Enlaces accesibilidad

La comisaria de Cambio Climático afirma que el sistema eléctrico español es "insostenible"

  • Connie Hedegaard ve urgente "una reforma energética" en España
  • Insta a eliminar el déficit tarifario para estimular el crecimiento

Por
La comisaria de Cambio Climático: "El sistema eléctrico español es insostenible"

La comisaria europea de Cambio Climático, Connie Hedegaard, ha señalado que "el sistema eléctrico español es insostenible" y que "España necesita urgentemente una reforma energética".

Entrevistada en Economía en 24 horas, la comisaria se ha mostrado muy firme en la necesidad de que el Gobierno ataje de una vez por todas el déficit de tarifa en el sistema eléctrico, un objetivo que debería haberse conseguido en 2013. "Cuanto más tarde en arreglar el déficit tarifario más tardará España en crecer", ha afirmado Hedegaard.

La responsable europea ha puesto como ejemplo el aumento de la factura de la luz que ha sufrido España en los últimos años y su dependencia de la importación de combustibles fósiles de otros países. Al respecto ha apuntado que España se gasta más de 60.000 millones al año en esta importación, "lo que supone un 4% del PIB que se va fuera de España".

Dependencia energética

En toda Europa, necesitamos reformar la política energética y climática, pero la Comisión no dice a cada país como cumplir los objetivos "hay países que apuestan más por las renovables y otros que ponen el acento en la eficiencia energética".

La Comisión con el programa para 2030 intenta que Europa no dependa tanto de la importación de energía con precios impuestos por otros países. Esto "ayudaría a bajar las facturas energéticas y a crear puestos de trabajo que tanto necesitan países como España", ha indicado la comisaria.

Sobre el trasvase de altos cargos de la política a las compañías eléctricas, conocido como la puerta giratoria al sector energético, la comisaria ha apuntado que le han preguntado varios periodistas por lo que "parece un problemón aquí, pero no me pronuncio".

Hedegaard tampoco ha querido entrar en el espinoso asunto de las prospecciones petrolíferas en aguas cercanas a Baleares y Canarias y se ha limitado a recordar que "no le compete" porque es una decisión de las autoridades españolas.

Transparencia con el fraking

Acerca de la práctica del fraking, Hedegaard ha explicado que la Comisión Europea no es "quien para decidir si un país debe practicar fraking o no debe hacerlo". Así, ha apuntado que, si alguno se muestra a favor de esa práctica lo que hace la Comisión es "aconsejarle".

"Por ejemplo, entre nuestros consejos está que si se practica el fracking se haga con transparencia y se explique a la ciudadanía los químicos usados", a diferencia de Estados Unidos donde no estaban claros que liquidos se usaban para fracturar el terreno.

Antes Hedegaard se ha reunido con el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, para presentarle el paquete de Cambio Climático y Energía 2030, que la Comisión Europea hizo público el pasado mes de enero y que, entre otros objetivos, plantea una reducción del 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero con respecto a los datos de 1990.

La comisaria ha recordado que hay que cumplir un objetivo vinculante a escala de la UE de, al menos, un 27% de energías renovables, mejorar las políticas de eficiencia energética o una serie de nuevos indicadores para garantizar un sistema energético competitivo y seguro.

España cumplirá con el objetivo de renovables

Arias Cañete, ha asegurado que España cumplirá "sin problemas" el objetivo de energías renovables fijado por la Comisión y ha recordado que el consumo de estas energías en 2013 "ya está en el 17,3%".

El ministro le ha comunicado a Hedegaard su preocupación acerca de la falta de interconexión energética porque "España y Portugal son unas islas energéticas en Europa" y, a su juicio, la reducción de emisiones "debe ir acompañada de actuaciones de la comisión para apoyar la interconexión". El porcentaje actual "es muy bajo y no llega al 10% que se acordó en el Consejo de Barcelona en 2002".

También ha apuntado que el objetivo del 40% de reducción de emisiones de efecto invernadero planteado por la CE "puede ser muy razonable", pero ha solicitado a la comisaria "que se reparta el esfuerzo de reducción entre los Estados miembros de manera proporcional, para que unos países no tengan que hacer mucho más esfuerzo que otros".

Noticias

anterior siguiente