Anterior El SPD reitera su intención de liderar la oposición tras la derrota electoral Siguiente La Fiscalía ordena a Trapero requisar urnas e identificar a los responsables de los centros electorales Arriba Ir arriba
Castañuela y serranos entre una pradera de Posidonia oceánica en Cala Mondragó, Mallorca.
Castañuela y serranos entre una pradera de Posidonia oceánica en Cala Mondragó, Mallorca. Oceana/Carlos Suárez

Las posibles prospecciones petrolíferas en Ibiza y Valencia desatan la oposición social

  • Posibles prospecciones entre Ibiza y Valencia han causado revuelo

  • Denuncian que las técnicas que prevén usar dañarán el ecosistema marino

  • El Govern balear está en contra de las prospecciones, el ministro Soria, a favor

|

Diversas organizaciones civiles y colectivos profesionales de las Islas Baleares, Comunidad Valenciana y Andalucía, llevan varios años oponiéndose a la posibilidad de que se puedan explorar y explotar hidrocarburos en el mar Mediterráneo.

El rechazo, al que también se ha sumado el Govern balear, se ha concentrado en un proyecto de prospección petrolífera que se pretende llevar a cabo en Ibiza.

Se encuentra en el final del periodo de la fase de información pública y ya son miles las alegaciones en contra por motivos económicos y medioambientales.

Campaña de sondeos acústicos

En el último año, y especialmente, en las últimas semanas, se han multiplicado las voces en contra de las posibles prospecciones de hidrocarburos por parte de Capricorn Spain Limited, una filial de la petrolera escocesa Cairn Energy, a unos 50 km al oeste de Ibiza y a una distancia de 50 km del puerto de Valencia.

El proyecto se encuentra en fase de información pública hasta el 22 de febrero el estudio de impacto ambiental del proyecto llamado 'Campaña de Adquisición Sísmica 3D en los permisos B, G, AM-1 y AM-2 en el Golfo de Valencia', en unos 2.420 km2 -se ha ampliado el plazo, según la plataforma Eivissa diu no-.

Esta campaña busca estructuras geológicas en el subsuelo que puedan almacenar hidrocarburos. Para ello usarán unos cañones de aire comprimido que estarán remolcados por un barco de adquisición de unos 100 metros de eslora a una profundidad de entre 6 y 7 metros bajo la superficie del mar.

Según explica la plataforma Aliança Mar Blava, los cañones disparan a las aguas marinas 'burbujas' de aire a alta presión a lo largo de unos 75 días.

Las ondas acústicas provocan lesiones graves a la fauna marina

La explosión de la burbuja produce, según afirman, un fuerte sonido que penetra hasta 7.000 metros en el suelo marino. Las ondas acústicas emitidas tienen un nivel sonoro de 249 a 265 decibelios (dB) y una frecuencia de entre 10 y 250Hz -un avión a reacción emite un ruido de unos 140dB-.

Denuncian que estas ondas acústicas provocan lesiones graves a la fauna marina, así como "una importante disminución de las capturas pesqueras durante largos periodos de tiempo".

Asimismo, critican el posible daño a los espacios protegidos próximos a las zonas de protección, y alertan de que el mar puede contaminarse con lodos, productos químicos y residuos oleosos que se podrían derramar durante las perforaciones.

También solicitan que se haga un informe de evaluación ambiental global de todos los proyectos previstos en la zona y no de forma individual.

Peticiones de búsqueda de hidrocarburos

La situación comenzó a finales de 2010, cuando tres proyectos obtuvieron permisos para hacer investigación de hidrocarburos a través de tres Reales Decretos aprobados por el anterior Gobierno socialista.

Dos de ellos se aprobaron para permitir buscar petróleo entre las costas de la Comunidad Valenciana y las Baleares.

Uno lo obtuvo Capricorn Spain Limited, mientras que la compañía británica MEDOIL, consiguió tres permisos denominados 'Albufera', 'Benifayó' y 'Gandía' -actualmente su titular es la sociedad Capricorn Spain Limited y la empresa ha decidido no continuar la parte del proyecto más cercana a la Albufera-.

Por su parte, la canadiense Sherrit International Corporation, a través de su filial CNWL OIL obtuvo permiso para buscar gas natural y petróleo con cuatro proyectos llamados 'Chinook' frente a las costas de Málaga, Granada y Almería, en el mar de Alborán.

En la actualidad hay más proyectos que han encontrado oposición social, como las peticiones para hacer prospecciones en el mediterráneo Golfo de León -concretamente una campaña sísmica frente a las costas de Baleares y Cataluña- y otros proyectos en el mar Cantábrico, el golfo de Cádiz o frente a las islas de Lanzarote y Fuerteventura en el archipiélago canario.

En este sentido, Oceana ha señalado que un 45% de las aguas españolas mediterráneas podría quedar abierto a la exploración y explotación de hidrocarburos si se aprueban los proyectos pendientes de autorización administrativa.

Defensa de la costa mediterránea

Para el proyecto previsto entre Ibiza y Valencia, la plataforma Balears diu no ha entregado 7.000 alegaciones, el Grup d'Ornitologia Balear más de 1.500, Ecologistas en Acción ha anunciado que presentará más de mil y que ya ha recogido más de 31.000 firmas en la petición online, 'No a las prospecciones petrolíferas en el Mediterráneo'.



Otras organizaciones, como Aliança Mar Blava y Oceana también están recogiendo alegaciones, y se han convocado manifestaciones de protesta en Castellón e Ibiza el mismo sábado que finaliza el periodo de información pública.

Paris Hilton: Ibiza está en peligro. No es un mito, ni una metáfora ni una exageración

Por otro lado, diversas personalidades que frecuentan la isla pitiusa comenzaron a pronunciarse en Twitter en su defensa, como Paris Hilton, Kate Moss, Alejandro Sanz, DJ Carl Cox o DJ Fat Boy Slim. También se viralizó la iniciativa de colgar fotografías con desnudos de denuncia.

El pasado miércoles 5 de febrero tuvo lugar una acción en la Gran Vía de Madrid en la que decenas de activistas protestaron, en colaboración con la activista Jil Love, quien posó desnuda con el cuerpo cubierto de alquitrán, según informó EFE.

Industria: el Gobierno no puede frenar las prospecciones

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, señaló la pasada semana, en declaraciones a Cadena Cope Canarias recogidas por Europa Press que "el Gobierno de la nación no puede frenar esas prospecciones porque están autorizadas conforme al marco legal" y esto "vale para Baleares, para Galicia, Cataluña, Canarias y para cualquier autorización".

Por otra parte, Soria ha mostrado su posición ante la búsqueda de hidrocarburos en aguas españolas este miércoles en el programa Los Desayunos: "Si hubiera sería muy bueno para España. Si hay gas también, porque tenemos una dependencia de importación de hidrocarburos de más del 99% de nuestro consumo".

Las afirmaciones de Soria contrastan con la posición del Gobierno balear, que ha discrepado del Ejecutivo central en diversas ocasiones.

Así se expresaba el presidente José Ramón Bauzá a finales de enero, después de firmar las alegaciones de Aliança Mar Blava, como recoge Europa Press: "Este Govern está en contra de las prospecciones porque no podemos poner en riesgo el motor de nuestras islas, que es el turismo. Además, la protección medioambiental es otro de los valores que tenemos".

Una delegación balear se desplazó este lunes a Bruselas para trasladar al comisario europeo de Medio Ambiente, Janez Potocnik, la oposición del Ejecutivo balear y de diversas organizaciones a las prospecciones para buscar hidrocarburos.

Aunque el comisario remarcó que las competencias son de cada Estado miembro, las autoridades baleares han solicitado a la Comisión que contemple la posibilidad de hacer estudios de impacto ambiental a nivel comunitario cuando se den proyectos como los actuales, que pueden repercutir en varias zonas de la Unión Europea.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente