Enlaces accesibilidad

Bruselas investiga a Luxemburgo, Holanda e Irlanda por ayuda fiscal a Fiat, Starbucks y Apple

  • Cree que permiten a las multinacionales pagar menos impuestos de los debidos
  • Almunia destaca que se quiere determinar si hay ayudas de Estado ilegales
  • Si las hubiera, podría exigirse que recuperen parte de las ayudas concedidas
  • No se investiga el tipo del Impuesto de Sociedades, que en Irlanda es del 12,5%

Por
El comisario de la Competencia, Joaquín Almunia, en Bruselas
El comisario de la Competencia, Joaquín Almunia, en Bruselas. EFE/Olivier Hoslet

La Comisión Europea ha abierto tres investigaciones a fondo para examinar si los acuerdos entre las autoridades fiscales de Irlanda, los Países Bajos y Luxemburgo y las multinacionales Apple, Starbucks y Fiat Finance and Trade cumplen con las normas comunitarias de ayudas de Estado. "La investigación se centra en si las grandes multinacionales pagan en impuestos lo que les corresponde en Europa", ha dicho en un comunicado el comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia.

"Tenemos razones para creer en este punto que, en estos casos específicos, las autoridades nacionales han renunciado a gravar parte de los ingresos de estas multinacionales o sus beneficios", ha afirmado Almunia, que ha considerado que "en el contexto actual de restricciones presupuestarias, es particularmente importante que las grandes multinacionales paguen su parte juste de impuestos".

El comisario ha recordado que las reglas de la UE "prohíben a las autoridades nacionales tomar medidas que permitan a ciertas empresas pagar menos impuestos de los que deberían si las reglas fiscales nacionales se aplicaran de forma equitativa y no discriminatoria".

Además ha querido dejar claro que esta decisión no cuestiona el sistema general impositivo de estos países, sino las medidas particulares aplicadas a estas empresas. Bruselas ha subrayado que las investigaciones se refieren únicamente a acuerdos sobre la base de imposición, y por tanto, no afectan al tipo imponible aplicable propiamente dicho.

La apertura de esta investigación en profundidad da a cualquier afectado así como a los tres países la posibilidad de presentar observaciones y no prejuzga el resultado de las pesquisas, según ha dicho el Ejecutivo comunitario. No obstante, Luxemburgo no ha dado información al Ejecutivo comunitario sobre otras decisiones anticipativas, motivo por el cual se enfrenta a un expediente paralelo.

Qué investiga Bruselas

Bruselas decidió lanzar la investigación a raíz de varios de artículos de prensa que sostenían que determinadas empresas se habían beneficiado de importantes reducciones de impuestos gracias a decisiones anticipativas en materia fiscal (tax rulings) adoptadas por las autoridades nacionales.

Estas decisiones no son un problema en sí, ya que se trata de cartas de intenciones para aclarar a una empresa en concreto sobre la forma en que se calcularán sus impuestos, pero pueden incluir ayudas públicas ilegales si confieren ventajas selectivas a una empresa o grupo de empresas determinadas.

Los tax rulings se utilizan sobre todo para confirmar acuerdos de fijación de precios de transferencia. Los precios de transferencia son los que se facturan en transacciones comerciales entre diferentes entidades de un mismo grupo, en particular los precios fijados por los bienes vendidos o los servicios prestados por una filial a otra filial del grupo. Esto influye en el reparto del beneficio imponible entre las filiales de un grupo establecidas en diferentes países.

Si las autoridades fiscales, en el momento de aceptar el cálculo de la base de imposición propuesta por una empresas, insisten sobre la necesidad de remunerar a una filial o sucursal en condiciones de mercado, ello excluye -según Bruselas- la presencia de una ayuda pública.

En caso contrario, es posible que la empresa afectada se beneficie de un tratamiento más favorable del que se reservaría a otros contribuyentes en virtud de las reglas fiscales de los Estados miembros afectados, lo que puede constituir una ayuda pública.

El Ejecutivo comunitario ya ha reexaminado los cálculos utilizados para determinar la base imponible en estas decisiones anticipativas y considera, según su análisis preliminar, que éstas podrían subestimar el beneficio imponible y conferir así una ventaja a las empresas afectadas al permitirles pagar menos impuestos.

Planificación fiscal de multinacionales para reducir su carga fiscal

"Se sabe que algunas multinacionales están usando estrategias de planificación fiscal para reducir su carga fiscal global, estas practicas de planificación agresivas erosionan las bases impositivas en nuestros estados miembros", ha afirmado Almunia en la rueda de prensa.

Además, "cuando los presupuestos están ajustados y a los ciudadanos se les piden que hagan esfuerzos para lidiar con las consecuencias de la crisis, no se puede aceptar que grandes multinacionales no paguen la parte justa de sus impuestos", ha insistido.

Si la Comisión concluye finalmente que estos esquemas impositivos constituyen ayudas de Estado ilegales, los países tendrán que modificarlos y también podría exigírseles que recuperen parte de la ayuda concedida a las empresas, si bien Almunia ha indicado que "es demasiado pronto para hablar de esto, aunque la posibilidad está abierta".

El régimen fiscal de países como Irlanda y Holanda ha motivado protestas de otros socios europeos en numerosas ocasiones por el reducido impuesto de sociedades que aplican a las empresas establecidas en su territorio, aunque las respectivas autoridades nacionales han defendido insistentemente la transparencia y validez de sus sistemas. De hecho, a Irlanda se le pidió durante las negociaciones del rescate país que subiera el Impuesto de Sociedades, cuyo tipo es del 12,5%, hasta la media de la zona euro, algo que rechazó y los socios aceptaron.

El caso de Apple

Una investigación del Senado de Estados Unidos reveló que Apple había dejado de pagar miles de millones de dólares en sus impuestos por declarar a través de compañías registradas en la ciudad irlandesa de Cork y no tributar como empresa residente en ningún otro país.

El senador Carl Levin, presidente del subcomité que hizo la investigación, dijo entonces que la estructura de Apple representaba "el Santo Grial de la elusión fiscal".

Gracias al acuerdo de Apple con Irlanda, la multinacional pagó en impuestos el 3,7% de todos sus ingresos fuera de Estados Unidos en el año 2013, según revelan sus cuentas anuales, señala la agencia Reuters.

Noticias

anterior siguiente