Anterior El ataque de Barcelona es el octavo atropello terrorista en Europa en un año Siguiente Cinco presuntos terroristas son abatidos en Cambrils después de cometer un nuevo atropello Arriba Ir arriba
La sede de Repsol en Madrid
La sede de Repsol en Madrid. REUTERS Susana Vera

Repsol perderá 1.200 millones en 2015 tras realizar provisiones por 2.900 millones por los bajos precios del crudo

  • Redujo su deuda neta en más de 1.000 millones de euros respecto a 2014

  • La compañía hará un recorte adicional del 20% en las inversiones para 2016

  • Ha mantenido su capacidad de generación de caja y retribución al accionista

|

El Consejo de Administración de Repsol ha acordado realizar una provisión contable extraordinaria de 2.900 millones de euros para ajustar las cuentas al actual contexto de bajos precios del crudo, lo que conducirá a unas pérdidas de unos 1.200 millones en el ejercicio 2015.

"Estos saneamientos podrán revertirse positivamente en las cuentas de resultados de próximos ejercicios, cuando cambie el escenario de precios", señala la compañía en una nota remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Además, ante el actual contexto de precios del petróleo -que cotiza en torno a los 30 dólares, frente a los más de 100 dólares de hace un año y medio-, Repsol ha decidido poner en marcha medidas adicionales de ajuste, entre las que figura un recorte adicional de inversiones del 20% para 2016, hasta situarlas en torno a los 4.000 millones.

Las pérdidas de 2015 están directamente relacionadas con el entorno de precios del crudo, ya que el beneficio neto ajustado o CCS -que valora los inventarios a coste de reposición y no tiene en cuenta los efectos extraordinarios- repunta un 8%, hasta los 1.850 millones, por encima de las previsiones. Por su parte, el resultado neto ajustado del cuarto trimestre de 2015 se situará en unos 450 millones, un 20% más.

"La gestión de los negocios en el periodo se ha producido en un contexto de intensa y continuada caída de los precios del crudo y gas, por lo que Repsol ha profundizado en la aplicación de sus planes de generación de sinergias, mejora de eficiencias, desinversión de activos no estratégicos y reducción de inversiones", apunta la compañía.

La empresa añade además que al término de 2015, como consecuencia de los planes puestos en marcha y de la generación de fondos procedentes de la actividad de los negocios, redujo su deuda neta en más de 1.000 millones respecto a 2014. Repsol puntualiza que esta reducción refleja que, "incluso en un escenario adverso", ha mantenido su capacidad de generación de caja y retribución al accionista.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente