Enlaces accesibilidad

Adiós a la central de Garoña, que se apaga por el nuevo impuesto del Gobierno a la energía nuclear

  • Es la más antigua de España en activo y su reactor es gemelo del de Fukushima
  • La central burgalesa puede llegar a producir el 6% de la energía nuclear del país
  • Levantada en 1971, fue en su día la de mayor potencia de la Europa occidental
  • España cuenta con ocho reactores para seis centrales nucleares

Por
La central nuclear de Garoña cesa su actividad esta noche

La energía nuclear en España en 2011

Potencia total instalada: 7.727 MW

Producción de energía nuclear eléctrica: 57.648 GWh

Porcentaje sobre la producción total: 19,6%

Número de centrales: 6, Garoña, Almaraz, Ascó, Cofrentes, Vandellós II y Trillo

Número de reactores: 8, Almaraz y Ascó cuentan con 2 reactores

La central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) se ha apagado este domingo y cerrará de forma definitiva antes de que acabe el año. Así lo hizo público el pasado viernes la empresa propietaria, Nuclenor, mediante un comunicado en el que vinculaba directamente la decisión al coste de la reforma energética aprobada por el Ejecutivo central.

La nuclear más antigua del país dejará de producir electricidad antes de lo previsto si no se deroga o no se cambia de forma sustancial la Ley de Medidas Fiscales para la Sostenibilidad Energética aprobada por el Gobierno que entrará en vigor el próximo 1 de enero, después de que el Congreso la ratifique esta semana.

Esta ley crea dos nuevos impuestos para la energía nuclear: uno afectará a la actividad de almacenamiento de los residuos radiactivos y el otro gravará tanto la producción de combustible nuclear gastado como los residuos radiactivos resultantes de la generación de energía (el tipo será de 2.190 euros por kilogramo de metal pesado).

Retirar el combustible del reactor en 2013 le costaría a la empresa 153 millones

Es precisamente esta nueva tasa la que perjudica sobremanera a la central de Garoña, que según las estimaciones de Nuclenor -participada al 50% por Endesa e Iberdrola- tendría que pagar 153 millones de euros por vaciar el combustible del reactor en 2013, que es cuando tiene programado su cierre.

Por eso Garoña se desconecta de la red eléctrica este domingo: para extraer el combustible del reactor antes de que acabe el año 2012 y trasladarlo a la piscina de almacenamiento.

Según Nuclenor, varios informes económicos y jurídicos encargados por la propia empresa indican que hacerlo en 2013 obligaría al pago de ese impuesto (lo que) "aumentaría las pérdidas económicas hasta el punto de llevar a Nuclenor a entrar en causa de disolución y en situación concursal". Es decir, que llevaría a la empresa a la quiebra.

España, 8 reactores para 6 centrales

La central de Garoña es la más antigua de las seis que están operando en España y su reactor es gemelo del de la central japonesa de Fukushima. Es también la de más baja capacidad neta instalada con 466 megavatios (MW) que representan aproximadamente un 6% del potencial de producción del conjunto de las centrales nucleares españolas.

El reactor de Garoña es gemelo del de Fukushima

Actualmente, la potencia nuclear de los ocho reactores en funcionamiento es de 7.727 MW y la energía eléctrica producida en las seis centrales supuso en 2011 un 19,48% del total producido en España, según datos del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

Las otras cinco centrales nucleares en activo son, Almaraz (Cáceres) y Ascó (Tarragona) con dos reactores cada una, Cofrentes (Valencia), Trillo (Guadalajara) y Vandellós (Tarragona).

La energía nuclear presente en España desde 1968

La primera central que entró en funcionamiento fue la de José Cabrera en Almonacid de Zorita (Guadalajara) en 1968 y, tras funcionar durante 38 años, el Gobierno decretó su cierre el 30 de abril de 2006, siendo esta la primera central que cerró de manera programada en España.

El cierre de Zorita aviva el debate nuclear

La segunda en construirse fue, precisamente, la de Santa María de Garoña, en 1971, en su día la de mayor potencia de toda la Europa occidental.

Garoña, una central que se inauguró en 1971, en plena expansión de la energía atómica

Posteriormente, a lo largo de la década de los ochenta, abrieron sus puertas Almaraz I y II, en funcionamiento desde 1981 y 1983 respectivamente; Ascó I y II, en 1983 y 1985; Cofrentes, 1984; Vandellós II, 1987; y Trillo, en 1988. Desde entonces no se ha construido ninguna central más en España y se procedió a prorrogar la explotación de las existentes.

De esta manera, en 1999 se renueva el permiso de explotación de las dos más antiguas -Zorita y Garoña- la primera por tres años y la segunda para alargar su operación otra década, hasta julio de 2009.

Posteriormente, el Gobierno amplió por cuatro años más el funcionamiento de Garoña, hasta el 6 de julio de 2013, fecha que más tarde se retrasó hasta 2019 condicionada a la petición de una prórroga por Nuclenor. Pero ésta no lo hizo.

Nuclenor no solicita la prórroga para el funcionamiento de Garoña más allá de 2013

Panorama mundial de la energía nuclear

La energía nuclear suministró en 2010 el 13% de la electricidad mundial, según un informe presentado en 2011 por la Agencia Internacional de la Energía Atómica.

Pero la tragedia de Fukushima en marzo de 2011 pasó factura a la industria nuclear y hubo países como Alemania que se plantearon el cierre de sus centrales. De hecho, se convertirá en la primera gran potencia en prescindir de la energía atómica cuando cierre su último reactor en 2022, tal como anunció el pasado mayo el ministro de Medio Ambiente, Norbert Röttgen, que calificó la decisión tomada como “irreversible”.

EE.UU. es el país que cuenta con mayor número de centrales nucleares: 104

Hoy en día, el número de reactores nucleares asciende a 437 que están instalados en 30 países. A ellos se sumarán los 64 que se están construyendo.

Estados Unidos es el país que cuenta con mayor número de centrales nucleares, 104, pero solo tiene una en construcción. La primera potencia nuclear europea y segunda mundial es Francia con 58 reactores y otro más en construcción. El país galo obtiene algo más del 22% de su electricidad de sus nucleares.

Los países que más están apostando por este tipo de energía son los emergentes. China cuenta con 16 reactores pero tiene en construcción otros 26, cifra que supone el 40% del total de proyectos en curso. Rusia (con 11), India (7) y Corea del Sur (4) son otros países en los que la energía nuclear tendrá más peso en el futuro.

Noticias

anterior siguiente