a los accionistas de Repsol la posibilidad de recibir acciones liberadas de nueva emisión de la sociedad y sin retención fiscal. Además, los accionistas podrán percibir la remuneración en efectivo mediante la venta de los derechos de asignación gratuita que reciban, en el mercado al precio de cotización o a la propia compañía a un precio fijo garantizado.

Con respecto al dividendo complementario de 2014, esos 0,30 euros por acción suponen un 36% menos. Entre el diviendo a cuenta que Repsol ya abonó en enero con cargo a 2015 y el que pagará tras la junta, la petrolera desembolsará un dividendo total de 0,766 euros por acción, lo que supondrá un 20% menos de los 0,96 euros de dividendo ordinario de 2014.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente