Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

Llega al Congreso una de las propuestas de Pedro Sánchez en el debate del estado de la nación: los impuestos para grandes bancos y a los beneficios de las energéticas, con los que el Gobierno espera recaudar 7.000 millones de euros en dos años. En Las Mañanas de RNE, hablamos con Juan Bravo, vicesecretario de Economía del PP, que ha pedido al Gobierno que lo retire o revise porque considera que no tiene sentido llevar a cabo la propuesta cuando en Bruselas todavía se está negociando. Juan Bravo no ha concretado cuál será el sentido de voto de su partido, pero ha insistido en que “hay que esperar a que Bruselas se pronuncie” y concluye que tampoco “tiene sentido que el Gobierno de España vaya por libre respecto a lo que dice Bruselas.” Además, asegura que el impuesto a la banca lo van a pagar los españoles porque “la normativa comunitaria obliga a que se repercuta.” En relación con el tope de a los precios de los alimentos, Bravo considera que una medida podría ser bajar el IVA a ciertos productos.

Francia ha anunciado que considera innecesaria la construcción del MidCat, el conducto de gas entre el país galo y España, y la Unión Europea ha indicado que deja la decisión en manos de los países. Lo cierto es que ya existen dos tubos con esta función entre el País Vasco y Navarra, y ambos están siendo más usados que durante el año pasado. De hecho, solo entre abril y mayo llegaron al máximo de su capacidad. Aunque durante los meses de verano volvieron a caer: en junio y julio se quedaron a la mitad y en agosto el envío se produjo en dirección norte-sur es decir, de Francia a España. Durente estos meses nuestro país ha aprovechado para aumentar sus capacidades subterráneas, así como para incrementar los ciclos combinados, que han quemado más gas que nunca para producir electricidad. Aunque, paradójicamente esta energía luego cruza la frontera para llegar a Francia. 

Informa, David Vidueiro.

  • Se recomienda el refuerzo del teletrabajo para evitar el malgasto energético en el centro de trabajo y desplazamientos
  • Fomentan el transporte público mediante bonificaciones en los abonos de Cercanías, Media Distancia y Rodalies
  • Hospitales, centros educativos o peluquerías no estarán incluidos en la limitación del aire y la calefacción

Ana Oramas, portavoz de Coalición Canaria, ha hablado en Las Mañanas de RNE sobre su posición respecto a las medidas de ahorro energético que se esperan aprobar hoy en el Congreso de los Diputados. Reclama que no se hayan considerado las necesidades de cada comunidad autónoma y reprocha que en el caso de las Islas Canarias no sean aplicables: “en Canarias este tema es absurdo porque no se ahorra gas”. Asimismo, critica que no se hayan considerado los medios de transporte de Canarias para aplicar las medidas de ahorro y recrimina al Gobierno que no hayan cumplido con “más de 10 o 15” tramitaciones de proyectos de ley que, según dice, se les han prometido: “Nos han engañado durante dos años y ya estamos hartos”. Destaca además la preocupación de las islas frente a una recesión económica en los países europeos y pide que se tomen medidas con las que "adelantarse" a los efectos que supondría una caída del turismo.

Continúa la polémica en torno al Plan de Ahorro Energético aprobado por el Gobierno. Entre las medidas que contempla, les recordamos, la obligación de tener el aire acondicionado a no menos de 27 grados en establecimientos como bares y restaurantes. El sector ya ha mostrado su molestar y ha anunciado que no lo cumplirán.

Julio ha sido el primer mes completo en el que se ha aplicado la "excepción ibérica", que limita el precio del gas. En junio solo se aplicó desde el día 15. El megawatio/hora costó de media en el mercado mayorista 257 euros, una vez aplicado el tope al precio del gas y la compensación a las compañías generadoras. A lo largo del mes, los precios oscilaron entre los 200 y los 318 euros/MWh. Los más altos se dieron en la segunda semana, con seis días consecutivos superando los 300 euros/MWh. Fue la semana más cara desde que comenzó la "excepción ibérica", que se aplica tanto en España y Portugal. Según el Gobierno, la rebaja en la factura de la luz ligada al mecado regulado es de un 15% aproximadamente.

Foto: Una factura de luz (Getty Images)

El presidente del Gobierno ha defendido su gestión y sus medidas económicas. Asegura que España cumple con sus compromisos y que por eso ha recibido el segundo pago de los fondos europeos por valor de 12.000 millones de euros.

Sánchez acusa a la oposición de defender los intereses de los privilegiados, mientras que el Ejecutivo "protege a la clase media" con medidas como el impuesto a las eléctricas y la banca, aunque las critiquen parte del sector. También ha anunciado un paquete de medidas de ahorro y energía, para ciudadanos y empresas. Aunque no desvela si serán obligaciones o recomendaciones.

El nuevo impuesto presentado por el Gobierno para las grandes entidades financieras, eléctricas, gasistas y petroleras no ha gustado a todos los sectores. Energéticas y banca se oponen a este impuesto, y amenzan con llevarlo a tribunales. La Asociación Española de la Banca advierte de que afectará a la estabilidad finaciera y a su capacidad de crédito. 

Por su parte, las energéticas insisten en que no existen beneficios extraordinarios porque registran menos ganancias que en 2021 por los elevados precios del gas. No obstante, Repsol sí reconoce más ganancias que el año pasado, unos 2.500 millones de euros. Su consejero delegado advierte de que se amparará en el marco jurídico español y europeo para impedir lo que califica de "medida arbitraria".

Antón Costas es catedrático de Política Económica de la Universidad de Barcelona. Desde el 28 de abril de 2021, preside el Consejo Económico y Social de España, un órgano consultivo del Gobierno en materia socioeconómica y laboral. Costas se resiste a usar el concepto de espiral inflacionista porque cree que la subida de precios ha alcanzado su pico: "El petróleo y otras materias primas industriales están descendiendo su valor desde hace más de dos meses. Por otra parte, no veo un crecimiento de los salarios que pudiera alimentar la idea de la espiral inflacionista. Lo que sí que tenemos es un problema de márgenes elevados en algunos mercados de bienes y servicios".

Sobre los impuestos extraordinarios a las compañías energéticas, recuerda que son de carácter temporal e insiste en que el problema radica en el modelo de formación de los precios de la electricidad: "Corresponde a tiempos mejores, cuando el gas tenía unos precios bajos y estables. Cuando eso se altera, no puedes mantener el mismo modelo". Por ello, defiende la necesidad de adecuar los precios a los costes de producción de cada tipo de energía, según proceda del sol, del viento, del agua, de materiales fósiles, etc.

Costas muestra su opinión desfavorable acerca de la bonificación de 20 céntimos por litro en los combustibles: "Cuando los precios se dispararon, la medida tenía sentido en el aspecto social y político, no tanto en el económico". Ahora, sin embargo, cree que incentiva el consumo, perjudica la descarbonización de la eocnomía y genera una agravio comparativo entre las familias con diferentes niveles de ingresos.

Con todo, defiende que España es una economía competitiva: "Desde hace años, estamos manteniendo un excedente neto en la balanza de pagos. Es decir, que venemos mucho al exterior, más de lo que compramos". Asimismo, destaca la capacidad de diálogo: "Probablemente somos el país occidental con mayor capacidad para alcanzar acuerdos sociales".

Bajo su punto de vista, la desigualdad hay que combatirla en el terreno laboral: "Si queremos recuperar la  prosperidad, el foco lo tenemos que poner en la creación de buenos empleos". Siempre, añade, favoreciendo la igualdad territorial y de género.

El Gobierno está diseñando un nuevo tributo que gravará los beneficios extraordinarios de las empresas eléctricas como consecuencia del alza de los precios energéticos a través de una proposición de ley del PSOE y Unidas Podemos que se presentará en las próximas semanas para que entre en vigor en 2023. "Las cargas de esta situación tan dolorosa deben distribuirse con justicia, deben aportar más quienes están en mejores condiciones y lo que no cabe es que algunos resulten beneficiados a costa del perjuicio de las mayorías (...) Quienes obtengan réditos indirectos de esta subida de precios deben aportar de forma adicional al esfuerzo colectivo y a la protección de la clase media y trabajadora", ha dicho el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Foto: Torre de alta tensión (Getty Images)